Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

La inversión en inmuebles no residenciales en Europa durante 2012, similar a un año antes

Por   /   13 febrero, 2013  /   Sin Comentarios

La inversión en inmuebles no residenciales en Europa Occidental durante 2012 sumó 115.300 millones de euros, según un informe elaborado por la consultora inmobiliaria BNP Paribas Real Estate, lo que supone prácticamente igualar la cifra de 2011, superando de esta manera las previsiones iniciales.

Lo cierto es que la confianza de los inversores pareció haber mejorado en general últimamente, aunque la escasez del tipo de activos al que se dirigen (los más seguros, especialmente ‘prime’, en las mejores localizaciones) es el principal obstáculo al crecimiento de la inversión. De esta manera, las previsiones para 2013 tienen en cuenta que la recesión se acentúe, lo que no favorecerá la actividad inversora y dificultará que se alcance el nivel del pasado ejercicio. Más en concreto, para los tres principales países de la zona, como son Francia, Alemania y Reino Unido, el informe de BNP Paribas Real Estate pronostica una caída del 6% en el volumen de inversión no residencial, mientras que es probable que los mercados de España e Italia vuelvan a crecer. Los inversores se muestran más confiados y dispuestos a asumir un riesgo ligeramente superior más allá de las localizaciones tradicionalmente seguras, donde además la oferta es escasa.

Por el momento, durante 2012, el volumen de inversión en Alemania se incrementó un 9% en 2012, sumando 25.600 millones de euros, gracias al imprevisto buen comportamiento del último trimestre. Mientras, Suecia (12.400 millones) y Noruega (6.900 millones) ganaron atractivo por su situación fuera de la zona euro, anotándose unos notables crecimientos del 25% y 44%, respectivamente. Entre tanto, Austria y Bélgica han registrado incrementos del 12% y del 10%, respectivamente, si bien partían de niveles bajos. Por su parte, la aversión al riesgo de los inversores y su búsqueda de ubicaciones seguras han propiciado que Londres viera crecer su inversión no residencial un 31%, aunque el Reino Unido como país sólo lo haya hecho un 2%, con 40.800 millones de euros en conjunto.

Sin embargo, Francia se incorporó a la relación de países donde la inversión no residencial descendió en 2012, con un ajuste del 8% y 16.600 millones de euros acumulados (pese a ello, el mercado francés se mostró resistente en un contexto económico adverso). Y la falta de oferta de calidad ha hecho mella en los resultados de los Países Bajos que, con 4.000 millones de inversión no residencial, ha sufrido un descenso del 16%.

En cualquier caso, los peores datos del mercado de inversión europeo provinieron de nuevo de los países del sur, con pronunciadas y esperadas caídas. En Portugal, la inversión no residencial sumó 160 millones de euros, el nivel más bajo desde 2000. Italia también anotó un nuevo mínimo, con 1.700 millones, en tanto que la inversión terciaria en España alcanzó los 1.200 millones gracias a la actividad del 4º trimestre, que supuso el 67% del total del año.

No obstante, y pese a la debilidad del mercado de ocupación, la inversión en oficinas se mostró fuerte y atractiva a lo largo de 2012 en general en el Continente, totalizando así el 49% de las transacciones inmobiliarias no residenciales (45% en 2011), pues sumaron 57.000 millones de euros, un 11% más en términos anuales. No obstante, se pudo observar un mercado a dos velocidades en el que los inversores apuestan por las oficinas ‘prime’ para sortear riesgos y evitan los inmuebles de menor calidad.

Por su parte, tras los máximos alcanzados por el segmento de ‘retail’ en 2010 y 2011, la inversión en este tipo de activos retrocedió un 18% durante el pasado año, hasta quedar en 28.400 millones. Un descenso propiciado en buena medida por la escasez de centros comerciales grandes y de locales ‘prime’ disponibles para su venta.

Finalmente, la inversión en el segmento industrial tuvo un buen comportamiento en 2012, lo que se tradujo en un incremento de la actividad del 13% y un volumen de 10.000 millones de euros. Esta tendencia se puede atribuir a las importantes operaciones sobre carteras cerradas el pasado año.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *