Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

El 10% de las empresas españolas ha superado ya por completo la crisis

Por   /   8 abril, 2016  /   Sin Comentarios

Una de cada diez empresas de nuestro país constata que por fin su organización ha superado ya la crisis por completo, en tanto que otro 17% afirma que la situación económica ha mejorado mucho y un 47% que ha mejorado un poco, según pone de manifiesto la “Guía del Mercado Laboral 2016”, elaborada por la multinacional británica de selección de profesionales cualificados Hays en colaboración con diferentes universidades, escuelas de negocio y centros de postgrado.

El estudio, que ha contado con las respuestas y opiniones de más de 1.700 empresarios y Superar crisis, de Pixabay8.800 trabajadores (5.000 con empleo en nuestro país, 3.000 desempleados y más de 600 españoles en el extranjero), se estructura en tres grandes apartados, el primero de los cuales recoge las opiniones y planes de empresarios españoles, personal directivo y profesionales de Recursos Humanos. Mientras, en el segundo, aparece la opinión de los trabajadores (empleados, desempleados y expatriados) y en el tercero figura una visión sobre la evolución laboral de los diferentes sectores en 2016 y su correspondiente tabla salarial. Se completa la misma con la visión del mundo académico a partir de una encuesta sobre el impacto de la formación en la empleabilidad y las mejoras que deben hacerse en este ámbito, realizada a 40 universidades, 10 escuelas de negocio y 6 centros de postgrado.

Empresas en positivo

En esa dinámica, para las empresas, la tendencia es notablemente positiva, hasta el punto de que el 84% de ellas asegura que ha aumentado su facturación, el 66% que ha incrementado el número de empleados y el 58% que ha elevado su actividad internacional. Y dentro de esa coyuntura, las más optimistas son las compañías del sector industria (52%) y alimentación (50%), y algo menos las de retail/consumo (48%), químico (48%), salud (47%) y tecnología (41%).

No obstante, las sociedades también reseñan que siguen encontrándose con dificultades para desarrollar su actividad, destacando al respecto el desajuste entre la oferta y las vacantes disponibles (37%), la rigidez de la legislación laboral (37%), los tipos de cotización excesivos (31%), la falta de colaboración entre universidades y empresas (28%), la falta de profesionales cualificados (27%), los trámites burocráticos (26%), los impagos (18%), la dificultad para acceder a crédito (16%), la visibilidad de España en el exterior (14%) y la pérdida de autonomía frente a la matriz (13%).

Pero la realidad es que el 55% de las empresas consultadas no despidió en 2015 (el 58% de los empresarios tiene en cuenta los costes de despido a la hora de hacer selección y el 40% teme una fuga de talento). Los cuatro sectores que más van a aumentar el salario fijo de sus plantilla son el químico (77%), salud (65%), automoción (64%) y tecnología (64%). Para atraer talento, además de salario, la empresas ponen su foco en ofrecer el desarrollo de una carrera profesional (69%), buen ambiente (59%), conciliación laboral y familiar (57%), proyecto interesante (57%), flexibilidad horaria (54%), y beneficios sociales (42%).

Lo cierto es que el 69% de las empresas encuestadas tiene previsto contratar este año, principalmente un mix entre temporal y permanente. Los perfiles que más se van a necesitar son los de ventas/comerciales (48%), ingenieros (31%) e informáticos (25%). Y a la hora de contratar, el 82% de las empresas valora más la experiencia que la formación. Le siguen la polivalencia (51%), la proactividad (50%), la capacidad de trabajo (49%), los idiomas (41%) y el conocimiento del sector (41%). En cuanto a productividad, los puntos clave son la gestión del tiempo/buena organización (70%), actitud (68%), motivación (62%), nivel de compromiso (55%) y capacidad de trabajo (43%). Además, reseñan como los cinco errores más graves que puede cometer un candidato antipatía y arrogancia (66%), falta de interés durante la entrevista (58%), falta de honestidad (58%), incapacidad para describir su experiencia y trabajo (51%) y comentarios negativos sobre sus empleadores anteriores (46%). Y por otro lado, los idiomas más importantes siguen siendo el inglés (92%), español (84%), francés (32%), catalán (20%, del cual un 57% corresponde a respuestas de empresas de Cataluña) y el alemán (18%).

Sin embargo, conviene no olvidar que el 56% de los empresarios cree que existe una importante distancia entre las competencias que necesitan las empresas y la preparación de sus trabajadores.

Españoles con trabajo

En cuanto a la opinión de los españoles con trabajo, el 51% de los encuestados dice que se siente motivado, si bien el nivel de motivación es mayor en los menores de 24 años (72%), disminuye hasta los 50 años y vuelve a subir a partir de esta edad. Sin embargo, sólo un 15% tiene una necesidad absoluta de cambiar de trabajo, mientras que baja al 49% (6 puntos menos que el año pasado) el número de profesionales que quiere cambiar de trabajo y desciende del 59% al 54% el porcentaje de los que buscan de forma activa cambiar de empleo.

En esa trayectoria, solo un 30% lleva más de un año buscando un nuevo empleo y el 51% de los que los buscan han rechazado alguna oferta, sobre todo porque el salario no supera su expectativa (51%), porque no interesaban las condiciones laborales (33%) o porque las funciones no eran acordes con la cualificación (22%).

Los principales motivos para cambiar de trabajo son el crecimiento profesional (63%), retos más interesantes (56%), mejora económica (53%), insatisfacción con la empresa (33%), cambio de sector (14%), miedo al impago (13%), contrato poco estable (13%), falta de conciliación laboral (12%) y movilidad (7%). Además, la expectativa de aumento salarial en el nuevo empleo es de entre el 10%-20% para un 27% de los casos, y de entre un 20%-40% para un 21%. Destaca en cualquier caso que un 17% no espera variación salarial con el cambio de empleo.

Eso sí, un año más, las mujeres están menos satisfechas con su salario que los hombres, y son los menores de 24 años los más satisfechos con su sueldo (39%). Un 57% de los encuestados tiene remuneración variable y un 92% valora los beneficios no salariales a la hora de un posible cambio de empleo. Entre los que pidieron un aumento salarial, un 11% lo consiguieron y a un 15% se lo subieron sin pedirlo.

En otro orden de cosas, por segundo año consecutivo, baja el porcentaje de los profesionales que valoran la posibilidad de trabajar en el extranjero, pasando al 55% (13 puntos menos que hace dos años) y siendo los más dispuestos a hacerlo los menores de 24 años. Y en ese objetivo, los destinos más valorados son Reino Unido (65%), Estados Unidos (63%) y Alemania (36%). Entre tanto, los motivos que se alegan para no salir del país son fundamentalmente los de tipo familiar.

Y en lo que respecta al cambio de comunidad autónoma dentro de España, a pesar de que el 73% de encuestados no cambió de región dentro de nuestro país en el último año, un 70% dice que lo haría si encontrase un proyecto interesante, mostrándose al respecto, como los destinos más interesantes en España, Madrid (57%), Andalucía (43%), Valencia (43%), Cataluña (42%) y País Vasco (41%).

Y son también más las mujeres que temen perder su puesto de trabajo (26%, frente al 21% entre los hombres), temor que, fuera del género,  es asimismo mayor entre los menores de 24 años y mayores de 55 años. Los motivos para ello son tener actualmente un trabajo temporal (35%), la reducción de personal en la empresa (28%) y la posibilidad de que cierre su compañía (24%). Además, también existe un mayor porcentaje de mujeres que creen que no tienen desarrollo en su empresa (62%, frente al 56% de los hombres). Y de nuevo, a medida que crece la edad, menores son las expectativas de tener desarrollo.

En esa línea, a la hora de actualizar sus competencias, el 52% de los trabajadores ha mejorado en idiomas; el 51%, sus competencias personales; el 3% ha realizado un curso de postgrado o máster; el 31% ha mejorado el manejo de herramientas informáticas; el 26%, la actividad online; el 24%, la formación académica; el 21%, las certificaciones; y el 17%, la formación técnica.

No obstante, y aunque el 51% de los encuestados cree que sus superiores están capacitados para gestionarles adecuadamente, un 61% considera que en su empresa no se valora a las personas por meritocracia, a la vez que un 58% cree que su empresa no es innovadora y un amplio 76% estima que no existen buenos planes de formación. Por otra parte, un 41% de los encuestados entiende que tiene un nivel de conciliación laboral-personal bueno o muy bueno y sólo un 5% de los encuestados estaría dispuesto a bajarse el salario para fomentar el empleo.

Desempleados

En cuanto a los que actualmente están desempleados, la “Guía del Mercado Laboral 2016”, incide en que el 47% fueron despedidos, el 29% perdió su trabajo por quiebra de la empresas, el 15% por baja voluntaria, el 5% por finalización del periodo de prueba y el 4% busca su primer empleo. Del total, el 27% lleva más de 2 años en paro y el 28% rechazó alguna oferta (entre este último grupo, son los menores de 24 años los que más han rechazado ofertas, pues afecta al 39% de los mismos, en tanto que entre los mayores de 55 apenas representan el 18%). La razones son diversas: salario inferior a las expectativas (38%), condiciones laborales poco interesantes (24%), la exigencia de ser autónomo (23%), funciones inferiores a la cualificación (22%) y tipo de contrato poco interesante (15%).

Para afrontar su situación, el 56% de los desempleados mejoró su CV estudiando idiomas, en tanto que un 41% lo hizo realizando un postgrado, un 36% mejorando su formación académica, el 35% desarrollando competencias personales, un 34% optimizando su manejo de herramientas informáticas, un 23% obteniendo alguna certificación y un 20% estudiando cursos de FP.

Expatriados

Por lo que respecta a los expatriados (un 46% procede de la zona centro, el 27% de Cataluña, el 11% de Levante, el 8% de Andalucía y el 8% de País Vasco), el 82% está trabajando, el 3% estudia y el 15% está sin trabajo. De los que están trabajando, el 83% tiene un trabajo relacionado con sus estudios, el 79% están contratados en el país de destino y el 21% son expatriados con contrato desde España.

Eso sí, nada menos que el 79% de los encuestados empleados en el extranjero recomendaría su empresa a algún amigo o familiar y un 63% cree que tiene posibilidades de desarrollo en su empresa. En cuanto a conciliación laboral-personal, un 53% de los expatriados con trabajo afirma que tiene un nivel bueno o muy bueno, el 63% considera que sus superiores están capacitados para gestionar adecuadamente e incluso en un 60% de los casos consideran que en su empresa se valora a las personas por los logros que consiguen. También un 54% apunta que su empresa es innovadora, aunque un 63% opina que no existen buenos planes de formación.

Por países, los destinos principales de nuestros expatriados son Reino Unido (11%), Alemania (9%), Francia (8%), EEUU ( 8%) y México (6%) y Portugal (6%).

No obstante parece que no se puede hablar de que haya fuga de talento en nuestro país (el 31% emigraron forzados, en tanto que el 67% lo hicieron voluntariamente), pues nada menos que el 58% de los expatriados piensa regresar a España en algún momento, y a ellos se añade otro 33% que lo hará también con seguridad si la situación económica mejora.

El estudio de Hays también se ha preguntado a los profesionales que están en España si han trabajado alguna vez en el extranjero, y entre el 38% que ha respondido positivamente, un 64% se fue hace más de 5 años y un 56% regresó hace más de 5 años, después de haber estado activos en el extranjero entre 1 y 5 años (los que se marcharon han regresado en su mayoría con una formación y perfiles mucho más completos).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *