Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

La economía digital, gran oportunidad para los profesionales financieros

Por   /   31 marzo, 2016  /   Sin Comentarios

Los profesionales financieros ven la creciente ola de digitalización y automatización como la clave para su capacidad de colaborar con la empresa a fin de gestionar el rendimiento. Desde luego, creen que las posibilidades que ofrece la conversión de la información en formatos electrónicos legibles de forma automatizada para generar, capturar y manipular volúmenes de datos exponencialmente mayores sobre cualquier aspecto como personas, equipos, procesos, rendimiento, etc. afectarán a todas las áreas de la empresa, y en ese sentido, consideran que los altos niveles de automatización de los procesos de negocio que permite la tecnología ayudarán a reforzar la posición de la función financiera dentro de la empresa.

En concreto, según revela un estudio global encargado por la multinacional de software de aplicaciones de negocio SAP a la consultora CFO Research, el 72% de los profesionales financieros de todo el mundo estima que, si los procesos financieros estuvieran muy automatizados, la función financiera de su empresa adquiriría aún más importancia en la organización, a la vez que el 71% se implicaría más con las unidades operativas o empresariales y el 69% tendría mucho más tiempo disponible para realizar un trabajo de mayor valor.

La investigación, en la que han participado más de 1.500 profesionales de distintos países del mundo, entre los que se encuentra España, pone de manifiesto que los profesionales españoles también están de acuerdo con esas afirmaciones del conjunto de Financiero digital, de Pixabaylos encuestados en todo el mundo, pues nada menos que el 88% de nuestros financieros opina que la digitalización contribuirá a optimizar el rendimiento y la competitividad, mientras que el 80% entiende que, si se mejorase la velocidad, la flexibilidad y la facilidad de uso de los sistemas de función empresarial, su departamento podría ofrecer más valor a la empresa. Además, un 78% prevé que, para atraer y retener a los mejores talentos dentro de su área, la empresa deberá implantar sistemas de información empresarial basándose en las tecnologías de que dispone o utiliza su personal (smartphones, tablets, etc.).

En cualquier caso, el peso de la tecnología no lo limitan los profesionales consultados a su área financiera, sino que valoran que el éxito de las empresas en el futuro dependerá de que utilicen mejor la tecnología de la que disponen. En este sentido, el 90% de los directivos españoles cree que en los próximos cinco años el éxito de su empresa estará influido cada vez más por la capacidad para utilizar “big data” y analíticas avanzadas de manera activa, a la vez que, para el 88%, el éxito tendrá que ver también con su facultad para convertir los datos en acciones rápidas y decisivas, mientras, para el 86%, penderá asimismo del acceso instantáneo a todos los datos actualizados sobre finanzas y rendimiento, y para el 78%, de cómo se adapten al rápido ritmo de cambio y a una mayor complejidad empresarial. Las cifras varían ligeramente si nos olvidamos de lo que piensan los españoles y tenemos en cuenta la opinión general del millar y medio de consultados en todo el mundo, pues entonces el 85% da prioridad a las posibilidades de su empresa para adaptarse al rápido ritmo de cambio y a una mayor complejidad empresarial; el 77%, al acceso instantáneo a un conjunto de datos financieros y de rendimiento unificado, integral y totalmente actualizado; el 84%, a la conversión de los datos en acciones rápidas y decisivas, y el 75%, al uso efectivo de “big data”.

Pero al margen de constatar que los profesionales financieros vean a la economía digital como una oportunidad de crecimiento para su trabajo, el estudio de SAP también incide en que los mismos entienden que actualmente viven un momento muy interesante que no hará sino mejorar. Así, el 82% de los profesionales encuestados asegura que, a lo largo de su carrera profesional, su trabajo en finanzas ha superado sus expectativas en cuanto a trabajo interesante, relevante y valioso. Además, esperan crecer profesionalmente y ampliar sus responsabilidades: el 86% estima que en los próximos cinco años su trabajo resultará más interesante, relevante y valioso todavía. Por ello, el 57% espera asumir nuevas responsabilidades además de su trabajo actual, en tanto que el 14% espera conseguir un ascenso a un trabajo diferente (solo un 24% espera realizar el mismo trabajo que desempeña en la actualidad y apenas el 4% de los encuestados tiene previsto abandonar la función financiera).

Entre las razones que explican la satisfacción que muestran los ejecutivos financieros con su puesto de trabajo, sin duda se encuentra el hecho de que su influencia sigue aumentando en la empresa: el 89% prevé que crezca la influencia de las finanzas dentro de la empresa y el 75% que asumirá nuevas responsabilidades dentro de su organización. En esa tendencia, las áreas de influencia que esperan añadir a sus responsabilidades son sobre todo TI, según un 35% de los preguntados, Gestión de Riesgos (30%), Recursos Humanos (29%), Fusiones y Adquisiciones (28%) y Aprovisionamiento (27%).

No obstante, hablando de los profesionales españoles que trabajan en el departamento financiero, el estudio revela que son conscientes de las nuevas necesidades de las empresas y de cómo afectan a su trabajo. De hecho, el 82% de ellos espera recibir más presión para reducir los costes financieros, mientras que el 78% considera que su organización demandará más elaboración de informes que incluyan información útil, además de los datos subyacentes, y el 78% que se producirá un aumento de la complejidad y el volumen de los datos, lo que propiciará que resulte más complicado convertirlos en acciones rápidas y decisivas.

Y en lo que atañe a la respuesta que debe dar la función financiera a esas nuevas necesidades de las empresas y a esa situación, el 40% de los encuestados en España piensa que tiene que contribuir en mayor medida a la planificación y al análisis empresarial, a la definición y ejecución de estrategias y a la gestión del rendimiento financiero, mientras que un 36% incide en que debe desarrollar aptitudes en analíticas avanzadas de las que no dispone actualmente.

Frente a todo ello, los participantes en el estudio han realizado una valoración de las características que consideran que debe tener el profesional del futuro, frente a su relevancia en el pasado, y que prioriza ahora sobre todo el: ser colaborativo (el 41% considera que debe ser colaborativo, un rasgo que para el profesional del pasado solo consideraba necesario en un 17%); ser autosuficiente tecnológicamente (un 43% ahora y un 21% en el pasado); tener visión de futuro (un 39% lo afirma así, cuando antes se limitaban a decirlo un 20%) y ser un analizador de información (cuestión decisiva ahora para un 35%, frente a un 18% que lo rubricaba antes).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *