Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

El neuromarketing y la comunicación en pymes

Por   /   20 marzo, 2019  /   Sin Comentarios

Por Agenciasdecomunicacion.org, Firma asesora en comunicación y buscadora de partner en comunicación.

 

Las emociones tienen un gran impacto en cómo los consumidores perciben su relación con las marcas. Por eso, las empresas deben esforzarse por generar sentimientos positivos que creen relaciones duraderas con sus clientes objetivos. Sin embargo, cabe recordar que los seres humanos somos más sensibles a las experiencias negativas que a las positivas, por lo que las compañías están obligadas a luchar por minimizar el impacto de los malos recuerdos para que no se genere una percepción dañina de su imagen. Marketing emocional, de PixabayY es justo ahí donde las estrategias de neuromarketing cobran gran significado.

Lo cierto es que el neuromarketing permite analizar cómo reacciona el cerebro ante una determinada decisión de compra, estudiando los estímulos sensoriales que recibe el sujeto y todos aquellos atributos tangibles e intangibles que percibe. Así es posible conocer el nivel de memoria, de atención y de emoción que genera una determinada acción en el consumidor. Porque no puede olvidarse que diversos estudios demuestran que la mayoría de las decisiones de compra se producen de un modo inconsciente e irracional, y son las emociones las que dirigen las decisiones de compra, no la lógica.

En esa línea, aplicado al campo de la comunicación, el neuromarketing permite:

1. Conocer si el consumidor recibe los mensajes que lanza la marca de una forma emocional y positiva.

2. Diseñar estrategias de comunicación que faciliten la conexión emocional positiva entre marcas y clientes, contemplando las diferentes reacciones que pueden generar.

3. Redirigir las acciones comunicativas y segmentarlas en función de las respuestas emocionales del público objetivo.

4. Aumentar el ratio de éxito de las acciones promocionales.

5. Realizar una estrategia de “branding” centrada en las expectativas, deseos y necesidades del consumidor, más allá de las que ha verbalizado con anterioridad.

Al respecto, conviene señalar que las aplicaciones del neuromarketing ofrecen, según los expertos, un abanico muy amplio que comprende desde el “packaging” de un producto hasta su colocación en el lineal de un supermercado, pasando por la web de la empresa. Por eso, cuando hablamos de esta ciencia, lo hacemos de mucho más que de colores u olores, y nos estamos refiriendo a técnicas que nos permiten saber cómo reacciona el cerebro del consumidor ante una determinada marca. Y esto resulta algo imprescindible en un mercado dónde cada día es más complicado sobresalir y dónde los clientes son cada vez más exigentes y están mejor informados.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *