Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

La rebelión de los “millennials” llega a la empresa

Por   /   13 abril, 2017  /   Sin Comentarios

Por Ana Sarmiento, Administradora de empresas, coach y experta en estrategias de Recursos Humanos para “millennials”.

 

Hasta el año pasado, la generación predominante claramente en las estructuras de trabajo de las empresas era la “Generación X”, integrantes también conocidos como “baby boomers”, es decir, aquellos que nacieron antes de 1963. Trabajadores jóvenes, de Free DownloadSin embargo, actualmente el número de “millenials” que trabaja en una organización se ha igualado al de la “Generación X” y, según la consultora Deloitte, en 2025 la “Generación Y” supondrá el 75% de la fuerza laboral.

Lo cierto es que la revolución organizacional en las empresas ha comenzado. Adaptarse o morir. Esta es la cuestión a la que se enfrentan las organizaciones empresariales de todo el mundo. Y sucumbirse a las nuevas formas de trabajar de la generación más preparada de todos los tiempos, los “millennials”, es la única vía posible de permanecer. Integrar el estilo de vida de la “Generación Y” en el mundo de los negocios, así como lograr que la transición hacia esta nueva forma de trabajo sea lo más armónica posible, es clave, y sólo las empresas que consigan integrar a los “millennials” en su estructura de trabajo lograrán sobrevivir a largo plazo.

Hasta hoy, las empresas han estado resistiendo su estilo de trabajo y tratando de corregirlos, y podríamos seguir así hasta que no quede nadie en las organizaciones a quien que le interese cambiar su estilo; pero en el momento en que el CEO sea un “millennial” y los integrantes del departamento de Recursos Humanos también, éstos tomarán la empresa y crearán nuevas organizaciones que nada tengan que ver con el sistema contra el que luchan.

Lo que los “millennials” harán por las empresas

Los cambios siempre dan vértigo, y sobre todo cuando se trata de transformaciones tan profundas como que la “Generación Y” ocupe en poco tiempo la mayor parte de los puestos directivos de una empresa. Sin embargo, la participación de los “millennials” en los grupos directivos de las compañías conllevaría una mutación positiva de las organizaciones como:

– Modelos de negocio enfocados en cambiar el mundo, o por lo menos hacerlo más interesante.

– Jerarquías más planas.

– Meritocracia.

– Ambiente de trabajo colaborativo, en vez de competitivo.

– Mayor autonomía (trabajo virtual, flexibilidad horaria, etc.).

– Trabajo por proyectos/resultados y no por horario.

– Gamificación de la cultura corporativa.

– Organizaciones orientadas al aprendizaje.

– Desvilificación del error.

– Transformación digital.

– Oficinas estéticamente más agradables.

– Opciones de vida sana.

– Líderes coach.

Un cambio necesario

De esa manera, no resistirse al cambio y provocar estas variaciones en las estructuras organizacionales desde ya es fundamental para que, por otra parte, no se pierda el legado y experiencia de los que han nacido antes de los años 80 y para evitar la fuga de talentos de las empresas.

La verdad es que estar a la vanguardia del nuevo estilo de trabajo nos permitirá crear los negocios que queremos ver en el mañana, además de garantizar la realización profesional de las nuevas generaciones y la sostenibilidad del mundo empresarial.

Estamos justamente ahora en un punto donde podemos crear puentes que permitan al nuevo colectivo de trabajadores encajar en un sistema productivo que no fue creado para ellos, pero del cual comenzarán a hacerse cargo muy pronto. Unidos podemos construir sin destruir y definir el legado que queremos dejar a nuestros sucesores.

No obstante, hay que tener en cuenta que más de la mitad de los “millennials” tiene pensado abandonar la empresa en la que trabaja en los próximos cinco años. De ahí que la retención del talento tiene que ser otra de las prioridades en las compañías para confiar la sucesión de los altos cargos y la operatividad de la empresa. En cualquier caso, la propuesta para mantener a los “millennials” dentro de las empresas pasa por utilizar las mismas herramientas que está usando la vanguardia del marketing para atraerlos como consumidores, para crear experiencias “wow”, porque, para los “millennials”, todo es cuestión de experiencias, incluso, el trabajo.

De ese modo, implantar estrategias de RRHH especialmente diseñadas para “millennials” permitiría acabar con la estigmatización de esta generación y cerrar la brecha entre los esquemas organizacionales de las empresas de vanguardia del mundo y las españolas.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *