Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Siguen al alza las pérdidas por impagos en España

Por   /   15 mayo, 2014  /   Sin Comentarios

Continuando una tendencia que se iniciara en 2008, durante el primer trimestre de 2013 España ha vuelto a registrar serias pérdidas por impagos; en esta ocasión de 27.000 millones de euros, lo que supone un 2,9% del cobro a realizar, según muestra el “Índice de Riesgo” elaborado periódicamente por la multinacional sueca de servicios de gestión de crédito Intrum Justitia.

Pérdidas por impagados, de Free DownloadEl estudio, que analiza la situación de impagos en 31 países europeos, además de en Rusia y Turquía, tras consultar en los mismos a un total de 10.000 empresas, revela, no obstante, que la tasa de impagos en nuestro país se mantiene por debajo de la media europea (3,1%, tras subir una décima respecto al trimestre anterior), ya que en el conjunto del continente implicó 360.000 millones de euros.

Respecto a los plazos de pago (acordado+retrasos), España se mantiene en los 99 días de media que ya se registraron en 2013, pero muy por encima de la media europea (46 días), que además se ha reducido en este año desde los 48 días.

En esa línea, mientras los consumidores se retrasan más en los pagos, las empresas y las administraciones públicas mejoran algo. De hecho, en tanto que las administraciones públicas pasan de los 155 a los 154 días en 2014 (muy lejos aún de los 30 días que marca la directiva europea que entró en vigor hace más de un año, e incluso de la media real europea, fijada en 58 días) y las empresas recortan los plazos hasta los 83 días (47 días en Europa), frente los 85 días de 2013 y los 47 de media en Europa, los consumidores, en contra de la tendencia de años anteriores, aumentan la cifra desde los 58 días a los 61 en este año y quedan desde luego a mucha distancia de los 34 días de la media en Europa.

El problema es que los retrasos en los pagos siguen siendo una amenaza importante para el crecimiento y supervivencia de las empresas europeas. Ejemplo de ello es que el 80% de las empresas españolas presentan problemas de liquidez derivados en los retrasos de los pagos (situación que se mantiene respecto al año anterior), en tanto que un 69% alega que se reflejará en la pérdida de beneficios (66% pensaba así un año antes), un 36% que supone un riesgo para su reputación y un 58% que tendrá por ello problemas de crecimiento.

Además, esta situación de retrasos en los pagos tiene otro tipo de consecuencias concretas como, por ejemplo, que el 46% de las empresas españolas consideran que no podrá contratar nuevos empleados por causa de la morosidad. Esta cifra se sitúa por encima de la media europea (40%) y desde luego de naciones como Islandia (15%), Suiza (15%), Dinamarca (16%), Noruega (20%), Austria (21%), Bélgica (34%), Estonia (24%), Finlandia (25%), Suecia (25%), Holanda (26%), Lituania (31%), Polonia (36%), Francia (39%), Italia (39%), Bulgaria (41%), Reino Unido (43%), Letonia (44%) y Portugal (44%). Aunque también es cierto que es mayor el número de compañías que dicen que no podrán contratar empleados por causa de la morosidad en Croacia (47%), Chipre (51%), Alemania (51%), Eslovenia (52%), Bosnia (53%), República Checa (53%), Hungría (54%), Eslovaquia (54%), Irlanda (60%), Rumanía (64%), Grecia (68%) y Serbia (69%).

De esta manera, la mayoría de los encuestados en Europa entienden que deberían estar recibiendo más ayuda de los legisladores para cobrar sus facturas a tiempo. En España, el 90% indica que no está satisfecho con las acciones del gobierno actual (mejora levemente la cifra del año anterior, cuando se situaba en el 94%) para ayudar a proteger a las empresas de este riesgo y el 56% no confía en obtener apoyo financiero por parte de su banco ni encontrar vía de crecimiento de sus negocios durante la recesión. La desconfianza aumenta así desde el año anterior, cuando se situaba en el 54%.

Imagen cortesía de Ambro / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *