Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Vivir/ Ocio  >  Gastronomía/ Restauración  >  Artículo actual

Finca La Estacada, lugar perfecto para una gran escapada

Por   /   9 enero, 2015  /   Sin Comentarios

Entrada La Estacada, de OpenPor Enrique Sancho, director de Open Comunicación, compañía especializada en comunicación y marketing.

 

Vale, ya sé que con ese nombre el pareado era fácil y salía solo. No voy a presumir de poeta. Pero aquí no se trata de rimas ni de ripios, sino de turismo, vinos, gastronomía, bienestar, ocio, lugares con encanto, visitas enriquecedoras… Y eso es La Estacada, un complejo enoturístico situado a un paso de Tarancón y a varios pasos más de Cuenca que está colocado a menos de 100 kilómetros de Madrid.

La Estacada fue una apuesta –arriesgada, todo hay que decirlo– de la familia Cantarero Rodríguez, personalizada en el padre y sus dos hijos, por crear un complejo enoturístico en las proximidades de algunos de sus viñedos, que se extienden por 278 hectáreas en las cercanías de la bodega, una antigua finca de labor de los descendientes de la reina Maria Cristina, viuda de Fernando VII.

Su propósito inicial era demostrar que estas tierras cargadas de horizontes y de silencios, tierras duras y pobres, eran un filón para la viña y el vino. De modo que su ilusión y su filosofía fue decidirse a revelar el perfil de calidad que poseen los vinos que aquí se consiguen sin que haya que pagar un precio más allá de lo razonable.

Restaurante La Estacada, de OpenPero esa idea inicial de hacer buenos vinos a buen precio fue creciendo en la ambición y el coraje de esta familia hasta convertir La Estacada en lo que es hoy: un complejo que une un hotel de 4 estrellas, restaurante con terrazas, bar, bodega con tienda, circuito spa y tratamientos, pista de pádel, gimnasio, salas de reuniones y parking. Un sinfín de experiencias en las que el vino tiene siempre un papel protagonista y que permite disfrutarlo con los cinco sentidos.

Así, las espaciosas habitaciones y suites lo evocan con nombres de diferentes variedades de uva y una decoración acorde a las mismas; el circuito spa, exclusivo en la zona, ofrece, entre otras cosas, los beneficios de la vinoterapia, así como una amplia oferta de tratamientos de salud y belleza; la bodega permite visitas y catas diarias para conocer el origen de sus vinos; el restaurante propone una cocina tradicional e innovadora, pero siempre basada en materias primas de la máxima calidad y, por supuesto, acompañadas por los mejores vinos de la bodega… En definitiva, un auténtico paraíso enoturístico para los que están dispuestos a dejarse seducir por el mundo del vino buscando su momento de relax.

Lo último que los Cantarero Rodríguez (o lo penúltimo, pues con ellos nunca se sabe) han protagonizado en esa apuesta fue la inauguración el pasado mes de octubre de La Voz del Vino (el nombre se veía venir), un atractivo espacio que amplía su oferta de ocio durante los fines de semana. En el mismo, su principal reclamo son los espectáculos en directo, monólogos y bandas de música que ponen el broche perfecto a su ya variada oferta vinculada al mundo del vino. Entre sus propuestas más destacadas están los “viernes de show”, que incluyen estancia de una noche con desayuno, cena, copa y espectáculo por 165 euros para dos personas. En cualquier caso, La Voz del Vino funciona como sala polivalente, albergando también reuniones, incentivos, cócteles y cualquier tipo de evento a medida hasta para 250 personas.

Bodega La Estacada, de OpenLa uva y los vinos

En la amplitud de sus viñedos se recogen uvas de las variedades tempranillo, con una edad media de 25 años, cabernet, syrah y merlot, si bien en los últimos años se ha ampliado la plantación con nuevas variedades como cabernet franc, cariñena, malbecth y petit verdot.

La vendimia se organiza en función de las variedades y viene a durar unos dos meses tras iniciarse a finales de agosto con la recolección de la merlot y acabar a últimos de octubre con la cabernet. De este modo, se asegura el momento óptimo de vendimia. Luego, la uva recolectada pasa a los depósitos de maceración, en los que se produce la fermentación, que viene a durar de 7 a 10 días, y la maceración, es decir, la extracción del contenido polifenólico desde el hollejo al mosto, que tiene una duración de entre 10 y 30 días, según las características de la uva y el tipo de vino que se vaya a elaborar.

La gama de vinos con crianza se descuba directamente en algunas de sus 3.000 barricas, tanto de roble americano como francés. En cualquier caso, los vinos permanecen en barrica el tiempo necesario según el tipo de vino que se quiera elaborar y comercializar, pasando posteriormente a botella, y botellero.

Vinos La Estacada, de OpenEl resultado, aunque varía según el tipo de uva y de vino, son vinos limpios, fluidos y con la intensidad de color adecuada a sus características. En nariz tienen complejidad y poseen todos los aromas correspondientes a cada tipo de vino, bien definidos y estructurados. Y en boca, son vinos redondos, armónicos, untuosos, carnosos y largos. Aquí habría que añadir una cualidad más que no suelen analizar los catadores: en bolsillo, el vino resulta perfecto, con precios que oscilan desde los 2,15 euros a los 18,90 euros del espectacular “Secua”.

Pero como se trata de enriquecer los buenos vinos con una gastronomía adecuada, el restaurante de La Estacada ofrece, de la mano de su chef Roberto, algunos suculentos platos con base en la gastronomía castellano manchega y la cocina de mercado, pero añadiendo tecnología punta y, sobre todo, imaginación, que dan como resultado manjares como el foie marinado en casa con crema de queso de cabra al caramelo y sus mermeladas, los judiones con perdiz, las gachas manchegas con guarnición de setas, tocino, morcilla y chorizo, las manitas de cerdo guisadas con setas sobre crema de queso de cabra trufada, los chipirones rellenos de langostinos con crema de cebolla dulce, el brick de carrillada de ternera guisada al vino tinto La Estacada y, para terminar, por ejemplo, el cremoso de mango y chocolate blanco con helado de yogurt y peta zetas de chocolate. En ese sentido, todos los días se ofrece un menú-degustación, o bien el “menú La Estacada”, con tres entrantes, pescado, carnes, quesos y postre. Con cada uno de ellos se entrega además una invitación para un circuito húmedo en el spa.

Dar gusto al cuerpo

Spa de La Estacada, de OpenY es que la visita al spa complementa el plan. En sus 160 m² de instalaciones dedicadas al relax se puede disfrutar, además de un bien equipado gimnasio, de un circuito hidrolúdico, piscina dinámica, pileta de agua fría, baño turco, sauna, fuente de hielo, duchas dinámicas, pediluvio, sala de relax y cromoterapia, solárium y, también, baños de vino tinto, cava, espumoso, rosado dentro de su bañera capry para parejas, masajes de diferentes duraciones y beneficios, realizados por expertas manos, envolturas y tratamientos faciales y de manos y pies, y con diferentes paquetes en los que proponen combinar varios tratamientos. Y los niños también tienen su momento spa, con horarios específicos de acceso al circuito y masajes de cuentos.

Los que deseen pasar una o varias noches en este centro disponen de un hotel con 25 habitaciones, de las que 22 son dobles, 2 “junior suites”, pequeño espacio como salón y bañera con jacuzzi, y la suite de 50 m², con cama de 2 metros con dosel y jacuzzi para parejas. Habitación La Estacada, de OpenNo obstante, todas las habitaciones están equipadas con los medios necesarios para reuniones de empresa y de trabajo, así como con todos los lujos deseados para pasar un tranquilo fin de semana en familia o en pareja. Y todas cuentan también con una deliciosa decoración, recreando un ambiente ideal para la relajación y descanso. Poseen igualmente climatización individual, baño completo, “amenities” de vinoterapia, televisión y grandes ventanales que invitan a contemplar la belleza del viñedo en cualquier época del año.

Y aunque la tentación de quedarse en el complejo es grande, si se desea salir de él, los alrededores ofrecen varias propuestas tentadoras: paseos a caballo, visitas a Cuenca o al Parque Arqueológico de Segóbriga, la ruta de los Castillos, rutas naturales como la Laguna de el Hito o Los Palancares y turismo activo en Cabrejas o Bunedía.

Lo dicho al principio: el lugar perfecto para una gran escapada…

Finca La Estacada: Ctra. Nal. 400, Km 103. 16400 Tarancón (Cuenca).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *