Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

Los malos jefes. Cómo progresar a pesar de ellos utilizando la inteligencia emocional

Por   /   11 octubre, 2016  /   Sin Comentarios

Portada de Los malos jefesAutores: Alberto Alegre y Josep María Galí.
Editorial: Ediciones Pirámide (Colección “Empresa y Gestión”) 2016.

 

¿Existe el jefe perfecto? Difícil, porque los jefes, al igual que cada uno de nosotros, son imperfectos y también tienen sus inseguridades, sus celos, sus miedos, sus ambiciones secretas, sus mezquindades, su carácter no siempre bien regulado y, en definitiva, su personalidad, con todo lo bueno y lo malo que ello implica. De ahí que sus decisiones no siempre nos parezcan acertadas, o no las entendamos. Además, hay que tener en cuenta que los jefes muchas veces no llegan a jefes por reunir un gran compendio de virtudes, sino por otros motivos como herencias, suerte, estar en el momento adecuado, por la falta de un líder claro en una empresa, etc.

Lo cierto es muchos trabajamos o hemos trabajado en algún momento con un jefe que no nos gusta y al que consideramos un mal jefe. Y eso supone un gran problema desde luego para cualquiera que trabaje con él, al que puede hundir al dañar la autoestima del empleado, su capacidad de aportar a la empresa, sus posibilidades de promoción, su creatividad y, en definitiva, su carrera profesional. Pero esos malos jefes también causan estragos en las organizaciones en las que tienen responsabilidades de liderazgo por consecuencias en el clima laboral y propiciar pérdida de motivación, etc., lo que hace perder competitividad a la organización, un perjuicio decisivo.

Sin embargo, aunque tengamos la nefasta suerte de tropezar con un mal jefe, no tiene porqué ser un destino definitivo ante el que abandonar porque no se puede hacer nada. De hecho, Alberto Alegre y Josep María Galí, los autores del presente libro, ambos docentes y expertos en consultoría de recursos humanos, entienden que, por el contrario, siempre podemos sacar provecho de las virtudes del jefe y minimizar sus carencias; sobre todo si empleamos la inteligencia emocional, esa capacidad de las personas para conocer y utilizar en beneficio las emociones humanas, para ayudarnos.

Consideran que el conocimiento de las emociones propias, el manejo adecuado de la mismas, así como la capacidad de entender las motivaciones, deseos y sentimientos del jefe y de los compañeros de trabajo, así como la capacidad de conectar con todos ellos de una forma positiva, nos ayudará a triunfar en un medio ambiente que a priori parece difícil.

Por ello, en esta obra ofrecen al lector ideas sobre cómo utilizar las habilidades de la inteligencia emocional para progresar con ese tipo de jefes y a pesar de ellos, y evitar las consecuencias negativas que pueden causar a sus colaboradores y organizaciones.

Con ese fin, al margen de un primer capítulo dedicado a una serie de generalidades y capacidades de la inteligencia emocional, los cinco siguientes capítulos del volumen se destinan a repasar, Jefe malo, de Pixabayconforme a su experiencia profesional, los perfiles más corrientes de los malos jefes o jefes disfuncionales, y cómo su disfuncionalidad incide en los subordinados y en la organización y competitividad de la empresa. A saber: el ausente, el omnipresente, el protector, el frívolo y el perverso. De cada uno de ellos, además de exponer casos reales al respecto, se describen el perfil (cómo es, cómo actúa, cómo trabaja, cuáles son sus características personales y profesionales), sus particulares patologías y el impacto que tienen en la empresa y en sus subordinados, pero desde luego (y aquí está la gran aportación del volumen) también la manera de combatirlas mediante la inteligencia emocional.

Para finalizar, la obra incluye tres capítulos que, al margen del jefe que caiga, cuentan, respectivamente, cómo utilizar asimismo la inteligencia emocional para ser un buen jefe, un buen empleado y para trabajar en equipo.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *