Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Directivos  >  Artículo actual

Solo un tercio de los puestos directivos en los próximos años serán para las mujeres

Por   /   14 noviembre, 2014  /   Sin Comentarios

A pesar de las últimas dos décadas de esfuerzos por parte de las compañías para lograr la diversidad e igualdad de género, según el nuevo estudio mundial de la consultora de talento Mercer “Cuando las mujeres prosperan, las empresas prosperan”, las organizaciones que han participado en el mismo entienden que, si el enfoque actual se mantiene sin cambios, sólo un tercio de los puestos directivos del mundo será ocupado por mujeres en los próximos 10 años.

Mujeres en dirección, de PixabayEs más, en  economías maduras como Estados Unidos y Canadá sólo un 26% de las mujeres ocuparán cargos ejecutivos en el 2024 (24% en la actualidad), mientras que se espera que la representación femenina en puestos directivos en países en desarrollo crezca de manera más rápida, e igualmente entre las organizaciones de Europa/Oceanía podrían mejorar sustancialmente en igualdad de género en los niveles más altos de las empresas durante los próximos 10 años, ya que se espera que las organizaciones de la región incrementen el número de mujeres en cargos ejecutivos del 18% a 47%. Por su parte, las organizaciones latinoamericanas también podrían mostrar un crecimiento significativo en la representación femenina en el nivel ejecutivo en la próxima década, con un crecimiento esperado a partir del 12% actual al 39% en 2024.

Lo cierto es que, en cuanto a la contratación, la situación de las mujeres en Estados Unidos y Canadá están por detrás de sus compañeros varones en todos los niveles de carrera, excepto en los niveles profesionales y ejecutivos, mientras que las mujeres en Europa/Oceanía también están por detrás en todos menos en el nivel directivo. Por su parte, las organizaciones en América Latina son las más agresivas en cuanto a contratación de mujeres en los niveles de entrada, pero comienzan a quedarse atrás en comparación con los empleados masculinos en niveles de mandos medios.

No obstante, desde la perspectiva de la gestión del talento, las estrategias óptimas varían según las regiones. Así, Mercer apunta que, en Estados Unidos y Canadá, las empresas deberían centrarse en la mejora de la equidad en las promociones, en tanto que en Europa/Oceanía las empresas necesitan mejorar la contratación de mujeres y las organizaciones de América Latina deberían centrarse en mejorar la retención de mujeres. Y, eso sí, en todas las regiones se da la necesidad de centrarse en la retención de las mujeres en cargos ejecutivos.

Un hallazgo clave de la investigación de Mercer muestra que la participación activa de los principales líderes en la diversidad de género conduce a una mayor y más rápida representación de las mujeres en cargos directivos, más que si únicamente se cumple lo establecido por ley. Sin embargo, lo cierto es que poco más de la mitad (56%) de las organizaciones indica que sus altos directivos participan activamente en los programas de diversidad e inclusión. Además, un equipo especializado responsable de la igualdad salarial conlleva a que más mujeres ocupen puestos de mayor nivel, mientras que las políticas comunes -las destinadas a garantizar la equidad a través de horarios de trabajo flexibles y programas de bajas– están asociadas con una mejoría más ralentizada en el número de mujeres en posiciones ejecutivas.

El informe de Mercer también concluye que las soluciones no tradicionales para la diversidad de género impactan positivamente en la capacidad a largo plazo de las organizaciones para atraer y retener el talento femenino. Por ejemplo, los programas de jubilación más diversos, incluyendo el seguimiento de los ahorros por género, proporcionando formación de inversión personalizada a las diferentes realidades de género, y las campañas de educación para la salud en función del género se correlacionan con una mayor representación de las mujeres en los niveles superiores. Sin embargo, menos del 15% de las organizaciones monitoriza los ahorros y ofrece programas de jubilación personalizados a los diferentes comportamientos de género.

El estudio, que ha sido desarrollado con el apoyo y asesoramiento de la Fundación de Certificación EDGE y que analiza los datos de más de 1,7 millones de empleados en 28 países (incluyendo más de 680.000 mujeres), incide en que las compañías aún están lejos de alcanzar la igualdad de género. A pesar de que constituyen el 41% de la fuerza laboral a nivel mundial, la mayor representación de las mujeres en todos los niveles de carrera está en las funciones de soporte. Las mujeres representan el 40% de la fuerza de trabajo a nivel profesional y el 36% en mandos medios, pero sólo el 26% de los puestos directivos y el 19% de la alta dirección.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *