Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Las mujeres en mandos intermedios y directivos cobran un 10% menos que los hombres

Por   /   10 diciembre, 2013  /   Sin Comentarios

Mujeres directivas, de Free DownloadSegún pone de manifiesto un reciente informe de Randstad Professionals, consultora internacional especializada en selección de puestos de directivos y técnicos de alto nivel, la mujeres en mandos intermedios y directivos de diversos niveles cobran de media en nuestro país un 10% menos que los hombres en esos mismos puestos, siendo el promedio salarial de las féminas de unos 33.851 euros, frente a los 37.793 euros de los hombres.

No obstante, la diferencia varía mucho en función de los distintos sectores de actividad, hasta el punto que, si se consideran, por ejemplo, los nueve sectores en los que se registra un mayor número de contrataciones, la desigualdad alcanza, en el caso del transporte y la logística, al 28% (40.837 euros, frente a 29.425), siempre en contra de las féminas; al 26% en la banca (46.857 euros frente a 34.889); al 22% entre las financieras (44.557 euros, frente a 34.774), o al 14% en la ingeniería (37.130 euros, frente a 32.024). Sin embargo, son menos desproporcionadas las brechas en ventas & marketing (38.605 euros ante 36.499, lo que supone un -5%), salud & farmacia (36.480 euros por 35.043 de las mujeres, que es un -4%), el retail (33.327 euros de los hombres por los 32.406 que cobran las mujeres, es decir un -3%) e informática, donde la desproporción se limita a un -1%, ya que los ejecutivos y directivos de este sector perciben de media 34.626 euros, mientas que las ejecutivas y directivas obtienen 34.303 euros mensuales.

Según María Ángeles Tejada Barrio, directora general de Randstad Public Affairs y presidenta de FIDEM (Fundación Internacional de la Mujer Emprendedora), “si bien es cierto que el salario en el momento de acceder al mercado laboral no presenta diferencias entre hombres y mujeres, observamos que, en casi todos los sectores, a medida que las féminas avanzan en su carrera profesional, su retribución disminuye con respecto a la de los hombres. Esto se debe en gran parte a su periodo maternal o reducción de horario, un tiempo que la mujer dedica a la familia y no le permite acceder a puestos de promoción, pudiendo perder competitividad en su profesión. A esto se suma el hecho de que la mujer espera a ser reconocida en su trabajo y valorada económicamente por sus logros, pero no siempre se anticipa o defiende los mismos”.

La verdad es que la maternidad parece influir decisivamente, pues, según el “Estudio Internacional Randstad Employer Branding”, las mujeres menores de 25 años presentan las mismas prioridades que los hombres en cuanto a la proyección de su carrera profesional, pero a medida que aumenta la edad de las féminas lo hace también el interés por otras cuestiones relacionadas con lo personal para conciliar la vida laboral y familiar, como la flexibilidad en el trabajo y una ubicación estratégica, entre otros.

La desigualdad en los salarios y el hecho de que sean inferiores entre las mujeres viene a explicar también la realidad de que el aumento de la presencia femenina en puestos directivos en determinados sectores no haya supuesto un incremento salarial global en la misma medida. Un ejemplo de ello es el sector bancario, donde ahora los puestos de responsabilidad de mandos intermedios y directivos están copados en el 56% de los casos por mujeres, lo que, sin embargo, no ha representado un incremento salarial en la misma medida.

Sin embargo, lo cierto es que, del total de la muestra utilizada para elaborar el estudio, el 68% de las contrataciones para cargos de responsabilidad correspondieron a hombres y el 32% a mujeres. De esta manera, se constata una vez más la presencia mayoritaria del género masculino en los puestos más elevados dentro de las compañías. Una de las causas por las que las mujeres, a pesar de estar muy cualificadas, no llegan a ocupar tantos puestos directivos y de técnicos de alto nivel como los hombres puede estar relacionada con el cambio en sus prioridades, al no serles posible en muchas ocasiones compaginar su vida familiar con las cargas que acarrea asumir un puesto de este perfil (horarios dilatados, viajes, desplazamientos, etc.).

Mujeres mandos intermedios, de Free DownloadEn concreto, entre los sectores más activos, únicamente en retail (59% de mujeres y 41% de hombres), salud & farmacia (58%) y banca (56%) el porcentaje de personas contratadas es superior en mujeres que en hombres, mientas que en el resto las diferencias son mucho más acusadas a favor de éstos: el 56% en finanzas; el 73% en ventas & marketing; el 75% en transporte y logística; el 80% en ingeniería; y nada menos que el 92% en informática, actividad en la que solo el 8% de todas las contrataciones son de mujeres.

Y todo ello a pesar de que, conforme detalla el “Estudio Internacional Randstad Workmonitor”, los españoles son los que más defienden que las mujeres están más preparadas que los hombres para asumir puestos de responsabilidad (el 56,6% de los consultados lo considera así). A los españoles les siguen los chilenos (56,2%), los brasileños (54,9%) y los mexicanos (50,8%), en tanto que en el resto de países entienden que son los hombres los más capacitados.

Por otra parte, España también se encuentra, con un 58,3% de opiniones a favor, entre los tres países que más quieren que las mujeres dirijan áreas de responsabilidad, solo superados por China (79,1%) y Chile (58,6%), aunque en este país andino en un nivel similar al nuestro. Además, el porcentaje de españoles que se decantan por una mujer como jefe (41%) es ligeramente superior a los que prefieren a un hombre (35,1%). En ese sentido, los países que superan a España son China (55,4%), Chile (46,4%), Hong Kong (44,3%), Italia (43,8%), Brasil (43,3%) y EE.UU. (43%).

Imagen cortesía de Michal Marcol y Ambro / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *