Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Artículo actual

Feniss, la apuesta por la fabricación de productos sostenibles

Por   /   11 noviembre, 2015  /   Sin Comentarios

Con el fin de hacer ver cómo la fabricación de productos con fecha de caducidad afecta negativamente al medio ambiente y a las personas, incrementando el empobrecimiento de la mayoría, y por tanto concienciar a la sociedad en general sobre la necesidad de crear un nuevo modelo industrial, productivo y económico donde los productos se fabriquen de forma sostenible y sin obsolescencia programada, acaba de crearse la Fundación Energía e Innovación Sostenible sin Obsolescencia Programada (Feniss).

Lo cierto es que, según algunos estudios, el porcentaje de electrodomésticos que se deben reemplazar en sus cinco primeros años de vida por problemas técnicos se ha duplicado entre 2004 y 2012 y, por otra parte, algo similar ocurre también con otro tipo de aparatos electrónicos, como es el caso de los ordenadores portátiles. Todo ello, afecta gravemente al planeta debido al agotamiento de las materias primas, al fabricar con una corta fecha de caducidad, lo cual contribuye a aumentar las emisiones de CO2 que se emiten a la atmósfera. Y, por otro lado, afecta al modelo económico del crecimiento permanente y sin control, endeudando y arruinando a familias, empresas y hasta países por completo.

Al respecto, Feniss (se ha puesto en marcha gracias a donaciones de particulares y compañías que apoyan un cambio de modelo económico y social basado en sostenibilidad para todos) busca crear, en conjunto con los ciudadanos, un nuevo modelo industrial, económico y social basado en la sostenibilidad, en el respeto por el medio ambiente y por las personas, fundamentado en la economía de bien común. Para ello, entre otras acciones, llevará a cabo la creación del sello “ISSOP” (innovación sostenible sin obsolescencia programada), que podrán incorporar las empresas que cumplan claramente con las condiciones de empresa sostenible en cuanto a productos y relación con sus trabajadores. Eso sí, siempre que cumplan una serie de requisitos como: que los productos sean fabricados con la máxima durabilidad que permita la tecnología (sin obsolescencia programada); que sean reparables, y que además el coste de la reparación no sea superior al coste de comprar uno nuevo; que puedan ser actualizables, pudiéndose incluir las últimas tecnologías sin necesidad de comprar uno nuevo cada poco tiempo; que no incluyan ningún tipo de “firmware” ni software oculto que pueda permitir al fabricante actuar sobre el de forma remota o directamente; que cuenten con una garantía superior a los dos años obligatorios por ley, y que la misma sea una garantía real, sin letra pequeña; y que la filosofía de la empresa esté basada en: la sostenibilidad, el respeto por el medio ambiente, sus trabajadores y clientes, la solidaridad, el reparto de la riqueza y el reciclaje.

Al margen de este sello, la nueva fundación también desarrollará centros de reparaciones de productos, denominados “Espacio sostenible, no tires, aprende y repara”, así como una app mediante la cual el consumidor podrá escanear el código de barras de los productos y conocer la huella de carbono completa, lugar de fabricación, vida útil, coste de reparación aproximado en caso de avería, etc.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *