Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

La revolución de la inteligencia artificial, oportunidad en varios sectores

Por   /   24 septiembre, 2019  /   Sin Comentarios

Por Vector ITC Group, Multinacional española proveedora de servicios tecnológicos y digitales para la transformación tecnológica.

 

La inteligencia artificial (IA) se ha erigido como uno de los pilares fundamentales sobre los que va a construirse la tecnología del futuro. Así, se estima que, para el 2020, esta tecnología será una de las cinco principales prioridades de inversión para más del 30% de los CIO en todo el mundo. Y aunque muchas corporaciones aún no han implantado sistemas complejos de IA, o bien se encuentran en una fase temprana de desarrollo de los mismos, lo cierto es que la misma y sus diferentes aplicaciones se perciben como un recurso fundamental para obtener ventajas competitivas diferenciales frente a la competencia.

Lo cierto es que la inteligencia artificial va a seguir revolucionando sin duda todo el ecosistema empresarial. Porque, la realidad es que la IA afecta a todos los sectores y desde luego aumentará su protagonismo tanto en el día a día de los usuarios, como en los procesos de producción empresariales. Las compañías deben por ello analizar y visualizar las posibilidades disruptivas que facilita la IA, ejecutando proyectos innovadores centrados en tecnológica inteligente y siendo conscientes de que actuar de forma ágil es crítico, Inteligencia artificial en sectores, de Pixabaydado que esperar a que la IA y sus aplicaciones maduren por completo en el mercado conlleva el riesgo de que sea demasiado tarde para posicionarse estratégicamente y ser competitivo.

En cualquier caso, el impacto está siendo ya bastante profundo en determinados sectores como la banca, el retail, el turismo o la industria. Unos sectores que están siendo transformados radicalmente por la inteligencia artificial, gracias a la mejora, automatización y optimización de sus respectivos procesos, jugando de este modo un papel esencial en el impulso de su actividad, desarrollo y expansión económica.

  • IA en banca: aportando valor a la entidad y al usuario.

Métodos como el “machine learning” ya están ayudando a las entidades financieras desde numerosos campos operativos, aplicándose a la detección del fraude (a través del aprendizaje supervisado y no supervisado) y a la gestión de riesgos. En cuanto a esta última, ya se habla de “regtech” (regulatory technology) como el conjunto de herramientas que optimizan la gestión de riesgos de las entidades del sector bancario.

Por su parte, desde la óptica del valor aportado al usuario, la proliferación de los asistentes virtuales o de voz, capaces de procesar órdenes verbales (NLP), permitirán al usuario gestionar todos sus productos y servicios bancarios dentro del ecosistema digital, generándose de este modo una especia de “oficina virtual”. En concreto, se estima que, en un plazo de tres años, el 31% de los consumidores usará asistentes de voz en lugar de visitar una tienda o una oficina bancaria. Además, los compradores gastarán hasta un 500% más que ahora por esta vía.

  • IA en retail: generando crecimiento gracias a la personalización.

En el sector retail, la automatización inteligente basada en la inteligencia artificial ya está generando crecimiento gracias a su adaptabilidad, agilidad, capacidad resolutiva de problemas y, sobre todo, merced a su capacidad de autoaprendizaje.

Lo cierto es que se está produciendo un “enriquecimiento del capital” en el sector retail como consecuencia del crecimiento económico basado en la IA. Porque, con una amplia variedad de herramientas, las compañías pueden conocer mejor las preferencias de sus clientes, brindándoles después experiencias y ofertas personalizadas, fruto de una hiper-segmentación inteligente.

Además, la inteligencia artificial también permite personalizar los recursos digitales de las compañías en tiempo real cuando el cliente está haciendo uso de ellas, generando recomendaciones altamente personalizadas de productos según sus gustos y ofreciendo una respuesta efectiva e inmediata desde los centros de atención al cliente, lo que se traduce en una mejora drástica de la experiencia de cliente (CX).

  • Efectividad en el conocimiento del cliente turístico.

La IA juega ya un papel clave desde luego en la efectividad y eficiencia de los recomendadores y comparadores turísticos; siendo éstos una herramienta clave para el impulso del sector turismo, principalmente en entornos online. Y es que este tipo de soluciones se alimentan de un gran volumen de datos que son analizados de manera inteligente, funcionando principalmente de acuerdo a tres modelos de datos basados en la popularidad, en el contenido y en el histórico de los usuarios. De forma que, gracias a la huella digital que los usuarios dejan, es posible generar perfiles de cliente cada vez más completos, analizando gustos, tendencias, preferencias, etc.; hecho que permite a la IA crear clústeres de usuarios cada vez más homogéneos.

  • La robótica y la automatización de tareas modernizan la industria.

En el ámbito industrial, la robótica y la implantación de diversos sistemas basados en IA continúan el trabajo realizado por otras tecnologías de automatización en el pasado, pero ampliando en gran medida la gama de tareas y procesos industriales susceptibles de ser optimizados. Y es que estos sistemas no se limitan a sustituir las tareas que requieran de la fuerza humana, sino que actualmente las tecnologías impulsadas por la inteligencia artificial son capaces de recuperar información, coordinar y controlar de manera óptima la estrategia logística, manejar inventarios, proporcionar servicios, escribir informes comerciales, etc. De esta manera, con la progresiva automatización inteligente de tareas, la optimización de los procesos productivos es el objetivo ineludible hacia el que se dirige el sector industrial.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *