Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

La geoinformación, soporte para la gestión de los negocios

Por   /   10 octubre, 2013  /   Sin Comentarios

Alejandro Guinea, de GeogramaPor Alejandro Guinea, Socio-Director de Geograma, firma especializada en la captura, suministro, tratamiento y gestión de geoinformación.

En la última década, la cartografía se ha integrado en la vida cotidiana de las personas a través de los smartphones, los GPS o aplicaciones de ocio como Foursquare. La democratización de la geoinformación ha generado millones de consumidores de cartografía en la Red, pero también ha servido para crear puestos de trabajo, generar nuevas oportunidades de negocio, dinamizar la economía de las empresas y ahorrar tiempo y costes a la labor de las administraciones públicas y el sector privado.

La geoinformación aúna los elementos tradicionales y certeros de los mapas con el potencial y el ilimitado alcance de las tecnologías de la información y la comunicación. Esta combinación supone un nacimiento ya consolidado de una disciplina que analiza datos geográficos y territoriales de una zona mediante tecnologías de última generación.

La inteligencia geográfica nos proporciona bases de datos de localización de registros, eventos, mobiliario urbano, cualquier tipo de elemento localizado en calles o carreteras, incluso, contenido comercial segmentado por edad, sexo o clase social. La geoinformación proporciona así estudios y análisis exhaustivos a empresas y administraciones públicas de toda una ciudad, un barrio, una región o, también, tendencias de mercado. Esta disciplina aporta datos muy valiosos que empleados de estratégica, e inteligentemente, pueden incrementar las ventas, optimizar recursos y reducir costes de la estructura organizativa.

La recopilación de datos en forma de geoinformación representa la llave de una serie de puertas que anteriormente eran muy costosas de abrir o, cuando las conseguías traspasar, te conducían a lugares muy difíciles de gestionar de forma exitosa tanto en tiempo como en dinero. Ahora, la implantación de la geoinformación es como aquel puente que te permite acceder de un lugar a otro sin la necesidad de adentrarte en estos emplazamientos previos tan difíciles de trabajar.

En una empresa, la geoinformación tiene dos aplicaciones inmediatas: la gestión de elementos dispersos por el territorio que gestionan las empresas, y la optimización de los procesos de venta.

La gestión de activos de una entidad puede ser más eficiente si se tiene en cuenta la localización de estos. Mediante la geoinformación se pueden evitar duplicidades, facilitar el mantenimiento y optimizar la asignación de recursos. Por ejemplo, es posible localizar zonas comerciales que presentan una ausencia de clientes por la competencia o una oportunidad de negocio por la falta de empresas del mismo sector o actividad. Esta herramienta también identifica elementos demasiado próximos que duplican recursos, es decir, tiendas demasiado próximas, lo que genera un conflicto de intereses comerciales. Y, por último, la geoinformación muestra áreas cubiertas por varios distribuidores, lo que provoca un solapamiento de áreas comerciales de influencia.

Geoinformación, de GeogramaPor otra parte, los procesos de ventas se pueden optimizar mediante el conocimiento del mercado y de los clientes desde una perspectiva geográfica. Por ejemplo, no abriríamos un supermercado en una calle donde hay 3 más, o una franquicia de alta gama en un barrio de renta media-baja. La definición de territorios de ventas o puntos de distribución teniendo en cuenta la localización de los productos, clientes, distribuidores o incluso facturación es un proceso posible con información localizada.

Además, la geoinformación es la base para estudios de mercado en función de la competencia, la forma que integran mutuamente las relaciones y tendencias de los puntos de distribución entre ellos, los clientes potenciales distribuidos por densidad, edad, procedencia etc.

Las administraciones públicas también pueden mejorar sus trabajos de urbanismo, gestionar las emergencias y la seguridad vial y ahorrar costes en energía, limpieza y mantenimiento mediante este tipo de información. Actualmente, diversos ayuntamientos trabajan con la geoinformación con una tecnología pionera denominada “Mobile Mapping”. Su aplicación se basa en el desarrollo de estudios y análisis de sus ciudades y realizar planes de ahorro.

El “Mobile Mapping” escanea y almacena 40.000 puntos urbanos por segundo a través de un vehículo dotado con múltiples sensores de medición, cámaras y escáneres. Esta herramienta posibilita la realización de inventarios urbanos con un ordenador y sin que el técnico tenga que ir a pie de calle a contabilizar el número de farolas o bancos que existen en un barrio. Una optimización máxima de los recursos a la hora del mantenimiento, cuidado y limpieza de los mismos.

Han pasado muchos años y se han elaborado millones de mapas desde los orígenes de la cartografía en el período que los historiadores han llamado como la Edad de Piedra. Por aquel entonces, el punto de referencia era el mar Mediterráneo; a día de hoy, en la era de la globalización y la comunicación, los mapas cuentan con innumerables referencias y sus aplicaciones se han multiplicado. Ahora bien, lo que no ha cambiado de una era a otra es la esencia original de la cartografía: su enorme capacidad por servir de soporte para la toma de decisiones y, a su vez, su gran potencial para orientar a la Humanidad por el camino correcto que nos conduce a nuestro objetivo.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *