Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

Capitalizar el paro montando una franquicia

Por   /   5 julio, 2018  /   Sin Comentarios

Por Asesor Franquicias, consultora especializada en la expansión y desarrollo de franquicias.

 

El Ministerio de Empleo contempla la posibilidad de capitalizar el subsidio de desempleo como fórmula de autoempleo, es decir, ser trabajador autónomo. Y en ese sentido, es posible hacerse franquiciado. La cantidad ingresada, una vez aprobado el proyecto, se haría en un solo pago y se tendría que justificar ante el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), como inversión necesaria para iniciar la actividad, con el límite del 100% del valor de la prestación pendiente.

Lo cierto es que esta fórmula se está utilizando cada vez más para unirse a una red de franquicias. Por eso, si estás pensando en montar una franquicia con ese paro, Franquiciado, de Asesor Franquiciasel proyecto que tendrás presentar para encontrar la franquicia que se adapte a tus circunstancias requiere que sigas algunos pasos y resolver una serie de preguntas para dar con la respuesta. Los mismos son:

1. Autoanálisis. Esta parte es fundamental, ya que tienes que ser lo más realista posible. ¿Sé qué es la franquicia? ¿Conozco cómo funciona? ¿Tengo alguna preferencia de sector por mis conocimientos? ¿Soy suficientemente flexible para adaptarme a una cierta disciplina que me venga impuesta desde fuera? ¿Acepto bien las normas? ¿Me siento cómodo o capaz de actuar cuando soy yo quien tiene que tomar decisiones?

2. Capacidad económica y ámbito de implantación. También debemos determinar nuestra capacidad económica entre recursos propios y financiados; conocer si existen financiaciones o subvenciones a nuestra disposición. Además, tendremos de elegir qué zona de implantación queremos para nuestro negocio y si en esa zona se demanda lo que pretendemos montar y si contamos con local o dependeremos de un alquiler.

3. Análisis de los sectores seleccionados. Debemos preguntarnos si es una actividad que nos gusta, así como si se trata de un producto/servicio contrastado cuyo éxito está probado. Y también si es un producto/servicio en calidad y precio en relación con el resto de la oferta existente y si el negocio se basa en algún producto o equipo que incorpore avances tecnológicos respecto a la competencia existente. Además, si se trata de un producto que está de moda y pueda pensarse que ésta sea pasajera, y desde luego si es un producto/servicio estacional cuya demanda se circunscribe a un periodo corto del año.

4. Selección de la franquicia. Si ya sabemos en el sector que queremos buscar, llega el momento de concretar, bajándonos a la arena, la franquicia en particular. Y analizar si es una franquicia cuyo modelo se ha testado suficientemente, cuántas unidades propias tiene y cuantas franquiciadas y cuáles han sido los resultados de esas unidades.

5. Registro de la marca. También debemos acudir a los registros pertinentes para saber si el franquiciador es propietario de la marca o cesionario con derecho de cesión a terceros, y si está debidamente registrada y cumple con las formalidades registrales previas en cuanto al Registro de Franquiciadores. Parte de la información es posible recopilarla en web especializadas y en la propia página de información de la franquicia, pero hay datos que no se presentan si no se mantienen reuniones con ellos como una cuenta de inversión inicial adaptada a sus circunstancias y una cuenta de explotación estimada del negocio.

6. Información del franquiciador. El franquiciador también debería proporcionarnos los datos de cuántos franquiciados conforman en la actualidad la red, cuál ha sido el ritmo de crecimiento experimentado por la cadena, cuál es su situación económico-financiera, qué estructura humana da soporte a la red franquiciada y si existe algún esquema de financiación para los franquiciados pactado por el franquiciador con alguna entidad financiera. Es importante igualmente la operativa de suministro de producto/servicio: ¿Es el franquiciador el único suministrador del producto que se comercializa? Y si es así, ¿tiene la necesaria capacidad de abastecimiento a su red? Y, además, ¿existen otros proveedores externos o son proveedores exclusivos?

7. Estudio de las últimas alternativas seleccionadas y del contrato de franquicia a través de los datos obtenidos por parte del franquiciador, reuniones mantenidas y del estudio del estado de la red de franquicias a través de visitas y llamadas a establecimientos franquiciados. Eso sí, la comprensión del contrato de franquicia es fundamental, ya que será el documento jurídico que regule la relación entre ambas partes y debe ser comprendido y aceptado antes de su firma.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *