Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Los españoles prefieren un puesto fijo antes que ser “gig worker”

Por   /   5 noviembre, 2020  /   Sin Comentarios

A pesar del rápido crecimiento de la «gig economy» durante los últimos años, la realidad es que nada menos que el 85% de los trabajadores españoles prefiere tener un trabajo fijo antes que «ser su propio jefe», ser autónomo o trabajar por proyectos. Así lo recoge el «WorkForce View 2020», estudio elaborado por el proveedor global de soluciones de gestión del capital humano ADP y para el que se ha consultado a más de 11.000 trabajadores en todo el mundo. Detrás de esta elección está el hecho de que los profesionales quieren disponer de horarios estables, mejor salario, cobro de nóminas a tiempo y mayor capacidad para obtener créditos. Trabajo fijo o trabajo por proyectos, de PixabayEso sí, los empleadores prefieren el «gig work» antes que el empleo fijo debido a su flexibilidad, a la capacidad de equilibrar las necesidades personales, familiares y sociales y porque pueden tener un mayor control sobre lo que trabajan.

El informe, que hasta ahora no detecta señales sobre que el impacto de la Covid-19 haya alterado significativamente las actitudes de los empleados o de los empleadores tradicionales sobre su modelo laboral, pone de manifiesto que desde luego no todos los empleados que forman parte de la «gig economy” lo hacen por elección, pero entre para aquellos que sí lo han elegido, su apuesta por el trabajo por proyectos sigue siendo ahora prácticamente la misma que antes de la pandemia (38% frente a 35%).

En cualquier caso, lo cierto es que el optimismo entre los «gig workers» está en la misma línea que el de los trabajadores regulares y ambos sienten la misma seguridad en lo que a nuevas oportunidades de futuro se refiere: el 75% tanto de los unos como de los otros son optimistas sobre su futro laboral para los próximos 12 meses, y un 83% de los primeros y un 84% de los empleados regulares lo son también para los próximos cinco años. Al margen de que un 68% de los «gig workers» cree que tendrán más opciones sobre cómo y dónde trabajar dentro de cinco años, en comparación con solo el 63% de los empleados clásicos que opina lo mismo.

No obstante, la realidad es que los «gig workers» se enfrentan a decisiones complejas en comparación con los trabajadores permanentes. Entre otras, trabajar más horas extras no remuneradas, pues este tipo de empleados trabajan, de media, 8 horas a la semana de forma gratuita, en comparación con las 7 de los empleados tradicionales, además de que un 22% trabaja más de 11 horas extras no remuneradas por semana, frente a un 18% en el caso de los empleados clásicos.

Por otro lado, los «gig workers» también suelen soportar una mayor presión para estar físicamente en el lugar de trabajo: un 57%, frente al 53% de los empleados estables, indica que han sentido obligación de acudir al puesto de trabajo en algún momento durante la pandemia. Además, están más dispuestos a aceptar que los empleadores tengan que implementar recortes o aplazamientos salariales para salvar sus puestos de trabajo debido a la crisis económica provocada por la pandemia (el 29% de los «gig workers» dice que tales medidas no serían aceptables si ello supusiera salvar puestos de trabajo, cosa que igualmente rubrica un 33% de los trabajadores tradicionales). Y finalmente, también tienen más probabilidades de sufrir discriminación en el lugar de trabajo. De hecho, hasta el 39% de ellos afirma sentirse discriminado en el trabajo, en comparación a solo un 32% de sus compañeros fijos que también asegura sufrila.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *