Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

El potencial creativo de las empresas españolas no se traduce en innovación

Por   /   16 abril, 2015  /   Sin Comentarios

Presentación de índice de cultura de la innovaciónAunque en las compañías de nuestro país existe confianza interna, buen ambiente y creatividad, lo cierto es que ese potencial creativo no se traduce en innovación, tal y como señalan las conclusiones del “Índice Cultura de la Innovación (ICI) España 2015”, que ha llevado a cabo la Asociación Española para la Calidad (AEC).

El informe, resultado del primer “Estudio sobre Cultura de la Innovación”, presentado ayer y elaborado por la propia AEC en colaboración con Dícere como partner estratégico y que cuenta como partners impulsores con AENOR, Airbus Group, Merck, Fundación Pons, Repsol y Thales, revela que España es un país con profesionales y ciudadanos innovadores, pero con grandes carencias en los ámbitos del liderazgo y los procesos. Porque, mientras que los profesionales creen en la innovación y están dispuestos a abordar proyectos “disruptivos”, las empresas tienen dificultades, desde los procesos internos imprescindibles, para llevar esta creatividad a la cuenta de resultados.

La investigación, que ha recabado la opinión de más de 9.000 empleados de 69 empresas españolas (43 de ellas, pymes), pone de manifiesto que la ausencia de liderazgo y la escasez de medios, como la falta de tiempo y espacio o la imposibilidad de acceso a expertos, son los principales obstáculos por los que la innovación no consigue llevarse a la práctica como disciplina diferenciada en las empresas españolas, a pesar de que sus empleados son creativos y se sienten cómodos con ello. Asimismo, la ausencia de incentivos, la poca flexibilidad o la falta de entrenamiento son algunos de los factores peor valorados por los trabajadores.

De hecho, analizando los seis distintos bloques fundamentales que componen la cultura de la innovación, este informe destaca, en el caso de las empresas españolas, la puntuación obtenida por los bloques de carácter emocional (valores, resultados y clima), pero, sin embargo, sería mejorable el resultado de los bloques orientados a la acción: conductas, recursos y procesos.

Creatividad, de PixabayNo obstante, el estudio incide en que, para que la innovación sea desarrollada con éxito, es necesario que exista un equilibrio entre los diferentes bloques, ya que la coherencia es un principio básico fundamental de toda organización. Desde la AEC, aseguran que la innovación aún no es una disciplina en las empresas españolas y cada organización, atendiendo a sus características, debe descubrir su propia receta para conseguirlo. A grandes rasgos, para generar una cultura de la innovación, es necesario conjugar tres elementos: estrategia, liderazgo y personas.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *