Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Gestionar la propia carrera profesional

Por   /   9 septiembre, 2013  /   Sin Comentarios

José Medina, de Odgers BerndtsonPor José Medina, Presidente de Odgers Berndtson, firma española especializada en búsqueda y selección de personal directivo y en consultoría de dirección (*). 

(*) Resumen de su conferencia “Lead your career”, celebrada el pasado mes de junio en el campus de Madrid de Schiller Internacional University.

Actualmente existen dos tipos de personas: los que dirigen su propia carrera y a los que se la dirigen. Sin embargo, es cada uno mismo quien debe gestionar y no delegar la dirección de su trayectoria profesional; o lo que es lo mismo: debemos ocupar el asiento del conductor y no el del copiloto.

Por otra parte, ante una situación de toma de decisiones, se suele optar por dos opciones. La primera  es la denominada efecto Garfield: “Creo que debería aprender un nuevo deporte; creo que me gustaría desarrollar un nuevo hobby… bueno, mejor seguir aburrido, que es lo más cómodo”. Por su parte, la segunda es la actitud Snoopy: “En contraposición a Garfield, Snoopy es el señor intrépido: toma decisiones y, aunque no sabe cuál es su destino en la vida, es feliz”. Y es que hay que tener en cuenta que el trabajo no debe ser percibido sólo como una forma de ganarse la vida, ya que el trabajo en sí tiene mucha importancia y está relacionado con lo que llamamos felicidad o éxito.

En cualquier caso, en la trayectoria profesional de muchas personas se suceden constantemente cuatro fases relacionadas con el nivel de motivación y satisfacción y que, además, son claramente comparables con las cuatro estaciones del año: compromiso (primavera), consolidación (verano), complacencia (otoño) y decadencia (invierno). Para no entrar en la zona de la desmotivación y no caer en la complacencia y en la decadencia, es preciso reinventarse y cambiar.

Gestiona tu carrera profesionalEn cuanto al “Principio de Peter”, que sostiene que en una jerarquía todo profesional tiende a ascender hasta alcanzar su nivel de incompetencia, hay que enunciar ahora el “Principio de Peter Revisado”. Y es que el momento de estancamiento es el ideal para preguntarse por qué hay que cambiar y no conformarse por miedo al riesgo y a la libertad. De modo que todo profesional que asciende en la empresa, si tiene talento, cambia antes de estancarse y de alcanzar su nivel de incompetencia.

Mientras, los que están en búsqueda de empleo deben tener en cuenta una serie de aspectos en la elaboración y difusión programada del currículum. En ese sentido, debe preparase un currículum para cada puesto, y no mandar el mismo a todas partes, pues el objetivo final es generar una entrevista, al igual que el objetivo último de la entrevista es conseguir el puesto de trabajo. De ahí que, de cara a la misma, haya que tener en cuenta que habitualmente se producen errores comunes que el entrevistado puede controlar, ya que dependen directamente de él, como son acudir a la cita con una actitud agradable y conciliadora, no desatender el aspecto físico y el resto de hábitos personales y prepararse previamente buscando datos sobre la compañía, sobre quién va a ser el entrevistador y cuánto tiempo va a concederte, así como prepararse para formular buenas preguntas.

Imagen cortesía de KROMKRATHOG/ FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *