Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Economía/ Finanzas  >  Artículo actual

Continúa descendiendo la capacidad española en I+D+i

Por   /   5 febrero, 2015  /   Sin Comentarios

En línea con lo que viene sucediendo desde 2009, primer ejercicio en que comenzó una etapa de caída de los gastos totales en I+D en España, el análisis de situación llevado a cabo por Cotec, fundación para la innovación tecnológica, revela que durante 2013 (último año con datos disponibles al respecto) se ha vuelto a recortar dicho gasto, limitándolo en esta ocasión a 13.012 millones de euros, lo que representa un descenso del -2,8% sobre 2012, ejercicio en que a su vez había caído un -5,6% en relación con un año antes. De esta manera, durante 2013, el gasto total en I+D en España representó el 1,24% del PIB del país (1,27% en 2012).

Investigación, desarrollo e innovación, de PixabayEn cualquier caso, y a pesar de la crisis europea, lo cierto es que esta evolución negativa no la han seguido los principales países de nuestro entorno, especialmente Alemania y Francia, que no han dejado de crecer en este sentido desde 2009 hasta 2013, con una media de crecimiento en estos cinco años del 4,42% y del 2,82%, respectivamente. No obstante, también es cierto que en otros países, como Italia, en los que su gasto ha crecido de forma ininterrumpida desde 2009, en 2013 sí ha registrado una reducción de un -1,5% con respecto al año anterior; o en Reino Unido, que comenzó con una fuerte caída en 2009 del -9,8%, pero que compensó con crecimientos del +5,9% (2010), +2,7% (2011) y +5,6% (2012), para volver a caer este último año en un -1,6%. En ese mismo periodo, el gasto medio de la UE-28 se redujo un -1,1% en 2009, para crecer a continuación un +4,1% (2010), +5,1% (2011), +3,9% (2012) y +1,5% (2013).

Pero volviendo a España, el informe de Cotec muestra que el sector privado fue el que representó un mayor porcentaje de ejecución sobre el gasto total en I+D del país, con el 53,3% (53,1% las empresas y 0,2% las instituciones privadas sin fines de lucro-IPSFL), en tanto que el sector público supuso el 46,7% restante (28% la enseñanza superior y 18,7% las administraciones públicas). No obstante, si se analiza la variación del gasto en I+D ejecutado entre 2012 y 2013, puede observarse que la caída del gasto total en España del (-2,8%) es resultado de la media entre una caída del -3% que se ha producido en el sector público y un recorte del -2,7% en el sector privado. De esta manera, por primera vez desde el comienzo de la crisis, el sector privado, con un 46,9% (empresas, un 46,3%, e instituciones privadas sin fines de lucro, un 0,6%), financió las actividades de I+D en mayor medida que el sector público, con un 45,7% (administración pública, un 41,6%, y enseñanza superior, un 4,1%), en tanto que los fondos procedentes del extranjero lo hicieron en un 7,4 % restante. En 2012, el sector público todavía era el que más financiaba, con un 47,1%, seguido del sector privado, con un 46,2%, y por los fondos procedentes del extranjero, que financiaron el 6,6%.

Entre los 6.906 millones de euros del gasto empresarial en I+D durante 2013, el 92% correspondió a gastos corrientes (4.175 millones de euros a retribuciones y 2182 millones a “otros gastos corrientes”) y sólo el 8% se empleó en gastos de capital (549 millones de euros). Es decir, que las retribuciones al personal dedicado a I+D en las empresas aumentan en un 1,6% respecto a 2012, mientras que la componente de “otros gastos corrientes” se reduce ligeramente (-2%) y la de gastos de capital se desploma un -27,3%.

El análisis de Cotec detecta que las empresas de entre 10 y 49 empleados que realizan I+D son las que más han disminuido durante el periodo 2008-2013, con una caída del 44,2%, mientras que las de 50 a 249 empleados cayeron un 22,6% y las de más de 250 empleados disminuyeron en un 16,5%.

Y en lo que afecta al personal dedicado a tareas de I+D, en 2013 han sumado un total de 203.302 profesionales en equivalencia a jornada completa (EJC), de las cuales 123.225 eran investigadores. Sin embargo, es preciso reseñar que la mayor parte de los investigadores (64%, es decir 78.314) siguen trabajando en el sector público, frente a los 44.911 que lo hacen en el sector privado. Y respecto al año anterior se observa que el total disminuyó un -2,8%, que se corresponde con un descenso del -4,1% en el sector público (81.625 investigadores en 2012) y del -0,5% en el sector privado (45.152 investigadores en 2012).

Por comunidades autónomas, las que dedicaron un mayor porcentaje de su PIB a actividades de I+D fueron el País Vasco (2,09%), Navarra (1,79%), Madrid (1,75%) y Cataluña (1,50%), mientras que las regiones que menor porcentaje destinaron a ello fueron Baleares (0,33%), Canarias (0,50%) y Castilla-La Mancha (0,53%). Y con respecto al gasto registrado el año anterior, las dos únicas comunidades que en 2013 presentaron tasas de crecimiento fueron Extremadura (un 0,9%) y Madrid, que parece que se ha estabilizado, después de caer un -8,7% en 2012, con un pequeñísimo incremento que hace que su tasa de variación se quede en el 0,0%. Mientras, las que mayores descensos registraron en 2013 respecto al año anterior fueron Castilla y León (-14%), Cantabria (-12,8%) y Castilla-La Mancha (-12,6%).

Por ramas de actividad, las empresas de vehículos de motor se situaron en 2013 a la cabeza en el gasto en innovación tecnológica, con un 13,4%, seguidas de las de servicios de I+D (12,1%), farmacia (7,9%), actividades financieras y de seguros (7,3%) y telecomunicaciones (6,2%).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *