Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Externalización/ Outsourcing  >  Artículo actual

Errores de las empresas en la migración al “cloud”

Por   /   18 mayo, 2021  /   Sin Comentarios

Por atSistemas, Consultoría de servicios tecnológicos y desarrollo de software.

 

En un entorno tan cambiante e incierto como en el que nos encontramos, en el que las empresas buscan transformarse digitalmente, el “cloud” ha cobrado protagonismo. Y es que la crisis que se está viviendo a causa del coronavirus está teniendo un impacto positivo en el mercado de servicios en la “nube”.

De hecho, según un reciente informe de la consultora de mercados IDC sobre “Soluciones multicloud para la transformación digital”, en 2022 el 40% del gasto principal de TI estará relacionado con la “nube”, Servicio en el cloud, de Pixabayuna cifra que además ascenderá al 80% para 2028. Y en particular, en el ámbito español, se estima que el mercado “cloud” crecerá durante los próximos ejercicios en torno al 20% anual.

En esa dinámica, lo cierto es que la computación de la “nube” se lleva implantando desde hace algún tiempo y es ya una de las más demandadas actualmente, y se espera que lo siga siendo. Sin embargo, las prisas, la acelerada digitalización o la falta de experiencia están llevando a las empresas a cometer distintos errores al respecto.

Frente a ello, y con el fin de contar con una estrategia clara que evite problemas posteriores, conviene tener en cuenta cuáles son los errores más habituales que cometen las compañías en su migración a la “nube” y las soluciones para obviarlos:

  • Lanzarse a la “nube” sin una estrategia clara

Una organización necesita definir una estrategia clara antes de migrar el primer servicio al “cloud”. De lo contrario, en muy poco tiempo se puede encontrar con un ecosistema imposible de manejar operativa y financieramente, con recursos fuera de control y en el que la repartición de costes acaba siendo una tarea ardua.

Para ello, lo ideal es que, en un primer paso, se analice la organización en su situación actual, es decir, su estructura, departamentos y regiones, sistemas actuales y procesos operativos y de facturación. Luego, en un segundo paso, se define una estrategia desde las diferentes perspectivas: organización, seguridad y escalabilidad.

Como resultado de este análisis, se obtienen una serie de conclusiones que permiten saber qué decisiones tomar en cuanto a la provisión de recursos, dónde establecer los servicios, cómo se han de gestionar y cómo crear reglas y alertas para tener bajo control la seguridad y los costes.

  • Disparar los costes haciendo copia de las aplicaciones (“lift & shift” ), en lugar de transformar

Se tiende a pensar dentro del sector IT que el “cloud” es caro, si se compara con el coste de adquirir servidores y licencias para utilizar máquinas virtuales. Y hay que tener en cuenta que, si se decide subir las aplicaciones al “cloud”, no se puede simplemente mover las aplicaciones a máquinas virtuales, sino que se ha de llevar a cabo un proceso para sustituir todas las aplicaciones por “PaaS” o “SaaS”, como sea posible.

  • Descuidar metodologías de desarrollo y operaciones (DevOps)

Un pilar principal del “cloud” nativo es adoptar metodologías de desarrollo y operaciones (DevOps) en todo el ciclo de vida de los sistemas y las aplicaciones, lo que requiere un cambio cultural que une a desarrolladores (Dev) y operaciones (Ops).

Hay que tener presente que la forma tradicional en la que se despliegan las aplicaciones autónomas e independientes (aplicaciones monolíticas) son ineficientes cuando se trata de desplegar múltiples piezas de un rompecabezas de contenedores, microservicios, nanoservicios, archivos o datos. La estrategia debe basarse por tanto en mantener el control de todo el ciclo de desarrollo en la infraestructura, las aplicaciones y los datos.

  • Aplicar enfoques de seguridad clásicos y no “cloud”

Históricamente, cuando se hablaba de seguridad en un CPD, se hablaba de seguridad perimetral. En cambio, en el “cloud” las políticas de seguridad tratan de la seguridad de la identidad y la autenticación, además de restricción de conexiones (todos los accesos deben estar bloqueados por defecto).

No hay que olvidar que, ahora, los ataques buscan obtener las credenciales de los usuarios con acceso a información sensible mediante “phishing”, y con ellas, acceder a todos los recursos a través del portal de administración. La solución es la autenticación con múltiples factores (MFA) y los servicios de detección de amenazas basadas en IA proporcionados por los proveedores.

  • Adquirir los servicios “cloud” sin un partner

Si en una organización se han cometido algunos de los errores ya mencionados, es posible que sea porque se ha puesto en marcha la adopción del “cloud” sin el asesoramiento de un socio tecnológico. Así, se contratan suscripciones en modalidad “pay-as-you-go” en la que el mismo personal de IT tiene que gestionar los costes de los servicios facturados mensualmente.

Por el contrario, los socios tecnológicos asesoran y acompañan a las empresas en el camino hacia la adopción del “cloud” y la transformación tecnológica, además de que, generalmente, también actúan como proveedores de estos servicios.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *