Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

Tributación de las apuestas online

Por   /   20 septiembre, 2017  /   Sin Comentarios

Jesús García Pérez, de Fiscalidad PatrimonialPor Jesús García Pérez, Socio Fundador de Fiscalidad Patrimonial, Compañía especializada en gestión fiscal del patrimonio de particulares y organizaciones.

 

Según un estudio elaborado recientemente por una entidad vinculada al juego online, el número de jugadores por internet creció en nuestro país en 100.000 personas durante 2016, totalizando así 1,38 millones de usuarios, lo que supone un 3,6% de la población de entre 18 y 75 años de España. Mientras, en el caso de los salones de juego, la cantidad de clientes crece en paralelo al número de locales, que en los últimos años ha pasado de los 2.362 registrados en 2013 a los 2.556 en 2015.

En este sentido, hay que tener en cuenta que si un contribuyente español invierte en apuestas deportivas y en partidas de póquer online, deberá de saber que se aplicará la legislación fiscal del país en el que tribute (residencia habitual durante más de 183 días al año), en este caso España, y no del país dónde esté registrada la casa de apuestas. Y así, deberá tributar por los beneficios obtenidos de si se retira la ganancia del banco o se mantiene.

La Ley de Apuestas de 2012 regula la fiscalidad de las casas de apuestas online, pero no la de los jugadores. Y en esa línea, todas las casas de apuestas que quieran tener actividad en España tendrán que adquirir una licencia y acogerse a la legislación española. Normalmente, las casas de apuestas tendrán la obligación de informar sobre las cuentas de sus clientes sólo a la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), pero en caso Apuestas online, de Fiscalidad Patrimonialde que la Agencia Tributaria les solicite esta información, también tendrán que informar sobre las cuentas de los clientes.

Y es que los beneficiados de estas apuestas deberán declarar en Hacienda sus ganancias. Más en concreto, estos premios se declaran en la Renta (IRPF) como ganancias de patrimonio que no derivan de transmisiones y, al igual que las subvenciones y las ayudas no exentas, tributan en la base general. Eso sí, el importe que se pagará en la Renta por incluir estos premios dependerá del resto de ingresos que se tenga, teniendo en cuenta que actualmente los tipos impositivos del IRPF de la base general van desde el 19% al 45%, aunque dependiendo de la comunidad autónoma de residencia el tipo puede ser menor o mayor. En cualquier caso, para el cálculo de la ganancia derivada de las apuestas deportivas online, el contribuyente podrá deducirse, en el año en que se generen como ganancia, las cantidades previamente jugadas por las que no obtuvo premio alguno y que supusieron una merma o pérdida de su patrimonio. Sin embargo, estas pérdidas no podrán superar a las ganancias.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *