Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

La Dirección General asume el liderazgo en la transformación digital

Por   /   18 octubre, 2017  /   Sin Comentarios

La transformación digital de las empresas está siendo liderada paulatinamente por la dirección general, tal y como pone de manifiesto un informe llevado a cabo por la escuela de negocios EADA y la consultora estratégica de transformación digital RocaSalvatella.

Según el citado estudio, que es la segunda edición del “Nivel Directivo Digital”, para el que se ha encuestado entre mayo y julio de este año a 550 directivos de diferentes sectores y tamaños de empresa, nada menos que un 37% de los ejecutivos consultados considera que la Dirección/Gerencia de las empresas es la que se está poniendo al frente de dicho proceso de digitalización, en tanto que otro 20% de los sondeados entiende que es un labor que desarrolla el departamento de IT y un 18% cree que lo está llevando a cabo el departamento de marketing. Bastantes menos son los que opinan que el liderazgo en ese cambio lo lleva a cabo la área de comercial y ventas (apenas el 8% lo señala así), la de I+D+i (6%), la de Recursos Humanos (6%), etc. Esto supone un cambio respecto a un informe similar de 2015, en el que las organizaciones percibían que lo digital era, Manager digital, de pixabayen buena medida, equivalente al marketing digital, por lo que era esa área funcional de la empresa la que lideraba el tema (opinión entonces del 32%), mientras un 27% decía hace dos años que la transformación era pilotada por el departamento de Business & Tecnology (TIC).

Con relación a la percepción del nivel de madurez digital de nuestros directivos, la nota media reflejada por los entrevistados asciende a 6,1 puntos sobre un máximo de 10, si bien destacan en concreto en habilidades que se aplican a la manera de trabajar y comportarse como individuo y son principalmente operativas (nota de 7,1 puntos), mientras que solo aprueban en trabajo en equipo (5,5) y suspenden en el ámbito de toda la organización (4,9) o en el entorno en que operamos (4,6). Se puede concluir que las habilidades más operativas son las que están más desarrolladas, algo que no ocurre con las de aplicación más estratégica.

Lo cierto es que, según el modelo de competencias, existe en general en el citado colectivo un buen nivel de conocimiento digital (7,8 puntos sobre 10) y comunicación digital (7,1 puntos), e incluso también en aprendizaje continuo (7,1) y gestión de la información (6,7), pero a medida que se alejan de su entorno más próximo o zona de control, la cuestión se complica. Así, su madurez digital en trabajo en red se limita ya a una nota de 6,0, a un 5,4 en cuanto a liderazgo en red, e incluso no aprueban en visión estratégica (4,8 puntos) u orientación al cliente (4,5).

Por otra parte, el informe refleja que las empresas no hacen un uso intensivo de las tecnologías de la información como herramienta competitiva. De hecho, únicamente un 37% de los ejecutivos percibe el uso de la tecnología en su empresa como herramienta competitiva como “alta” o “muy alta”, frente al 38% que hacen un “uso medio” y el 26% restante que lo emplea “poco” o “nada”, mostrando nuevamente el “gap” existente entre el ámbito personal y organizacional y reflejando el estadio en que se encuentran las empresas, que deben transformarse digitalmente para tener éxito en el nuevo escenario en que la transformación digital no es únicamente tecnológica, sino social, cultural y económica.

De esta manera, la conclusión del estudio es que los directivos están a buen nivel en cuanto a conocimiento de las tecnologías móviles y su aplicación en el día a día para el acceso al correo, documentos e información. Es decir, saben aplicar las tecnologías digitales que permiten trabajar desde cualquier ubicación y acceder a la propia información (correos, documentos, agenda, calendario). Sin embargo, fallan en la aplicación de las tecnologías más recientes como realidad virtual, realidad aumentada, Internet de las Cosas, el “cloud”, “blockchain”, etc.

Por lo tanto, con respecto al estudio de 2015, se puede concluir que los directivos han mejorado en el uso de herramientas digitales para promover la creatividad y la innovación a los procesos, a la vez que han interiorizado el papel de las tecnologías digitales como fuente de innovación. Pero también es preciso apuntar que han retrocedido con relación a dos años antes en el uso de diferentes fuentes para estar informado (se conforman con la aplicación que concentra muchas fuentes y pierden riqueza informativa en favor de la comodidad).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *