Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

Los internautas españoles, confiados en las compras por Internet

Por   /   7 marzo, 2018  /   Sin Comentarios

Según refleja la “20ª Encuesta a Usuarios de Internet, Navegantes en la Red”, elaborada por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), nada menos que dos tercios (65,6%) de los internautas españoles activos tienen un “alto” o “muy alto” grado de confianza a la hora de realizar compras online, y sólo un 5,6% desconfía de este tipo de transacciones, en tanto que el 28,7% restante declara tener un nivel de seguridad medio.

Tal vez por este alto nivel de confianza, el 27,4% de los preguntados afirma que ya realiza la mayoría de sus compras a través de Internet. Así, la investigación, que se basa en una consulta entre octubre y diciembre de 2017 a 15.200 usuarios de la Web en nuestro país, pone de manifiesto que la compra online entre los mismos es ya un fenómeno normalizado: el 50% (10 puntos porcentuales más que hace tres años) ha realizado Compra por smartphone, de Pixabayalguna compra de este tipo en la semana anterior a la entrevista, a la vez que el 79,4% lo ha hecho en los últimos 30 días y un 92% si nos referimos al último año.

En esta dinámica, el smartphone tiene cada vez más influencia en el proceso de compra: un 40,6% de los entrevistados (12 puntos porcentuales más que en 2014) considera que este dispositivo ha cambiado su forma de comprar, de manera que, por primera vez, superan a los que opinan lo contrario (32,6%). De hecho, al preguntar a los encuestados sobre los dispositivos desde los que acceden a Internet, el móvil es el más importante, pues el 92,1% se conectan por él (el 79,0% de 2012). Le siguen el ordenador portátil (77,5%), el ordenador de sobremesa (67,4%), la tablet (58,2%) y la televisión, que avanza poco a poco de forma persistente y ya asciende al 33,3% (3,7 puntos más que en 2016, 7,2 puntos por encima de 2015 y 21,6 puntos más que en 2012). Otros equipos por los que asimismo se accede a Internet son la videoconsola de sobremesa (15,8%), el smartwatch (7,8%), que dobla su penetración en dos años, y la videoconsola portátil (5,8%).

Por otro lado, cuando se inquiere acerca de cuál es el dispositivo de acceso principal, el móvil también ocupa la primera posición, siendo el preferido para un 37% (13,6 puntos porcentuales más respecto a la cifra registrada en 2014), ocupando la segunda posición el ordenador de sobremesa (30,6%, lo que representa 7,8 puntos menos con relación a 2014) y luego el ordenador portátil (26,6%, -4,7 puntos respecto a 2014) y la tablet (5,3%).

En cuanto a la hora de decidir una compra (tanto online como offline), el 77% afirma haber consultado opiniones de otras personas en Internet sobre un determinado producto o servicio en el mes anterior a la entrevista. Y casi la mitad (48%) les otorga una elevada confianza. Por otra parte, el 43% de los encuestados también ha emitido alguna opinión propia en Internet sobre alguna de sus experiencias de compra en los últimos 30 días: un 26,4% expresó tanto opiniones positivas como negativas, un 14,1% sólo positivas y un 2,5% únicamente negativas.

Al margen de lo que se refiere a las compras online, el estudio constata que Internet está muy integrado en nuestras vidas, hasta el punto de que más de la mitad de los encuestados (54,5%) manifiesta estar “casi constantemente” conectado. Y si se suma este colectivo de individuos al de aquellos que declaran acceder a Internet “varias veces al día”, la cifra alcanza casi la totalidad de los entrevistados: 93,5%. Y con relación al tiempo de permanencia, el 70% de los internautas afirma utilizar Internet durante dos o más horas al día.

En esa línea, el documento desvela también que el uso de Internet a través del teléfono móvil, además de ser un fenómeno generalizado, es muy intensivo, ya que nada menos que un 38,7% de los que utilizan el móvil para acceder a la Red declaran hacerlo casi constantemente y apenas un 13,8% de los que se conectan a través de este dispositivo lo hace con una frecuencia inferior a “varias veces al día”. Además, la conexión a Internet desde el teléfono móvil se hace cada vez más imprescindible para más gente: casi la mitad de los participantes en el estudio (47%, es decir 16 puntos más que en 2013) considera que “no podría vivir sin Internet en el móvil”, frente a solo un 25% de aquellos que están en desacuerdo con esta opinión.

Mientras, el resto de los dispositivos analizados se están volviendo poco a poco menos indispensables para acceder a la Red. De hecho, por primera vez en el estudio hay más entrevistados que están de acuerdo con la idea de que “con el móvil les basta para hacer lo que necesitan en Internet” (37%, 4 puntos por encima de un año antes), en tanto que los que están en desacuerdo con ello se limitan al 33%. Y tanta es la importancia que tiene el móvil para algunos “navegantes”, que el 32% afirma que deja de utilizar una web si no está adaptada al teléfono móvil, porcentaje que en 2015 alcanzaba solo al 25,4.

Por otro lado, la encuesta muestra que las actividades que más llevan a cabo los internautas cuando se conectan a la Web desde su móvil son: usar el correo electrónico (84,6% de los que se acceden a Internet por el móvil lo ha realizado en los últimos 30 días); utilizar los servicios de mensajería instantánea (79,2%); navegación en general (75,6%); utilización de redes sociales (71,0%); lectura de noticias de actualidad (65,9%); ver vídeos online (59,7%); consultas o transacciones bancarias (56,6%, 8 puntos más que hace tres años); subir fotos (45,5%); comprar (36,9%, es decir 13 puntos porcentuales por encima de hace tres años); escuchar la radio por Internet (24,8%) y subir vídeos (18,7%). Eso sí, a la hora de acceder a Internet desde el móvil, las apps juegan un papel fundamental: más de la mitad de los individuos (60,6%) accede mayoritariamente a través de ellas, un 22,7% lo hace “siempre” o “casi siempre” y un 37,9% “la mayoría de las veces” (un 19,7% utiliza las apps aproximadamente la mitad de las veces cuando realiza alguna actividad con el móvil relacionada con Internet).

También se revela en esta investigación que crece el visionado de contenidos televisivos a través de Internet, e incluso el 38% de los que se conectan a Internet a través del televisor lo utiliza “todos” o “casi todos los días”. Porque, aunque la actividad fundamental en Internet a través de este aparato continúa siendo, con gran diferencia, ver contenidos audiovisuales (el 80% en los últimos 30 días), se aprecia un aumento de la diversificación al producirse subidas en otro tipo de usos respecto al año anterior como: navegar por la web (29,1%, +3,5 puntos en un año); lectura de noticias de actualidad (13,5%, +3,7 puntos); redes sociales (12,9%, +4,5 puntos); correo electrónico (12,7%, +5,9 puntos); oír la radio (11,5%, +2,5 puntos) y comprar productos o servicios (7,8%, +3,4 puntos). Sin embargo, el visionado de televisión a través de Internet continúa en ascenso: un 28,7% lo hace a diario (frente al 18,2% de hace cuatro años) y el 54,7% lo efectúa al menos una vez al mes, en comparación con el 44,2% registrado en 2013. Y al respecto son diversos los dispositivos utilizados para ello: ordenador portátil (empleado por un 38,5%), el teléfono móvil (por el 33,1%, lo que supone 5,8 puntos más que hace dos años), la smart TV (por un 30,9%, +8,2 en dos años), la tablet (por el 30,1%, -6,1 en dos años), el ordenador de sobremesa (30%, -5,4 en dos años) y el televisor conectándolo a otro equipo (15,3%).

En lo que respecta al acceso a las redes sociales, la investigación de AIMC corrobora que se mantiene en los altos niveles registrados en los últimos años, si bien, dado su uso mayoritario (el 80,3% las usa a diario), el margen para continuar creciendo es bajo. En esa línea, Facebook mantiene su hegemonía al ser utilizada por un 85,6% de los que han usado redes sociales en los últimos 30 días. Instagram continúa al alza (47,1%) e impulsada por un imparable crecimiento (+7 puntos porcentuales en un año, +21 en tres, +33 en cinco) arrebata la segunda posición a Twitter, que desciende ligeramente del 48,9% al 46,4% en un año. LinkedIn (26,6%) consolida el cuarto lugar frente a Google (18,4%), que continúa con su senda descendente (-3 puntos en un año y -19 en tres). A continuación aparece Pinterest (13,5%), con cifras algo menores pero que ha conseguido duplicar su penetración desde 2013.

Eso sí, el uso principal de las redes sociales sigue siendo el relacionarse con amigos (72,6%), siendo el segundo más señalado el informarse de la actualidad (56%, +10 puntos en cuatro años), seguido por las relaciones familiares (47,9%), compartir hobbies (44,9%) y las relaciones laborales (35,9%, -3 puntos en un año). Y en cuanto al tiempo empleado en ellas, el 53,8% de los usuarios de redes sociales las emplea durante más de 30 minutos al día y otro 20,3% les dedica menos de 15 minutos.

La “20ª Encuesta a Usuarios de Internet, Navegantes en la Red” también analiza otras prácticas como los hábitos de lectura del periódico, ratificando en ese sentido que nada menos que el 64,6% de los usuarios de Internet consideran a la Red como su fuente fundamental para estar informado de la actualidad, aunque se aprecia un descenso de 6 puntos en los dos últimos años (para un 29,9%, Internet es una fuente de información secundaria, pero importante).

En este último sentido, un 44,1% de los “navegantes” lee únicamente la versión electrónica, mientras que un 7,5% lee solo la versión en papel, aunque siguen siendo muchos aquellos que leen ambas versiones (35,2%) y muy pocos (12,9%) los que no leen ninguna. Eso sí, la suscripción exclusiva a la versión electrónica de un periódico o revista (6,4%) se sitúa por encima de la de sólo papel (5,1%). Además, a un 3,2% su suscripción le permite acceder tanto al papel como a contenidos de pago de la versión electrónica. Y en cuanto al dispositivo preferido de lectura, destaca el ordenador (de sobremesa o portátil) con el 69,4% que opta por el mismo, aunque el teléfono móvil se le acerca cada vez más (63,8%), a la vez que la conexión con tablet (28,6%) decae 7,4 puntos desde 2015.

También un 74,5% de los internautas que se conectan a la Red a través del teléfono móvil habían usado algún tipo de servicio de geolocalización en los últimos 30 días (en el conjunto de 2017 esta cifra se eleva hasta el 85,4%). Y dentro del uso de este tipo de servicios, asciende la búsqueda o recepción de ofertas de establecimientos cercanos (46,1%, 14 puntos más que hace tres años) o compartir la ubicación con amigos o buscarlos cerca de uno mismo (31,3%, 10 puntos por encima ahora que entonces). Otros usos controlados por el estudio son consultar con GPS la ruta para llegar a un sitio (74,3%) y los juegos online que requieren la localización para poder jugar (6,8%), que ha sufrido un descenso de 5 puntos en un año.

A pesar de todo lo anterior, siguen detectándose diversos problemas en la navegación por Internet, y así, el 59,9% de los consultados dice que el exceso de publicidad continúa como el problema principal a la hora de conectarse a Internet, en tanto que la velocidad de acceso se mantiene en segunda posición (46,1%), aunque con un descenso en el nivel de preocupación (-4,7 puntos con relación al año anterior). A continuación aparecen la seguridad (43,1%), que asciende un puesto, seguida del coste (41,9%, -3,3 puntos), la privacidad (31,5%, -2,6 puntos), la infección por virus o programas espía (26,7%) y la calidad del acceso (21,4%, -3,4 puntos).

Por otro lado, aquellos que no se han visto afectados por virus o programas espía en el último año han aumentado desde el 50,3% en 2013 hasta el 66,3% en 2017, a la vez que un 26,8% (38,1% en 2013) afirma que sí que se ha visto afectado por este tipo de amenazas, pero sin consecuencias en el equipo, y a tan sólo al 6,8% la infección sí le creó problemas en el equipo. En cualquier caso, relacionado con esto, se advierte poca preocupación en torno a la seguridad en los dispositivos móviles, ya que únicamente el 39,7% de los que acceden por móvil tiene instalado un programa antivirus en él, cifra parecida en el caso de la tablet (38,2%) y que aumenta considerablemente en el caso del ordenador (86,4%). Y también ha disminuido entre los usuarios la percepción de vigilancia en Internet, aunque se mantiene en niveles elevados: en un año, aquellos que se sienten muy o bastante vigilados en Internet disminuyen 5,1 puntos, pasando del 53,3% al 48,2%.

Y otra gran área problemática de los usuarios de la Web es que se incrementa el grado de preocupación por parte de los padres con niños menores de 14 años respecto a lo que hacen sus hijos en Internet, pues se producen subidas tanto en la utilización de programas de filtro/bloqueo de contenidos o control parental (28,9%, + 4,5 puntos respecto a 2015 y +9,6 puntos respecto a 2011) como en el control personal de horarios, webs visitadas, etc. (25,9%, +5,9 puntos respecto a la cifra obtenida en 2011). Pero, pese a estas tendencias al alza, aún son mayoría (52,6%) los que no ejercen ningún tipo de control.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *