Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Empleados  >  Artículo actual

La tecnología, una extensión de las personas en pocos años

Por   /   17 julio, 2017  /   Sin Comentarios

Las tecnologías emergentes, respaldadas por los grandes avances en software, “big data” y poder de procesamiento, cambiarán nuestras vidas antes de 2030, según apunta el informe “La próxima era de las relaciones hombre-máquina”, llevado a cabo por el Institute for the Future (IFTF) para la multinacional tecnológica Dell Technologies y que Hombre en el futuro, de Pixabayse apoya en entrevistas a 20 expertos en tecnologías, académicos y profesionales de los negocios de todo el mundo.

La investigación señala que desde luego la sociedad entrará en una nueva era en su relación con las máquinas que redundará, en primer lugar, en más eficiencia y posibilidades que nunca, ayudando a los humanos a superar sus limitaciones. Más en concreto, para el año el año 2030, la dependencia de los humanos de la tecnología se convertirá en una auténtica relación, aportando habilidades como creatividad, pasión y una actitud emprendedora. Esto se alineará con la capacidad de las máquinas de aportar velocidad, automatización y eficiencia, y la productividad resultante permitirá nuevas oportunidades dentro de las industrias y los roles.

Junto a lo anterior, los humanos actuarán como «conductores digitales» de una tecnología que funcionará como una extensión de las personas, ayudando a dirigir y gestionar mejor las actividades diarias.

El ritmo del cambio será tan rápido que se crearán nuevas industrias y se requerirán nuevas habilidades para sobrevivir (se calcula que el 85% de los empleos en 2030 aún no se han inventado). Así, para entonces, el trabajo dejará de ser un lugar para convertirse en una serie de tareas, y la capacidad de adquirir nuevos conocimientos será más valiosa que el propio conocimiento. En cualquier caso, la gente aprenderá «sobre la marcha» utilizando nuevas tecnologías como la realidad aumentada y la realidad virtual. En ese sentido, las tecnologías de aprendizaje automático harán que las habilidades y las competencias de los individuos puedan ser consultadas, y las organizaciones buscarán el mejor talento para tareas diferenciadas. Y aunque la tecnología no reemplazará necesariamente a los trabajadores, el proceso de encontrar trabajo cambiará: el reclutamiento de trabajadores mediante el uso de tecnologías avanzadas de establecimiento de contactos basadas en datos será habitual, con lo que las organizaciones podrán encontrar y emplear talentos de todo el mundo. Y, por otra parte, los asistentes de Inteligencia Artificial Integrada (AI) irán mucho más allá de lo que puede hacerse ahora, e incluso ellos se ocuparán de nosotros en formas predictivas y automatizadas.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *