Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Formación  >  Artículo actual

“Hard challenges” para mejorar la productividad y la competitividad

Por   /   11 julio, 2019  /   Sin Comentarios

Por The Valley, Ecosistema digital de formación, talento y emprendimiento.

 

El proceso de digitalización de las empresas precisa de una figura fundamental: el experto en negocios digitales. Se trata de una persona capaz de entender los aspectos más relevantes del entorno digital y de la innovación y, además, de aplicarlos al ámbito del negocio. No obstante, para poder ejercer este papel de experto y liderar la digitalización de una empresa, es necesaria una formación sólida y continua.

En esa línea, un informe de ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información) pone de manifiesto que el 69,1% de las empresas del sector de contenidos digitales percibe la formación como clave para que los futuros profesionales del sector estén capacitados. Y es que, en un entorno profesional caracterizado por la inmediatez y los cambios constantes, resulta necesario que todos aquellos que se quieran dedicar a profesiones Formación digital, de Pixabaydel ámbito digital reciban formación continua, y especialmente sobre los dos grandes retos a los que se enfrentan las empresas: los denominados “soft challenges” (formación y flexibilidad) y los “ (herramientas y estrategias).

Con respecto a estos segundos, es preciso señalar que los “hard challenges” se han identificado como el mayor desafío, pues aportan valor a la hora de facilitar tareas y automatizar procesos, lo que ayuda decisivamente a incrementar la productividad y competitividad. Y para ello, las herramientas “hard challenges” que se antojan imprescindibles en las estrategias digitales son:

  • “Cloud computing”, que permite a las empresas tener espacio de almacenamiento ilimitado en la “nube” para guardar todos sus archivos y datos, mientras se paga solamente por lo que se usa, sin tener que hacer grandes inversiones en máquinas físicas, y así poder optimizar recursos. Por otra parte, este modelo de computación en la “nube” aporta a la empresa más flexibilidad y movilidad, pues hace posible que los usuarios puedan acceder a su sistema operativo, información, aplicaciones y recursos de forma rápida y sencilla desde cualquier dispositivo electrónico, en cualquier momento y desde cualquier parte del mundo. Además, proporciona seguridad extra a las empresas, ya que garantiza una copia de toda su información ante una posible situación de crisis.
  • “Big data” y la analítica digital. Las grandes cantidades de información a las que tienen hoy en día acceso las empresas han hecho del “big data” y la analítica digital herramientas de suma importancia para mejorar las estrategias de negocio, pues permiten a los diferentes departamentos implicados poder recoger y analizar grandes cantidades de información con el objetivo de ofrecer un producto y servicio más adecuado y personalizado para su cliente “target”. En este sentido, el reto para la empresa es saber recopilar y gestionar toda la información que consigue a través de diversos medios y utilizarla para optimizar sus estrategias de negocio.
  • “Internet of Things”. También llamado “Internet de las Cosas”, se refiere a la posibilidad de mantener todos los dispositivos tecnológicos conectados entre ellos y a Internet, con la finalidad de agilizar el intercambio y acceso a la información y obtener grandes cantidades de datos útiles para potenciar las ventas. Esta capacidad tecnológica representa para las empresas un reto en su proceso de digitalización, pero además también les ofrece una gran oportunidad de mejora de negocio: la total conexión del ámbito físico con el digital permite a numerosas áreas de la empresa, como las de producción, comunicación, logística, comercial, seguridad e incluso atención al cliente, optimizar su forma de hacer las cosas y ofrecer a sus clientes nuevos servicios y formas de interacción con la empresa.
  • CRM (Customer relationship management). El cliente debe ser siempre el centro de cualquier negocio, y el CRM es una herramienta que ofrece a la empresa (con especial énfasis a los departamentos de ventas) una nueva forma de conocer a su cliente y de interactuar con él. Es un sistema de recolección y gestión de datos que da acceso a información de los clientes en tiempo real para poder ofrecerle un servicio de atención óptimo y comunicaciones personalizadas; y que además ayuda a la empresa a optimizar los procesos de venta.
  • La inteligencia artificial. Actualmente, las máquinas ya no solo sirven para la función original para la que fueron programadas, sino que ahora tienen la habilidad de pensar y aprender estándares a base de experiencia para poder tomar decisiones de forma inteligente. En este sentido, la inteligencia artificial se ha convertido en un pilar base de la transformación digital de cualquier empresa. De hecho, muchas herramientas que se sirven de esta tecnología, como por ejemplo los “chatbots”, se presentan ya como imprescindibles para ofrecer un servicio de atención al cliente adaptado al usuario digital y para mejorar los procesos de negocio.
    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *