Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Tendencias de diseño en la humanización de las oficinas

Por   /   30 mayo, 2014  /   Sin Comentarios

Oficinas humanas, de OfitaPor Ofita, Empresa española especializada en planificación y mobiliario de oficinas.

 

Las nuevas tendencias en el diseño de oficinas hablan de espacios abiertos, acogedores, mucho más humanos y flexibles y cada vez más parecidos a los hogares. Son espacios basados en la comunicación, en la innovación, la creatividad y en las emociones; espacios que animan el espíritu, que facilitan el intercambio de ideas y el acceso a la información, que aportan la privacidad necesaria.

En esencia puede hablarse de cinco tendencias claras: 

–       Espacios abiertos

La cultura empresarial de las organizaciones y sus estilos de liderazgo están cambiando. Hoy prevalecen las estructuras horizontales, sin jerarquías, y las políticas de puertas abiertas, sin barreras que dificulten la comunicación entre las personas. Actualmente, la tendencia es minimizar los espacios cerrados e imperan las zonas abiertas y las áreas diseñadas para la comunicación, en las que fluyen libremente el talento, la creatividad y las ideas de las personas.

–       Flexibilidad

Diferentes tendencias actuales, como el trabajo por proyectos, convierten a la flexibilidad en una prioridad absoluta. Flexibilidad que permite que la oficina esté viva, que cambien los equipos, que varíe el espacio según el proyecto. Espacios que permitan los cambios continuos y adaptables a las formaciones de nuevos equipos, a las nuevas estructuras, a las nuevas formas de trabajo y a la evolución de las tecnologías.

–       Socialización

Para favorecer la comunicación, el trabajo en equipo, la comunión de ideas y los conocimientos y la creatividad de las personas, las oficinas se dirigen hacia espacios abiertos, por lo que los entornos de trabajo tienden a socializarse, bien sea con espacios compartidos por equipos o con zonas comunes.

En ese sentido, una tipología en auge son los espacios informales: zonas de club semejantes a las salas ejecutivas de los aeropuertos, cafeterías, billares, espacios de descanso, etc. Su finalidad es fomentar las relaciones entre los empleados, humanizar las oficinas, favorecer la creatividad y aumentar la calidad de vida en el trabajo.

Socialización de oficinas, de OfitaPor otra parte, la mayor flexibilidad y movilidad, así como un mayor trabajo en equipo, hacen que cada vez más gente pase menos tiempo en un puesto de trabajo concreto (esté o no dentro de la oficina), cuestionando en ocasiones el tradicional ratio 1 trabajador=1 puesto de trabajo.

Por esta razón, cada vez más empresas recurren a alternativas a los puestos de trabajo personalmente asignados. Estas nuevas soluciones les permiten una utilización más racional del espacio, que se diseña y distribuye en función de la presencia real de los trabajadores, y no de su número absoluto.

En esa línea, el “desk-sharing” (un puesto de trabajo es compartido por varias personas que trabajan en distintos turnos) es una de las alternativas más extendidas. Es, por ejemplo, el sistema utilizado generalmente en los “call centers”.

Pero la tendencia es hacia sistemas de oficina flexibles en los que los empleados no tienen un puesto en la oficina, sino que se les asigna uno cuando acuden a ella. Es el sistema de no territorialidad: no existen espacios personalmente asignados, sino una elaborada oferta de diferentes puestos de trabajo que permite adaptar mejor los espacios a nuestros procesos y dinámicas de trabajo.

–       Espacios más humanos

La oficina se humaniza y los espacios de trabajo se personalizan para satisfacer los gustos y necesidades individuales: necesidades de privacidad y confort, de archivo, funcionales… Hoy, la oficina está al servicio de los empleados, proporcionándoles el entorno ideal para que se desarrollen plenamente. Los nuevos entornos laborales, además de ser funcionales, son estéticamente agradables, confortables y saludables para las personas que trabajan en ellos.

–       Movilidad

Espacios abiertos, de OfitaLa socialización de los centros de trabajo y su flexibilidad, basada en los cambios constantes, ha dado lugar, en primer lugar, al diseño de elementos móviles. Pero la movilidad va más allá de los elementos, y a medida que la evolución tecnológica va permitiendo trabajar desde cualquier sitio, la oficina adquiere una connotación más portátil.

Otras tendencias

En cualquier caso, hay otras tendencias fuera de estos cinco bloques anteriores, aunque siempre están relacionadas o son derivadas suyas:

–       Las oficinas se diseñan en torno a procesos, formas de trabajo y funciones,  y no a jerarquías como en la oficina tradicional.

–       Se reduce la superficie requerida por las empresas para su ubicación, y también el espacio asignado a cada trabajador.

–       El espacio deja de ser propiedad de cada trabajador, porque el trabajador ya no siempre ocupa el mismo espacio.

–       Disminuye cerca de un 10% el número de despachos en las empresas y se incrementan los puestos de trabajo abiertos.

–       Aumenta considerablemente la superficie destinada a salas de reuniones.

–       Se reduce la superficie dedicada a archivos.

–       Aumenta el espacio dedicado a los servicios (cafeterías, office…) y las áreas de descanso u ocio, consideradas como zonas de relación/comunicación.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *