Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

Nueva recuperación del empleo y caída del paro en 2016

Por   /   1 febrero, 2017  /   Sin Comentarios

En un 2016 que la Encuesta de Población Activa muestra como un balance claramente favorable en cuanto al número de empleos recuperados respecto a un ejercicio antes (más de 413.900 ocupados más) y también por el descenso en el número de parados (casi 541.700), el número de activos subió en 223.000 empleados, según apunta el último “Observatorio Laboral Fedea” (Fundación de Estudios de Economía Aplicada) que, no obstante, también aprecia sombras en nuestro mercado laboral. Trabajadores, de PixabayAsí, por ejemplo, también se detecta un aumento de la inactividad (sobre todo en la mitad oeste de nuestro país), una muy tardía incorporación de los jóvenes al mercado laboral, un preocupante envejecimiento de nuestra población, etc.

En esa línea, se constata que, en lo que afecta a la incidencia de ocupados sobre adultos, el tercio noreste español, junto a Madrid y Baleares, no sólo presentan mayores tasas de ocupación, sino que además son las que muestran una evolución más positiva en el último año. Y es que Madrid, junto a Baleares, lidera las tasas de ocupación, alcanzando prácticamente un 54%, mientras que otras regiones como Extremadura y Andalucía rondan apenas el 40%.

Y asimismo se ponen de manifiesto disparidades geográficas al observar la incidencia de parados sobre el total de adultos, en lo que se comprueba una notable disparidad norte-sur, que también se refleja en la tasa de paro. Además, estas divisiones parecen aumentar en el último año, pues regiones como Extremadura y Andalucía se enfrentan a tasas de paro del 28% (57,8% entre los jóvenes andaluces), es decir, más del doble que otras regiones, como Navarra, La Rioja, País Vasco, Aragón o Baleares, cuyas tasas se sitúan por debajo del 14%. En cualquier caso, también es destacable el descenso en la tasa de paro en 2016 en regiones como en Asturias (de casi 6 puntos, pues la deja en 14,6%), Cantabria y Murcia (en torno a 5 puntos menos), muy distintas desde luego a las mencionadas para Extremadura y Andalucía.

El estudio de Fedea también reseña que, en términos de tasas de ocupación, como ya va siendo habitual, sigue aumentando la incidencia de los mayores de 44 años entre los ocupados: el 44% pertenece a este colectivo, lo cual es un claro síntoma del envejecimiento notable de la población ocupada de nuestro país.

Y en lo que atañe a sectores de actividad, el informe muestra que la industria y la agricultura han ganado peso (ligeramente) en el empleo, en detrimento del sector servicios, mientras que el sector de la construcción prácticamente no ha variado. De esa forma, la agricultura aumenta su incidencia relativa debido al aumento del sector en más de un punto en regiones como Aragón, Castilla-La Mancha, Galicia y Murcia, en tanto que la industria casi alcanza el 14% del empleo total, lo cual indica que poco a poco va recuperando el peso perdido en la crisis. Mientras, el sector servicios da empleo a más del 80% del total de ocupados en regiones como Madrid, Islas Baleares y Canarias, frente a otras, como País Vasco, Navarra o La Rioja, donde no alcanza al 65% del total del empleo, debido al importante peso de la industria (1 de cada 4 ocupados trabaja en este sector), que sigue ganando presencia frente al resto de grandes sectores.

Por otro lado, el estudio también afirma que la tasa de temporalidad sigue avanzando, hasta el punto de que la incidencia de la contratación temporal en el total de asalariados ha subido un punto porcentual, llegando así ahora al 26,5% (aumento esperado teniendo en cuenta que en todos los meses de 2016 la contratación temporal alcanzó a 9 de cada 10 nuevos asalariados). Y, en este sentido, al analizar las diferencias inter-regionales, se vuelve a apreciar un eje norte-sur, en el que regiones como Extremadura, Andalucía, Murcia y los dos archipiélagos alcanzan tasas de temporalidad superiores al 30%. Por el contrario, Madrid destaca por ser la comunidad con menores tasas de temporalidad (el 19,2%, aunque en el último año subió un punto en relación a 2015). En cualquier caso, conviene reseñar que Cantabria, Islas Baleares y La Rioja, todas ellas con más de +4 puntos, son las regiones donde más se ha incrementado la incidencia de la temporalidad, y sin embargo ha disminuido entre 1,5 y 2 puntos en Navarra y Castilla-La Mancha.

Y si hablamos de jornada parcial, si bien en el total nacional la incidencia de este tipo de jornada alcanza al 15,3%, habiendo disminuido ligeramente en el último año, existen notables diferencias en cuanto a la evolución regional, siendo la Comunidad Valenciana, con una tasa de parcialidad superior al 18% en 2015, la que ha sufrido en 2016 un mayor aumento, alcanzando prácticamente ya a 20 de cada 100. Por su parte, Madrid, Cantabria y Castilla-La Mancha destacan por tener actualmente la menor incidencia de jornada a tiempo parcial de todo el Estado (menor al 14%), al margen de que en las tres regiones se aprecia una disminución en dicha tasa en el último año.

Y en cuanto al desempleo, es preciso reseñar que la duración del mismo disminuyó también en 2016, cifrándose en el caso de parados de larga duración (más de un año sin trabajo) en una caída de 2 puntos porcentuales. Eso sí, el descenso más acusado se observa en Navarra (hasta 10 puntos menos), seguido de lejos por Murcia y la Comunidad Valenciana (casi 5 puntos), en tanto que en Cantabria es donde más ha aumentado la incidencia de este colectivo (casi 6 puntos porcentuales más).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *