Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Incentivos a la sostenibilidad medioambiental

Por   /   19 marzo, 2013  /   Sin Comentarios

Por Ramón Lubián Silva, Manager Financiación Innovación de Alma Consulting Group, consultora especializada en gestión de ahorro de costes y financiación de la innovación.

Prácticamente la totalidad de las actividades económicas implican un impacto ambiental, generando externalidades negativas en la sociedad. La mayoría de los países desarrollados ya han establecido mecanismos correctores que van desde la regulación directa de los mercados contaminantes al establecimiento de impuestos pigouvianos destinados a desincentivar la contaminación, pasando por el establecimiento de derechos de contaminación negociables o incluso subvenciones a la producción sostenible.

La estrategia dominante en la Unión Europea ha sido la aplicación del principio de “quien contamina paga”. Por su parte, el Impuesto de Sociedades Español recoge una deducción fiscal para incentivar a aquellas empresas que inviertan en equipos e instalaciones más sostenibles, aunque la misma no siempre es conocida o aplicada por las empresas. ¿Están aprovechando este mecanismo de manera óptima? ¿Lo aplican correctamente conforme a la normativa? El siguiente análisis puede dar respuesta a estas cuestiones:

1) ¿Estamos teniendo en cuenta todas las inversiones con derecho a deducción? Todas aquellas empresas que hayan renovado en los últimos años sus equipos o líneas de producción deberían analizar su relación con el medio ambiente. Con relativa frecuencia, lo que en principio la empresa ha considerado como una mera adquisición de activos necesaria por la obsolescencia de los anteriores reduce también el impacto ambiental, y por lo tanto, debidamente justificada, puede obtener el certificado de convalidación necesario para poder aplicarse la deducción correspondiente.

2) ¿Hemos aprovechado al máximo las inversiones que hemos realizado en estos años? Durante 2011 la Dirección General de Tributos aclaró que en la declaración del Impuesto de Sociedades correspondiente al ejercicio 2011 se podían incluir las deducciones por inversiones puestas en marcha desde 2001. Por lo tanto, se puede encontrar una importante vía de mejora del resultado de la empresa después de impuestos, analizando si este incentivo ha sido aplicado de manera correcta en los ejercicios anteriores, y aprovechar ahora lo que no se aprovechó en su momento. Si la empresa detecta que no ha optimizado convenientemente el uso de este incentivo en el pasado, debe saber que tiene la oportunidad de recuperarlo.

3) ¿Estamos aplicando correctamente las deducciones? Los sucesivos cambios a los que ha sido sometida esta deducción en los últimos años, así como novedades surgidas en la jurisprudencia y doctrina existentes, hacen que no sea sencillo conocer exactamente qué tipos de proyectos son deducibles y cuál es el porcentaje de deducción a aplicar en función de la fecha de puesta en marcha de la inversión. El último cambio fue la aprobación de la Ley de Economía Sostenible, que eleva el porcentaje de deducción a un 8%, pero elimina, entre otras, la posibilidad de deducción directa de las inversiones en energías renovables.

En conclusión, el incentivo a las inversiones por medio ambiente es un dispositivo que a priori parece ampliamente conocido y utilizado. Sin embargo, las empresas no están optimizándolo al máximo. El correcto uso de esta deducción puede ser una importantísima vía de ahorro para las empresas, con la posibilidad añadida de recuperar en parte incluso aquellas inversiones de carácter ambiental realizadas en el pasado.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *