Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Los trabajadores serán en 2033 más independientes, infieles, internacionales y emprendedores

Por   /   21 noviembre, 2014  /   Sin Comentarios

Dentro de una veintena de años habrá cambiado radicalmente el mundo laboral y vendrá marcado, en primer lugar, por una transformación tanto en la forma de trabajar como en los tiempos. En concreto, se caracterizará porque tendremos más autoempleo (“freelances”) y contratación a tiempo parcial; el mercado laboral será el mundo; la gente cambiará más de trabajo; trabajar a la vez para varias compañías o empleadores distintos será algo cotidiano; y los profesionales serán más internacionales y emprendedores.

trabajador del futuro, de PixabayDe hecho, según pone de manifiesto el informe “Trabajar en 2033”, elaborado por la multinacional de servicios profesionales PWC, nada menos que un 41,9% de los directores de Recursos Humanos consultados por el mismo consideran que el trabajo mixto, tanto en la oficina como a distancia en horario flexible, será la modalidad laboral que predomine en las compañías españolas en 2033 (solo un 8,1% piensa que ahora ya ocurre así), en detrimento, principalmente, del trabajo fijo en la oficina, que entonces será lo predominante según solo un 5,1% de los consultados, cuando actualmente lo ven como habitual el 54,8%. Mientras, el trabajo en la oficina en horario flexible es una constante hoy para el 23,7% de los directivos preguntados, pero el 25,2% opina que seguirá siendo así dentro de veinte. Por su parte, el trabajo a distancia con horario fijo es hoy la norma según el 4,3% y lo será en 2033 para un 5,6% de los sondeados. Mientras, el trabajo a distancia con horario flexible es la modalidad que predomina hoy según el 3,8% de los consultados, y lo será en el futuro según el 14,5%.

La investigación, que apunta que un 54% de los responsables de Recursos Humanos  espera que aumente significativamente la frecuencia de cambio de empresas por parte de los profesionales del futuro, destaca, por otra parte, que en 2033 seremos menos para trabajar y habrá más inactivos y parados por ocupado que hoy (de 1,05 a 1,17), como consecuencia del envejecimiento de la población. Pero, ¿habrá trabajo para todos en 2033?  La respuesta es sí y no, al mismo tiempo, pues el estudio estima que,  entre 2013 y 2033, la demanda de mano de obra en España crecerá un 22% y la tasa de paro caerá hasta el 6,7%, es decir, a niveles similares a los que, en la actualidad, tienen países como Luxemburgo, Holanda o Dinamarca. Sin embargo, esta demanda de trabajo se centrará en aquellos profesionales con una cualificación media y alta, colectivos que llegarán entonces al pleno empleo (paro del 3,5% y 1,0%, respectivamente), mientras que los profesionales de menor cualificación serán los que tengan mayores dificultades para encontrar trabajo: en 2033, la demanda de este tipo de trabajadores caerá un 13% y su tasa de paro será del 18,8%.

Y en lo que respecta a los sectores de actividad, en España, al igual que en el resto del mundo, los sectores de turismo y ocio, tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y el medio ambiente serán los que aglutinarán la demanda de trabajadores. Así, el empleo en hostelería y restauración crecerá un 70% en los próximos veinte años, el relacionado con la gestión de agua, residuos y profesiones técnicas lo hará un 44% y los de ocio y TIC, un 34% y un 39%, respectivamente.

El documento estima que, en 2033, el 66% de la población activa estará formada por “millenials” (nacidos entre 1984 y el año 2000) y “post millenials”, y sus preferencias a la hora de elegir una empresa vendrán marcadas por las oportunidades de carrera profesional (el 74% de los responsables de recursos humanos apuestan por ello) y de la formación que les ofrezcan (47,7%), por delante incluso de las condiciones económicas (47,7%), a la vez que también darán mucha relevancia al ambiente de trabajo (45%), a la conciliación de la vida personal y laboral (41,7%) y a la posibilidad de desarrollar un trabajo interesante (39,7%). Con menos peso valorarán cuestiones como la estabilidad laboral (31,8%), la flexibilidad de horarios (18,5%), la calidad del producto o servicio ofrecido por la compañía (16,6%), la posibilidad de trabajar en remoto (16,6%), la preocupación por el medio ambiente y la RSC (15,2%) o el prestigio de la marca (13,5%).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *