Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Los horarios y espacios de trabajo flexibles, claves de la chispa creativa

Por   /   19 diciembre, 2016  /   Sin Comentarios

Por Pedro Ballesteros, Country Manager para España y Portugal de Polycom, Multinacional especializada en comunicaciones avanzadas.

 

A nadie le resultan inspiradoras las paredes de su oficina, ni los fluorescentes o las toses y voces de los compañeros. Los trabajadores, sin embargo, suelen intentarlo, Trabajo flexible, de Pixabayy hacen un esfuerzo considerable decorándola con fotos familiares, frases motivacionales, plantas o dibujos del niño. Tratan de hacer su oficina más confortable y estimulante.

Lo cierto es que antes de que la tecnología cambiase la forma que tenemos de trabajar, los empleados no tenían más remedio que trasladarse a una oficina para cumplir el horario de trabajo habitual, que suele ser al menos de 9 a 6. Pero esta forma de trabajar está llegando rápidamente a su fin, y estar encerrado en una oficina se está volviendo tan anticuado como viajar montado a caballo. De hecho, en los últimos años, el número de empresas que permiten la flexibilidad laboral ha aumentado enormemente, por una razón principal: los empleados son más eficaces cuando eligen su propio horario. El aumento de productividad y creatividad se logra cuando los empleados deciden cuál es su fórmula perfecta en cuanto a horario, sitio y estilo de trabajo.

Barreras de la creatividad: las restricciones de tiempo y ubicación

Lo cierto es que, con demasiada frecuencia, la creatividad queda enterrada bajo las normas, la burocracia y las limitaciones de tiempo. Es difícil ser creativo cuando uno está metido en un atasco en el coche; pero, si se puede evitar el tráfico y trabajar desde casa, eso es un “extra” de 45 minutos que se puede utilizar para ponerse al día en mensajes de correo electrónico o terminar los informes. Sin tener que estar en una ubicación física específica, los empleados madrugadores pueden conquistar el mundo de la mañana, y los noctámbulos hacerlo cuando llega la noche.

Para el que elija trabajar en su oficina, ¡perfecto!. Sin embargo, para aquellos que la oficina les quite la inspiración, el trabajo flexible le permite trabajar desde prácticamente cualquier lugar. Y desde luego muchos trabajadores simplemente prefieren trabajar desde su casa. Un estudio realizado en la “Harvard Business Review” mostró que la satisfacción laboral y el compromiso están profundamente conectados con la sensación de control sobre el entorno de uno mismo, en concreto, la capacidad de elegir dónde trabajar de acuerdo a la tarea en cuestión. El artículo concluye que el trabajo colaborativo, los lugares de trabajo abiertos, solo funcionan bien cuando el empleado tiene la libertad de ir a un espacio cerrado cuando necesita aislarse.

En ese mismo orden de ideas, claro, el trabajo flexible permite trabajar desde un barco o desde el parque, pero eso funciona para tareas específicas. Porque los trabajadores también necesitan tranquilidad y privacidad, especialmente para realizar tareas que requieren más atención que creatividad. El trabajo flexible les permite adaptar el entorno al proyecto en el que se están trabajando.

Colaboración: Impulsora de ideas innovadoras

En ese sentido, actualmente, los mayores avances se producen cuando conjuntos o redes de personas que están auto-motivadas y tienen una visión colectiva se unen y comparten ideas, información y trabajo. Por esta razón, la tendencia de los espacios de trabajo abiertos se vuelve popular durante la era “puntocom”, para facilitar la colaboración.

Cuando las condiciones son favorables para la creatividad de los empleados, las empresas triunfan. Los horarios de trabajo flexibles, gracias a la tecnología de primer nivel, ofrecen las condiciones adecuadas para que los equipos saquen su espíritu más creativo.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *