Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

Las filtraciones de datos perjudican la lealtad de los clientes

Por   /   11 diciembre, 2015  /   Sin Comentarios

Nada menos que el 64% de los consumidores de todo el mundo afirman que probablemente no volverían a realizar negocios o compras con una compañía que haya sufrido una filtración de datos en la que se hubiera robado información financiera, en tanto que el 49% comparte la misma opinión para el caso de las filtraciones de datos implicando el robo de información personal.

Robo de información, de PixabayLo cierto es que, según «Broken Trust: ‘Tis the Season to Be Wary» («Traición a la confianza: una época para andar con cuidado»), reciente encuesta global realizada por la multinacional de seguridad digital Gemalto tras preguntar a 5.750 consumidores de Australia, Brasil, Francia, Alemania, Japón, Reino Unido y Estados Unidos, el 31% de los consultados ya se han visto afectados por filtraciones de datos en el pasado, por lo que no es de extrañar su actitud al respecto.

La cuestión es que el impacto emocional de las filtraciones de datos ha generado desconfianza hacia las empresas, e incluso casi una quinta parte de los encuestados (19%) considera que probablemente se convierta en víctima de estos hechos en un período de doce meses a tres años. Y es que un 69% de los encuestados opina que la responsabilidad de proteger y asegurar los datos de los consumidores recae en la compañía, en tanto que solo el 31% piensa que es culpa del consumidor.

Sin embargo, apenas un 25% de todos los encuestados cree que las compañías toman en serio la protección y la seguridad de los datos de los consumidores, mientras que, entre los sondeados que trabajan como empleados, solo 38% estima que su empleador toma en serio la protección y la seguridad de los datos de los empleados, de lo que se deduce que nada menos que el 62% restante entiende que su empresa no lo hace.

Respecto a la culpa de las compañías, el 90% de los consumidores encuestados cree que ciertas aplicaciones y sitios web plantean riesgos significativos en cuanto a la protección y la seguridad de la información personal, al margen de que un 55% entiende que los sitios de redes sociales los exponen a un riesgo mayor y alrededor de 2 de cada 5 encuestados piensan que las aplicaciones o los sitios web con contenido para adultos y archivos “torrent” plantean los riesgos más altos para la seguridad de la información personal. En ese sentido, entre las causas más probables de sufrir filtraciones, los consumidores señalan sobre todo el visitar un sitio web fraudulento (apuntado por el 42% de los mismos), aunque también advierten casi en la misma medida acerca de los ataques de “phishing” (40%) o hacer “clic” en un enlace web fraudulento (37%).

La investigación también pone de manifiesto que un 23% de los encuestados que han sufrido filtraciones de datos han considerado iniciar acciones legales (o lo han hecho) contra la compañía implicada en la exposición de su información personal, en tanto que un 49% de los consultados afirman que iniciarían o considerarían empezar acciones legales contra cualquiera de las partes involucradas en la exposición de su información personal.

Pero lo cierto es que los consumidores no están completamente exentos de responsabilidad, pues, por ejemplo, a pesar de los numerosos riesgos implicados, una mayoría del 54% utiliza la misma contraseña para todas o algunas de sus cuentas en línea, frente a solo un 25% de aquellos que utilizan activamente cuentas en las redes sociales usan autenticación de dos factores para brindar seguridad a todas sus cuentas. Y en ese mismo sentido, el 58% de los encuestados que utilizan servicios de banca móvil/en línea afirman que todos sus bancos utilizan autenticación de dos factores para garantizar la seguridad de sus servicios bancarios por Internet (no obstante, esto no está tan extendido entre los “retailers”). Y de los encuestados que activamente utilizan las cuentas de tiendas online, uno de cada cuatro (25%) indica que todas las aplicaciones o los sitios web de estos e-commerces que utilizan requieren autenticación de dos factores para garantizar la seguridad de las transacciones en línea.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *