Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Economía/ Finanzas  >  Ayudas/ Ahorros  >  Artículo actual

Falsos mitos sobre inversión y el ahorro a largo plazo

Por   /   24 febrero, 2017  /   Sin Comentarios

Por QuadrigaFunds.es, Firma española de gestores de fondos de inversión.

 

En la actualidad, vivimos en una época en la que impera el horizonte cortoplacista y la inmediatez, donde el “aquí y ahora” parecen ser la tónica general de nuestra sociedad. Sin embargo, hay algunos aspectos tales como la jubilación, los gastos inesperados o la educación de los hijos que necesitan una previsión a largo plazo. Invertir, de PixabaySe debe, pues, cambiar la mentalidad y pensar a largo plazo, y no únicamente en el presente, en el que las necesidades del día a día nos invaden haciendo perder esta perspectiva.

Al respecto, no obstante, lo cierto es que la inversión y el ahorro a largo plazo son una materia en torno a la que giran creencias populares que no son ciertas y que por lo tanto conviene analizar y desmitificar a fin de que no resulten un obstáculo que imposibiliten al pequeño y mediano ahorrador rentabilizar de manera óptima su dinero.

En ese sentido, conviene poner en cuestión sobre todo cinco grandes mitos sobre la inversión y el ahorro a largo plazo:

1. La inversión es solo para ricos. Esta una de las falacias más extendidas, ya que, en la medida de lo posible, todas las personas pueden destinar una partida, por pequeña que sea, al ahorro. Es decir, es cuestión de organizarse y planificar una estrategia de inversión que pueda ser útil para el futuro.

2. No se puede rescatar el dinero en la inversión a largo plazo. Una de las creencias más comunes en cuanto a la inversión a largo plazo es la imposibilidad de rescatar el dinero en el momento que quiera el inversor. En los planes de pensiones convencionales, por lo general, no es posible rescatar de forma anticipada los ahorros, pero los fondos de inversión sí permiten disponer del dinero cuando el inversor quiera, lo que supone una gran ventaja para los ahorradores frente a cualquier imprevisto.

3. No es necesario ahorrar porque tenemos asegurada una pensión de jubilación por parte del Estado. La progresiva reducción durante los últimos tres años del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, popularmente conocida como la “hucha de las pensiones”, abre la posibilidad de tener que reaccionar con medidas de emergencia. Y en esa línea, un criterio óptimo para abordar el futuro económico es diversificar la entrada de ingresos con varios pagadores. Así, una opción es complementar la pensión pública con un plan de inversión privado, que permitirá tener dos fuentes de ingresos (el Estado y el plan privado) para tener más tranquilidad.

4. Es más seguro tener los ahorros en un depósito que invertirlos en un fondo de inversión. La falta de cultura financiera de una gran parte de la sociedad hace que esta opinión siga siendo muy frecuente. Pero la realidad es que tu inversión en un fondo de inversión está siempre protegida. La razón es que, a diferencia de las cuentas y depósitos, los activos en los que invierten no forman parte del balance del banco, sino que se encuentran custodiados aparte, en una entidad depositaria. Además, la normativa de los fondos de inversión impone una serie de límites a la hora de construir la cartera, lo que asegura que las inversiones están diversificadas y, entre otras cosas, no hay una excesiva concentración a un emisor determinado. En el caso del depósito, el inversor está totalmente expuesto a un único emisor, por lo que el riesgo está más concentrado.

5. No puedo hacer nada para que mis ahorros sean más rentables. Es fundamental que el inversor se informe sobre dónde mete su dinero y exija una rentabilidad real a sus ahorros. Las gestoras independientes, que apuestan por la gestión activa, cuentan con gestores vocacionales que se dedican a gestionar exclusivamente los fondos, a diferencia de lo que ocurre con las filiales de bancos o aseguradoras. Sin embargo, el ahorrador debe exigir siempre que sus ahorros crezcan y sean cada vez más rentables.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *