Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Metamorfosis y futuro de los departamentos de Operaciones y Compras

Por   /   13 agosto, 2018  /   Sin Comentarios

Eric Mass, de AyminigPor Eric Mass, Director de Consultoría de Ayming, Firma consultora especializada en “business performance”.

 

Nuestro mundo está siendo transformado por la digitalización, tanto a nivel personal como empresarial. Crece día a día el número de personas y empresas conectadas que incrementan su eficiencia y productividad a cotas nunca vistas hasta ahora, y se abren nuevas oportunidades que nos permiten responder de un modo más efectivo a los clientes y demandas del mercado.

Mientras tanto, leemos prácticamente todos los días en los medios de comunicación el mensaje de que los negocios que no se digitalicen desaparecerán. El uso de las nuevas tecnologías está proporcionando a las empresas numerosas ventajas competitivas, materializadas no sólo en el aumento de ingresos, sino también en otras funciones del negocio como, por ejemplo, en la cadena de suministro.

Desde la inteligencia artificial (IA), pasando por el Internet de las Cosas (IoT), el “blockchain”, el “cloud computing”, etc., las tecnologías digitales están abriendo las puertas a formas de operar de manera más inteligente y con mayor eficiencia. Un proceso que está siendo más evidente que nunca en los departamentos de Compras y Operaciones en general.

Eso sí, tener acceso a este tipo de oportunidades requiere de nuevas formas de entender cómo accedemos a la información que cambiará para siempre los procesos relacionados con las Compras y Operaciones. La IA por ejemplo, es muestra de ello en aplicaciones orientadas a “procurement”, con resultados muy positivos en aspectos relacionados con la toma de decisiones más rápida e inteligente. Pongamos dos ejemplos para entenderlo mejor. En el negocio de la distribución, la IA permite evitar (aprendiendo de las entregas fallidas) por qué no se pudieron realizar y reprogramar las entregas de mercancía en un horario diferente. Por otro lado, en el negocio del manteniendo remoto, tanto el IoT como la IA permiten detectar qué equipos van a necesitar una intervención, antes incluso de que se haya producido una incidencia o avería.

La digitalización puede ayudar por tanto a los procesos de “procurement” a crear valor y nuevas oportunidades. Transformará los procedimientos que emplean las empresas a la hora de comprar, transformar y vender.

Ahora bien, los responsables de Operaciones se preguntan cuáles de las nuevas soluciones del mercado proporcionarán mayor valor real a sus empresas, cumpliendo sus necesidades y expectativas, sobre todo a corto plazo, y cómo extraer más valor con la digitalización. Indagan sobre cuál es la herramienta que más se adapta a sus necesidades, cuál puede ayudarles a ganar tiempo y conocer mejor su negocio para tomar decisiones, si emplearán o no todos los diferentes módulos y funciones que comportan, etc.

La respuesta a estas cuestiones es, que antes de implementar una herramienta de digitalización, lo primero que tenemos que hacer es pararnos a reflexionar sobre cómo estamos dirigiendo nuestro negocio, qué es lo que queremos hacer en el futuro y cómo podríamos evolucionar. Y una vez tomado consciencia de todo ello, valorar las diferentes soluciones que en el mercado podrían adaptarse mejor e implementar las funciones que podrían realmente mejorar la operativa de trabajo del negocio.

La realidad es que las funciones de Compras y Operaciones se encuentran por tanto en la actualidad en medio de flujos de datos internos de la empresa y sus proveedores. Trabajan con datos históricos generados por sus sistemas ERP, de contabilidad y de previsión de la demanda. Piensan que gracias al “big data” y otras tecnologías mejorará la toma de decisiones basada en datos, y sueñan con estar conectados con todos sus proveedores, tener acceso a los datos relevantes sobre estructuras de costes, disponibilidades, plazos, riesgos financieros y operativos, métricas de servicio y calidad.

En definitiva, piensan que la digitalización es la clave para conseguir mejoras reales y significativas en el desempeño de sus departamentos (cumpliendo sus expectativas de ahorro, de eficiencias y pudiendo dedicar más tiempo a otras tareas de más valor para la empresa).

En este sentido, los cambios de hábitos de compra a nivel individual están impactando fuertemente en los modelos de negocio B2B y B2C. Parece que vivamos en dos mundos paralelos: ¿Por qué tenemos que esperar 3 ó 4 meses para tener un coche nuevo o una entrega de materia prima? En nuestra vida diaria podemos comprar con un clic cualquier electrodoméstico, muebles, ropa, viajes, etc.; entonces, ¿por qué esto no es así en el mundo de los negocios?

Hecha esta reflexión, los escenarios que pueden vivir los departamentos de Compras en estos próximos años son diversos. ¿Desaparecerán debido a que la tecnología se va a desarrollar tanto que los procesos estarán totalmente automatizados gracias a la inteligencia artificial? Cadena de suministro, de Pixabay¿Seguirá avanzando la digitalización y Compras se ocupará más de funciones operacionales? ¿Se concentrará en Compras la responsabilidad del desarrollo de los modelos de negocio a seguir y la gestión de tendencias?

La metamorfosis que está por llegar en los departamentos de Compras muchos la vislumbran ya. Y toda empresa que se considere competitiva deberá contar con un equipo especializado para acometer esta transformación, íntimamente ligada a la innovación en el amplio sentido de la palabra. ¿Está cada vez más cerca la sustitución de Compras por un “Siri”? Definitivamente, el usuario interno expresará a un “Siri” su necesidad, y la cadena de suministro se pondrá en marcha por sí sola. Esto es más que seguro.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *