Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Artículo actual

El camino de la inteligencia artificial

Por   /   25 abril, 2018  /   Sin Comentarios

Por Sage, Multinacional especializada en soluciones integradas de gestión empresarial.

 

Ya el 2017 fue el año del despegue de la inteligencia artificial (IA). A pesar de algunos intentos por “desprestigiar” a esta tecnología y sus efectos, dicho ejercicio fue testigo de avances sin precedentes en materia de IA. Las personas han comenzado a comprender el impacto de esta tecnología en su vida cotidiana y las empresas, a desarrollar su aplicación en el día a día de sus negocios.

De hecho, durante este año y los siguientes, la industria de la IA continuará evolucionando y logrará grandes avances. Más personas se familiarizarán con los matices y complejidades de esta tecnología y sus aplicaciones continuarán aumentando y expandiéndose a nuevos sectores. Y en esa misma evolución, externamente, se presionará a la industria de la IA para que asuma la responsabilidad de aumentar su transparencia y rendición de cuentas. A la vez, multitud de compañías y asociaciones de los sectores privado, público y académico se formarán y verán crecer su conocimiento sobre esta industria.

Teniendo en cuenta esta progresión, es de prever algunas realidades Inteligencia artificial, de pixabayconcretas que en su camino tomará la inteligencia artificial en estos meses inmediatos.

  • La IA de apariencia humana se desvanecerá lentamente.

En este mismo 2018, la industria de la inteligencia artificial comenzará a dejar de lado el desarrollo de las tecnologías basadas en estructuras físicamente humanas. En cualquier caso, como se vio con “Sophia”, el robot saudí, intentar humanizar la IA al máximo puede perjudicar el progreso real. En consecuencia, los ingenieros y desarrolladores de IA se orientarán a la construcción de terminales de IA basados en algoritmos que respondan, tomen decisiones e interactúen, eso sí, de una forma humana. Además, se presenciará un cambio en la industria a medida que la IA se integre cada vez más en las plataformas y tecnologías que las personas utilicen para ubicar registros públicos, evaluar experiencias de cliente o administrar sus finanzas.

  • Priorización de los grandes problemas del mundo.

La industria de la IA virará hacia la resolución de problemas que afectan a grandes núcleos de población. Hasta ahora, la mayoría de aplicaciones empresariales y de consumo de IA se centran en pequeños problemas de nicho, pero el gran reto es que aborde los mayores problemas a los que se enfrenta el mundo de hoy. Las tecnologías actuales ya tienen el potencial de atajar problemas como la gestión de una fuerza de trabajo completa o la solución del cambio climático y, a lo largo de 2018, las empresas de todos los sectores comenzarán a implementar IA para resolver los problemas más significativos y complicados del mundo.

  • El capital humano complementado con IA = resultados óptimos.

Con demasiada frecuencia, se hacen públicos informes que tratan sobre el impacto de la inteligencia artificial en el mercado de trabajo y que provocan una situación de pánico innecesaria. A nivel global, se teme el efecto que los avances en IA puedan tener en las futuras oportunidades de empleo, atracción de talento y lugares de trabajo. Aunque algunos empleos serán reemplazados irremediablemente, la mayoría de ellos evolucionará para incorporar y coexistir con la IA, de forma se optimice su potencial y que los beneficios se maximicen para las empresas. El resultado es que, en los próximos meses, las compañías comenzarán a establecer programas de retención para educar a sus empleados no técnicos en cómo trabajar de forma efectiva con inteligencia artificial.

  • Mayores índices de adopción de IA a nivel consumidor.

Uno de los objetivos inmediatos del sector de la inteligencia artificial es establecer confianza con los consumidores. El trabajo se basará en garantizar que éstos se sientan cómodos con los productos y servicios basados en tecnologías de inteligencia artificial. Toda esta comunicación se realizará en un lenguaje simple que los consumidores de a pie puedan comprender y que les genere confianza. El hecho de que los consumidores se sientan más cómodos con dicha tecnología permitirá abordar preocupaciones éticas y técnicas generalizadas, así como maximizar su adopción desde el punto de vista del consumidor genérico.

En cualquier caso, lo que hemos visto hasta ahora sobre inteligencia artificial es sólo el principio de todo lo que esta tecnología puede hacer tanto por las empresas como por las personas en su vida cotidiana.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *