Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Acuerdos/ Alianzas  >  Artículo actual

Gestión de proyectos complejos

Por   /   8 julio, 2014  /   Sin Comentarios

Gestión de proyectos complejos, de PirámideAutores: Miquel Barceló y Sergi Guillot.
Editorial: Ediciones Pirámide (Colección “Empresa y Gestión”) 2013.

 

La evolución que ha experimentado la realidad (y con ella, la economía) sobre todo en los últimos treinta años, de lo que, sin entrar en otras consideraciones, son significativas muestras la globalización social y de los mercados o la masificación de una tecnología, incluso en los procesos productivos, que innova a ritmo galopante, con cada vez más elementos que condicionan, complica y hace más compleja precisamente esa realidad y esa economía. Y en esa línea, la gestión de las empresas debe tenerlo en cuenta y adaptarse en función del entorno y las nuevas relaciones existentes tanto dentro como fuera de su organización.

Sin embargo, lo cierto es que el management que siguen llevando a cabo la gran mayoría de las compañías no ha evolucionado al mismo ritmo y continúan fundamentándose en lo que pudiéramos llamar el management tradicional, con el peligro que ello implica para la supervivencia del negocio. No tienen en cuenta que, de alguna manera, nos hemos metido de lleno en la “tercera revolución industrial” o, por decirlo de otra manera en la auténtica “era del conocimiento”; y eso precisa cambios e innovación en los modos de hacer negocios.

En ese sentido, Miquel Barceló y Sergi Guillot proponen en este libro un modelo diferente para gestionar los problemas y retos de esa nueva realidad, a la que el modo tradicional de management no brinda respuestas. Ofrecen así en el mismo consejos y soluciones, y sobre todo diseñan lo que debe ser un nuevo enfoque de la gestión empresarial, el cual está basado en lo que denominan “gestión de proyectos complejos” (GPC), cuyo modelo desarrollan a lo largo de las 200 páginas de esta obra.

Antes de nada, definen como proyectos complejos aquellas iniciativas que comportan la creación de nuevas empresas y entidades de carácter innovador; pero también el impulso de iniciativas que implican un número de agentes muy diverso y con intereses no siempre coincidentes (no solo en el tema de administración de las entidades, sino también del proceso que se desarrolla en su concepción y en la adecuada estructuración de los elementos que la componen).

Para los autores, la verdadera clave del éxito de un proyecto radica en el cómo se afronta, más que en si se trata de una idea genial o si se tiene experiencia, o si se ha montado una buena estrategia, etc.); y a ese fin dedican su texto en base a una novedosa metodología para la gestión de negocios.

A partir de aquí, entienden que el éxito de un proyecto complejo no depende solo de algunas decisiones puntuales o de la genialidad de unos pocos, sino de la correcta aproximación a una serie de elementos que resumen en diez principios agrupados en una tecnología que llaman GPC. Esos diez factores claves se reparten en un total de cinco ámbitos, de los que uno es central y clave y alma de todo, el modelo, “que se construye intentando representar la realidad y definiendo los elementos que nos permiten actuar sobre ella según lo que queremos conseguir”.

Los cuatro restantes pivotan en torno a este ámbito decisivo y son: el ámbito de las estrategias, formado por los objetivos, que deben ser siempre claros, concretos y medibles, y la innovación, con un modelo explícito que permita evolucionar como tal, y no esperar únicamente a lo que hagan las partes; el ámbito de los recursos, integrado por los instrumentos con se cuenta y que deben tenerse en cuenta para no definir objetivo más allá de las posibilidades que facilitan los mismos, y el entorno o variables externas con las que nos relacionamos y que es preciso conocer y ser capaces de relacionarnos; el ámbito de la organización, entendiéndola como la nueva organización y más allá del organigrama, y que incluye el equipo humano, clave porque el conocimiento necesario reside en las personas, y por lo tanto es determinante organizarlo, y las alianzas, ya que es fundamental quién participe o contribuya al proyecto; y el ámbito de la gestión, con el “tempo” (ritmo propio al que se debe mover el proyecto, que no coincide necesariamente con el tiempo lineal, sino que tiene su propio reloj interno), el marketing y la comunicación, pues todo proyecto necesita venderse y comunicarse a distintos grupos de interés (clientes, stakeholders…), y la gestión en crisis, porque todos los proyectos entran en algún momento de crisis y es preciso tenerlo previsto.

Lleno de referencias y citas de personalidades que tienen relación con los conceptos aportados, este volumen se dirige sobre todo a personas emprendedoras que están participando en la puesta en marcha de nuevas empresas de cualquier nuevo proyecto innovador en el actual entorno complejo y cambiante, a los que facilita toda una guía para la innovación y el emprendimiento. La nueva metodología de “Gestión de Proyectos Complejos” permite al respecto observar de forma ordenada los elementos fundamentales a tener en cuenta para el correcto desarrollo del proyecto.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *