Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

Las medianas empresas protagonizan la cuarta parte de la I+D en España

Por   /   3 marzo, 2015  /   Sin Comentarios

A pesar de que las empresas del “mid-market” (entre 50 y 240 empleados) suponen únicamente el 0,6% del total de compañías de nuestro país y de que son poco reconocidas en España, al contrario que las pequeñas y las grandes empresas, lo cierto es que representan un eje vital de la actividad empresarial y resultan determinantes para el crecimiento y la recuperación económica. Al menos, así se desprende del “Informe Sage sobre el Impacto Económico Europeo 2015” realizado por la multinacional de soluciones de gestión empresarial junto al Centro de Economía e Investigación Empresarial (CEBR).

Empresas investigadoras, de PixabayLa investigación, que incluye datos de Eurostat y de 814 encuestas a empresas en 12 países del Viejo Continente, pone de manifiesto la aportación vital de las medianas empresas a las economías de Europa y desde luego de España. Y en esa relevancia destaca su aportación en materia de I+D, ya que la cuarta parte de la inversión total del tejido empresarial español en esta materia lo aportan las compañías de este segmento: de los 6.900 millones invertidos en I+D en 2013 (un 14% menos que en 2008), 1.700 millones de gasto (24%) vino de empresas del mercado medio.

Lo cierto es que las firmas de este mercado apuestan de forma mayoritaria por los avances tecnológicos y el desarrollo, hasta el punto de que, en base a datos de 2012, el 56% de las empresas medianas realizaban entonces actividades innovadoras, frente a solo el 34% del conjunto de nuestra economía.

La apuesta de este tipo de sociedades por el I+D no es algo característico solo de nuestro país, pues las compañías del mercado mediano de toda Europa gastaron 22.400 millones de euros en actividades de I+D durante 2013; lo que equivale al 15% del total a través de todas las empresas dentro de estos países. Alemania presentó más de una cuarta parte de esta suma tras dedicar 5.900 millones de euros, si bien esta cifra representó únicamente el 11% del gasto total en I+D empresarial del tejido empresarial alemán.

Por otra parte, al margen de su contribución al I+D, este tipo de empresas aportaron 74.000 millones de euros al VAB (Valor Añadido Bruto) durante 2014, en línea con 2013, aunque lejos de los 95.00 millones que generaron en 2008. No obstante, se prevé que el VAB aportado por el mercado de empresas medianas españolas se recupere hasta alcanzar los 82.000 millones de euros para 2019, lo que representa un incremento del 11%.

Mientras, para el conjunto de todos los países estudiados en el informe, el VAB aportado por las medianas empresas alcanza un porcentaje comprendido entre el 15% y el 23% del total de la economía comercial, por lo que España (17%) se sitúa en la media. Y en esa línea, en términos absolutos, el mercado mediano alemán ha realizado una aportación estimada de 298.000 millones de euros en 2014, lo que equivale a cerca del 20% de su VAB comercial total, pero las empresas de este mercado suponen el 32% del total alemán, por el 0,6% que representan en España. En cualquier caso, las naciones cuyo mercado mediano aportan más a la balanza comercial del país son los Países Bajos, con el 23%, y Polonia, con el 22%, pero cabe destacar que en Portugal, pese a que el segmento de medianas empresas apenas engloba a 4.500 empresas, aporta también un 22% a su VAB global.

En Europa, las medianas empresas europeas, que emplean a 18,7 millones de trabajadores, han contribuido con un VAB de 1,3 billones de euros a la economía europea en 2014, aproximadamente el equivalente de la producción económica española. Una cifra que se espera crezca un 3% en 2015, pese a que solamente representan el 1% del tejido empresarial en Europa y, sin embargo, contribuyen con el 20% del total de la facturación. En esa dinámica, el segmento de empresas medianas de Reino Unido es el que se ha recuperado con más fuerza desde la recesión de 2009, al igual que Alemania y Polonia, que también registraron un fuerte crecimiento del VAB del mercado mediano próximo al 20% a lo largo de los cinco años anteriores a 2014. Por contra, al igual que España, las economías periféricas de Irlanda y Portugal observaron un VAB del mercado mediano inferior en 2014 al registrado en 2009.

Por otra parte, el estudio también pone de manifiesto que, pese a las dificultades sufridas por la crisis y a que solamente representa al 0,6% del total de las empresas, este segmento propicia también el 13% del empleo, el 20% de las exportaciones (47.000 millones de euros en 2012) y el 19% de la producción para la economía española. En ese sentido, la fabricación es el mayor mercado mediano en España en términos absolutos, con una aportación de 24.000 millones de euros en VAB, así como en número de personas empleadas. Por otra parte, mientras que el número de empresas en España ha disminuido alrededor del 11% desde el inicio de la crisis en 2008, en el mercado mediano esa cifra ha caído casi un tercio a lo largo del mismo periodo, pasando de 20.500 a 14.000 compañías, aunque se espera que se creen 75.000 nuevos empleos en los próximos años, lo que supondrá que en 2019 este segmento de sociedades ocupará 1,5 millones de puestos de trabajo.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *