Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

La Inteligencia Artificial, foco decisivo para la relevancia de las organizaciones

Por   /   9 febrero, 2017  /   Sin Comentarios

“Avanade Technology Vision 2017”, un reciente informe de la multinacional de servicios digitales y soluciones de negocios Avanade que expone las nuevas tendencias tecnológicas para los próximos tres años, incide en que estamos en la cúspide de una nueva década de disrupción digital impulsada por la Inteligencia Artificial (IA) y la automatización.

El estudio, que asegura que la primera era de IA traerá nuevas oportunidades para las organizaciones (similares a la de la revolución de los PC en la década de los 90), pero para lo que aquellas deben comenzar su transformación ahora, Inteligencia artificial, de Pixabaypues en realidad disponen de un período de tiempo breve para experimentar y familiarizarse con las estrategias y tecnologías si quieren estar preparados para el mundo de la Inteligencia Artificial.

El documento revela que el surgimiento de la primera era de IA ya está creando nuevas maneras en las que las compañías interactúan y atienden a sus clientes y empleados. Por ejemplo, al aumentar las capacidades de los empleados utilizando IA, especialmente a través de la automatización inteligente, “robotic process automation (RPA ó automatización de procesos mediante robótica) y automatización física, las compañías permitirán a sus empleados alcanzar mayores y mejores resultados mediante acciones más inteligentes. Además, el informe también predice que, a medida que la “nube”, el “big data” y el móvil continúan convergiendo, las interfaces de usuario impulsadas por Inteligencia Artificial llevarán a interacciones cada vez más profundas y más significativas; una “centralización de la situación” adaptada no sólo a cada cliente o empleado, sino a su situación única y específica.

En cualquier caso, según Chris Miller, director de Innovación Tecnológica de Avanade, “la IA no solo está reinventando las experiencias del cliente digital, sino que también va a ser el recurso tecnológico más importante para los empleados de una organización; y a medida que las tareas más simples o repetitivas se vayan automatizando, veremos cómo el tiempo disponible de cada trabajador aumenta. Un tiempo que podrá aprovechar para realizar tareas que sean importantes tanto para él como para la organización para la que trabaja”.

En esa línea, el documento de Avanade identifica hasta cinco acciones concretas que las empresas ya pueden llevar a cabo para sobrevivir y prosperar en la primera era de la IA:

1. Adoptar la IA como una nueva experiencia. Los clientes no solamente estarán en apps o en Internet, y esperarán asistentes de IA e interfaces de usuario invisibles, así como experiencias diferenciales en voz, realidad mixta o aumentada y háptica o táctil.

2. Aumentar las capacidades de sus trabajadores. Los beneficios que hemos logrado gracias a la innovación en la productividad en el lugar de trabajo han llegado a un punto álgido, pero la IA ayudará a las organizaciones a alcanzar nuevos niveles de eficiencia y efectividad. Una plantilla desarrollada e impulsada por IA también ayudará a las empresas a atraer y retener nuevas generaciones de trabajadores.

3. Integrarse en la economía de las plataformas. Las organizaciones deben estar preparadas para crear y unirse a las plataformas sin fronteras impulsadas por la Inteligencia Artificial dentro de su sector o industria (y también en otras) para llegar a los clientes donde estén y deseen.

4. En todo momento tomar un enfoque “design ops”. La combinación del “design thinking!” y los principios de ingeniería moderna será necesaria para la transformación digital de la empresa a una entidad completamente centrada en el usuario. Las organizaciones deben comenzar ahora a construir una cultura, una mentalidad y un modelo de negocio listos para una revolución de diseño de operaciones, donde todo el mundo está centrado en el usuario y el valor.

5. Actuar con responsabilidad y planificar el enfrentarse a consecuencias colaterales. El ascenso de la IA está cambiando fundamentalmente todo en la forma en que vivimos, trabajamos y comprendemos nuestro mundo. Las organizaciones deben desarrollar por tanto un marco de ética digital que aborde cuestiones como la seguridad de los datos, la confianza o la privacidad, y que proporcione también directrices sobre cómo se deben obtener y utilizar los datos. No hay que olvidar que cada acción digital puede tener consecuencias potencialmente no deseadas.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *