Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Claves para captar las mejores ideas para tu negocio

Por   /   11 abril, 2013  /   Sin Comentarios

Por iSOCO, empresa española especializada en software basado en inteligencia artificial y tecnología semántica.

Ideas para tu negocioLa capacidad de detectar, captar, estructurar y explotar el gran volumen de información de interés que se genera tanto fuera como dentro de nuestra empresa y que circula en ocasiones en tiempo real a través de Internet, con el fin de transformarla en conocimiento estratégico, es sin duda la principal ventaja competitiva de las empresas, hasta el punto de condicionar las nuevas oportunidades de negocio en el nuevo contexto de Economía en Red.

Es de prever así un descenso en la competitividad de aquellas organizaciones que se resistan a abrir las fronteras de su departamento de I+D y pretendan seguir capitalizando todo su esfuerzo en innovación. Esta es la primera gran consecuencia derivada de la inteligencia colectiva generada a partir de la conversación global en Internet y que avanza a un ritmo superior al que cualquier organización podría llegar a alcanzar por su cuenta.

De esta manera, la empresa que no desarrolle capacidades de absorción de conocimiento y no sepa aprovechar la gran cantidad de información disponible actualmente en la Red tendrá carencias que le llevarán a perder oportunidades de negocio respecto a sus competidores.

Es el triunfo definitivo de la denominada “Innovación Abierta”, el término acuñado por el profesor Henry Chesbrough para definir un modelo en el cual la relevancia de las aportaciones e ideas externas se equipara a la de las internas. El paradigma ha evolucionado en los últimos años y su introducción se ha generalizado.

En este contexto, desde iSOCO recomendamos diseñar, construir e instrumentalizar progresivamente un entorno de colaboración adecuado a las necesidades específicas de cada empresa. Además, con el fin de implantar un modelo de innovación abierta eficaz, consideramos imprescindible garantizar el acceso inmediato a datos útiles dispersos en un océano de información no siempre fiable y activar canales efectivos de circulación y absorción de conocimiento.

En concreto, estas son algunas de las claves que proponemos para crear una auténtica red colaborativa ante el exceso de información actual y captar las mejores ideas:

  1. Pensar en nuevos mercados donde explotar las ideas. No siempre una idea o una tecnología pueden ser útiles en una determinada área o mercado, pero sí que pueden tener valor para ser explotadas en ámbitos diferentes a aquellos para los que fueron pensadas inicialmente. La innovación debe empezar a interpretarse en función del modelo de negocio, por lo que, en ocasiones, la creación de una spin-off o empresas paralelas puede convertirse en una buena opción para llegar a nuevos mercados y generar beneficios a partir de una idea innovadora que, de otro modo, sería descartada.
  2. Perder el miedo a abrir las ideas al mercado y a colaborar con otras empresas. Si bien de entrada puede parecer contradictorio, permite optimizar el esfuerzo inversor en I+D de una compañía. General Electrics e IBM, por ejemplo, ceden sus licencias a empresas externas y parte de los beneficios de la venta revierten en el departamento de I+D para hacerlo más sostenible. Además, en el caso de las pymes, puede ser la única manera de adquirir cuota de mercado.

    La alianza con una gran empresa facilita el desarrollo de una buena idea, estancada por falta de recursos, en el que las dos partes salen ganando. La pequeña obtiene recursos económicos y credibilidad de la grande y ésta, a su vez, se nutre de la agilidad de la primera. Existen casos en los que la empresa cede gratuitamente conocimiento a sus proveedores para que puedan evaluarlo. Si entre aquellos que incorporan la propuesta se establece un ranking de ‘proveedores innovadores’, la iniciativa puede transformarse en una excelente estrategia de marketing.

  3. Introducir tecnología externa. Partiendo de la idea que no todos los mejores trabajan para nosotros, el conocimiento externo puede añadir una ventaja competitiva a la empresa siempre que a nivel interno exista la capacidad de detectar ese valor. Reducir la innovación a la actividad de un único departamento ya no tiene sentido cuando el conocimiento se expande tan rápidamente en nuestro entorno.
  4. Capturar ideas. Si la innovación se basa ahora en identificar oportunidades más que en ser el primero en tener la idea, es prioritario destinar recursos a ‘capturar’ esa idea, dentro y fuera de la empresa, que se puedan traducir en nuevos proyectos. La conocida iniciativa “InnoCentive”, que reta a innovadores de todo el mundo a resolver cualquier tipo de problemas planteados por las compañías que no han podido solucionar a nivel interno, es fruto de esa tendencia. Asimismo, algunas empresas han sabido transformar el reclutamiento de ideas en una potente herramienta de fidelización de sus clientes. Es el caso de los bancos de ideas como My Starbucks Idea, que constituyen el primer paso, no sólo de la captación de conocimiento externo, sino de la apertura empresarial al mercado y a la opinión externa, desde expertos a los propios clientes, en la toma de decisiones.

    No obstante, en iSOCO recomendamos definir con claridad los objetivos que se buscan con la apertura de un proyecto determinado a la aportación externa, ya sea como una estrategia de marketing para reforzar los vínculos con el público de interés, ya sea como una vía para colaborar con proveedores y reducir el tiempo de desarrollo de un producto gracias a la inteligencia colectiva.

  5. Incorporar herramientas de tecnología semántica para la gestión de ideas. La experiencia de iSOCO a través del desarrollo de su plataforma tecnológica “Open Ideas” confirma la eficacia de esta tecnología que, gracias a la semántica, da soporte al proceso de construcción de redes y entornos colaborativos capaces de transformar la información en conocimiento. Nuestra plataforma permite crear ‘retos de innovación’ entre los usuarios (empleados o colaboradores externos de una organización, por ejemplo), así como votar, comentar y refinar las ideas. Gracias al uso de la tecnología semántica, conecta contenidos e ideas relacionadas; relaciona contenidos con personas; identifica y visualiza el talento entre los miembros de la red; recopila información sobre tendencias; reduce los tiempos de evaluación y de decisión, y favorece la participación y la colaboración de todos los integrantes.

Imagen cortesía de Jannoon028/ FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *