Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Comercio  >  Artículo actual

El fraude con tarjetas cae a su mínimo histórico en España

Por   /   13 junio, 2013  /   Sin Comentarios

Al contrario de lo que ha sucedido en la mayoría de países europeos, en España se redujo durante 2012 el fraude cometido con tarjetas, pues en dicho ejercicio el mismo se limitó a 96,2 millones de euros, lo que implica un 9,8% menos que en 2011 y hasta un 45% por debajo si se toma como referencia 2006.

Lo cierto es que, según datos recogidos del “Euromonitor International”, el fraude con tarjetas de crédito creció globalmente en el continente europeo en 2012 hasta alcanzar los 1.500 millones de euros, un 6% más que en 2011. En ese sentido, por primera vez, Francia lidera las pérdidas por fraude en Europa, copando el 29% de delitos, en tanto que Reino Unido le sigue de cerca, con un 27% del fraude cometido en toda la región, y Rusia aporta otro 24%. Por el contrario, además de en nuestro país, Polonia (-18%), Países Bajos (-3,2%) y Grecia (-8,9%) también vieron recortado su fraude, aunque en los tres sigue estando por encima del existente en 2006.

Según estos datos y el nuevo “Mapa del Fraude en Europa” presentado por el proveedor de tecnología de gestión de decisiones Fico, en España la mayor parte de los fraudes se cometen con falsificaciones de las tarjetas (67%) o bien por robo o pérdida de las mismas (22%). El resto de las posibilidades de fraude (transacciones en las que no se precisa de tarjeta, robo de identidad, robo o pérdida en el lugar de compra) prácticamente no se aprecian. En ese sentido, la falsificación de las tarjetas no ha cambiado su signo en los últimos años; sin embargo, la pérdida o robo de la tarjeta supone ahora una quinta parte respecto a 2006, lo que muestra la importancia de la verificación y la autentificación en el momento de la compra a la hora de evitar el fraude. En cualquier caso, destaca el hecho del escaso fraude cometido en las transacciones en las que la tarjeta no es necesaria físicamente y que se está convirtiendo en uno de los mayores patrones de fraude en Europa (en Alemania, por ejemplo, supone el 60% del fraude total).

En esa línea, los países en los que es más sencillo cometer fraude con las tarjetas de crédito siguen siendo Francia, Grecia y Noruega, aunque destacan casos como el de Alemania, donde el fraude ha crecido un 140% en los últimos años.

Durante 2012 se realizaron en España transacciones con tarjetas de crédito y débito (pagos y extracciones en cajeros) por valor de 223.940 millones de euros, un 1,42% más que en 2011 y un 5,4% más que en 2007. Estas cifras contrastan con las de países como Portugal, donde el valor de las transacciones en 2012 cayó un 2,5%, o Grecia, donde se redujo un 8,3%.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *