Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

Tendencias en las formas de pago para este año

Por   /   9 marzo, 2020  /   Sin Comentarios

Por Ingenico ePayments, Compañía especializada en soluciones de pagos electrónicos integrales.

 

Actualmente ya no realizamos pagos como lo hacíamos hace 20 años, y desde luego en los últimos cinco años el comportamiento y las expectativas de los consumidores han cambiado radicalmente la forma en la que realizamos y recibimos los pagos. Hasta hace poco, los compradores aún tenían que pagar cuando se les pedía, pero ahora pueden pagar cuando quieran, donde quieran y cómo quieran. Las transacciones electrónicas, ya sean en el punto de venta u online, cada vez toman más el relevo del dinero físico.

Este cambio de comportamiento, impulsado en gran medida por el cambio de efectivo a no efectivo, ha llevado a nuevos usos y métodos de pago que se crean a un ritmo que nunca habríamos imaginado hace solo un par de años. Y este proceso de cambio no solo no se detendrá, sino que se acelerará ahora al abrigo de las nuevas tecnologías. Así, seguimos viendo cómo poco a poco nuevas tecnologías Tendencias de pago, de Ingenicosiguen transformando este hábito diario que es gastar dinero, y desde luego la irrupción de los móviles ha sido un detonante para esta nueva forma de consumir.

En esa dinámica, pronto veremos nuevas tendencias. Y es que tecnologías como los asistentes de voz, el Internet de las Cosas o las nuevas soluciones biométricas están adquiriendo fuerza y ahora empezamos a ver cómo cristalizan en formas de pago que paulatinamente se irán extendiendo y convirtiendo en algo cotidiano, como ahora lo es pagar con una tarjeta de crédito. Esto, además, contagiará a todos los actores del sector, que tendrán que no perder el tren de la innovación.

Teniendo en cuenta este contexto, las cinco tendencias disruptivas que en concreto transformarán la industria de pagos en este 2020 serán:

  • 1. Comercio social y comercio por voz.

A lo largo de 2020, es probable que el «comercio social» y el «comercio de voz» acaben estando totalmente integrados en nuestra vida, permitiendo que los pagos se puedan realizar con un “chatbot” en redes sociales, o instantáneamente a través de la voz. Así, cada vez será más común ver los «servicios de valor agregado» (VAS) implementados, complementando las transacciones en terminales de pago y ofreciendo “extras” para minoristas y consumidores, incluidas ofertas de fidelización y cupones, que se integrarán perfectamente en las transacciones.

  • 2. Objetos IoT como plataforma única de pago.

La forma en que usamos las cosas está cambiando. Y gracias al Internet de las Cosas, objetos cotidianos como los frigoríficos, los televisores y hasta los automóviles estarán conectados entre sí, lo que puede suponer que en un futuro se puedan realizar pagos utilizando este tipo de aparatos, sin que tenga que intervenir el ordenador o el móvil. De hecho, las posibilidades que brinda el Internet de las Cosas son infinitas cuando sabes cómo integrar un sistema de pago seguro en su implementación en nuestros hogares, productos y necesidades diarias.

  • 3. Tecnologías emergentes al servicio de la seguridad.

Los consumidores son conscientes del uso que se realiza de sus datos, por lo que están extremadamente pendientes acerca de la seguridad y seguirán exigiendo a las nuevas soluciones de pago presentes en el mercado la máxima seguridad. Y es que, en esa exigencia, hace años era habitual que la única medida de seguridad fuese un número PIN, pero es algo que actualmente se queda corto. De modo que los nuevos desarrollos tecnológicos se centran en el uso de autenticación biométrica o la integración de pagos a través del móvil; y en breve no solo veremos que se convierten en algo más cotidiano, sino que se extenderá la adaptación a las “criptomonedas” o al uso de inteligencia artificial y al aprendizaje automático para garantizar los pagos totalmente seguros.

  • 4. Integración total de la venta física y la online.

El pago es el elemento central del comercio y la experiencia del cliente. Y hay que considerar que los consumidores sólo quieren una cosa en lo que respecta a la gestión de los pagos: que éstos no deben suponer ningún esfuerzo y tienen que ser totalmente discretos, aunque sin dejar de estar bajo su control y ser totalmente seguros. Así, en 2020 veremos cómo cada vez más proveedores consiguen fusionar con éxito los sistemas de compra físicos y online, creando la mejor experiencia multicanal, lo que les permitirá convertirse en los líderes del mercado.

  • 5. Influencia de las startups y “fintech”.

Cuando se trata de pagos, la experiencia de uso y los nuevos servicios son factores decisivos. De forma que, para ofrecer las soluciones que los consumidores están demandando y buscar nuevas áreas de crecimiento, la industria de los pagos debe apoyarse en las mejores organizaciones corporativas e institucionales, fondos de capital de riesgo, start-ups y “fintechs”. Y además debe estar dispuesta a hacer pruebas que les permitan encontrar nuevos productos y fórmulas. Eso sí, durante este proceso, hay que trabajar tanto con los consumidores como para los consumidores, de manera que se puedan ofrecer los productos idóneos y conseguir la confianza del cliente.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *