Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

Aumenta el fraude empresarial

Por   /   27 marzo, 2017  /   Sin Comentarios

La crisis económica, la baja percepción del riesgo y la poca contundencia de las víctimas a la hora de denunciar parecen estar detrás del aumento que ha experimentado en nuestro país durante 2016 tanto el fraude empresarial, que ha crecido un 6,1%, como el fraude financiero, que ha subido un 16% en relación a 2015. Al menos así lo detecta el “Informe Anual de Fraude Corporativo 2016”, elaborado por Winterman, agencia especializada en sistemas de prevención y detección del fraude empresarial.

El estudio revela en cualquier caso que el 67% de los casos de fraude empresarial investigados (más de 3.400 por la compañía Robo, de Pixabaya lo largo del último año en España) son de carácter interno, es decir, que han sido cometidos por personal de la misma empresa o por empresas proveedoras y/o subcontratadas.

En ese fraude interno, la tipología de fraude que más ha aumentado (casi un 60% con respecto a 2015) es la relacionada con la fuga de información de carácter confidencial, destacando al respecto el hecho de cerca del 80% de este tipo de fraudes es cometido por personal con acceso autorizado a los datos. Y al margen de esto, otro dato también muy significativo en el estudio es el referido al absentismo fraudulento, hasta el punto de que aproximadamente el 30% de las bajas son fingidas o exageradas para no acudir a trabajar, de modo que el absentismo fraudulento representa casi 2.000 millones de euros que deben asumir las empresas españolas.

En cuanto al fraude financiero, el documento de Winterman, que ha analizado 2.350 casos en este sentido, apunta que la mayoría de ellos se reparten entre el blanqueo y la evasión de capitales, los fraudes con tarjetas de crédito y los fraudes en transacciones de comercio electrónico. No obstante, también constata que los fraudes a las compañías aseguradoras se han incrementado un 10,8% en diversas modalidades como: reclamaciones fraudulentas (por siniestros, robos, etc.); fraudes en el momento de contratar la póliza; reclamaciones de accidentes no producidos, e incluso reclamaciones de indemnizaciones por decesos no producidos.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *