Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Incentivos fiscales a la inversión en startups

Por   /   26 junio, 2015  /   Sin Comentarios

Oriol Cordón, de CrowdcubePor Oriol Cordón, Director de Inversiones de Crowdcube, plataforma europea del segmento de “equity crowdfunding”.

 

Tal y como sucede en algunos países de nuestro entorno, como Francia o el Reino Unido, España también incentiva las inversiones de particulares en “startups”. Desde el año 2011, la fiscalidad española prevé que los inversores en empresas de reciente creación obtengan deducciones fiscales en su declaración de la renta del 20% sobre el capital invertido, que pueden incrementarse hasta un 30% dependiendo de la Comunidad Autónoma.

A diferencia, por ejemplo, de lo que ocurre con los planes de pensiones, que lo que hacen es deducir la inversión a la base imponible del impuesto, las inversiones en “startups” y nuevas empresas (compañías de menos de 3 años de vida) tienen una deducción directa sobre la cuota total a pagar en el IRPF del trabajo. Esto hace posible que una misma inversión destinada a una empresa de reciente creación proporciona al inversor un ahorro fiscal mayor en comparación con las aportaciones de igual cantidad realizadas a un plan de pensiones. En cualquier caso, las deducciones están limitadas a 10.000 euros por año y contribuyente.

Además, existen otras desgravaciones autonómicas complementarias a las estatales, que pueden suponer una deducción de hasta 16.000 euros como máximo (incluyendo la parte estatal). Para incentivar las inversiones en empresas de reciente creación, determinadas Comunidades Autónomas aplican desde el año 2009 una serie de deducciones fiscales sobre la parte autonómica del IRPF. Estas deducciones pueden obtenerse siempre que el inversor tenga residencia fiscal coincidente con la de la empresa invertida.

Adicionalmente, los inversores que obtengan ganancias de capital con sus inversiones en “startups” estarán exentos de tributar por esas ganancias en el momento de su desinversión siempre que los beneficios sean reinvertidos en el mismo tipo de empresas, lo cual a su vez daría lugar a los incentivos por inversión aquí mencionados.

Caso práctico de aplicación de las deducciones fiscales por inversiones en “startups” 

Rentabilidad de inversión en starupUn inversor invierte en cuatro empresas de reciente creación (A, B, C y D) con una aportación de 1.000 euros en cada una de ellas. Con ello, el inversor accede a los incentivos fiscales a la inversión en empresas de reciente creación, lo cual le genera una reducción fiscal de entre el 20 y el 30% sobre el capital invertido; es decir, de entre 800 y 1.200 euros, respectivamente.

Con el paso del tiempo, las empresas A, B y C reducen su valor a 0 euros. Y entonces, si bien el inversor habrá perdido los 1.000 euros invertidos en cada una de ellas, esta pérdida le generará un activo fiscal que podrá usar durante los cuatro años siguientes para compensar estas pérdidas con ganancias en otras empresas.

Mientras, durante este mismo período de cuatro años, la empresa D aumenta su valor hasta 5.000 euros, multiplicando por cinco la inversión inicial. En este supuesto, y a la hora de hacer la declaración de la renta, los primeros 1.000 euros de beneficio obtenido en la empresa D estarán exentos de impuestos, porque forman parte del capital invertido, pero además, el inversor tampoco pagará impuestos por ganancias de capital por el segundo tramo, de 1.001 a 4.000 euros, puesto que podrá compensar las pérdidas que sufrió en las empresas A, B y C, y que en total sumaban 3.000 euros. Finalmente, el inversor podrá ahorrarse los impuestos por los últimos 1.000 euros si los reinvierte en otras empresas de reciente creación.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *