Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

La conciliación, factor decisivo para la felicidad en el trabajo

Por   /   27 diciembre, 2018  /   Sin Comentarios

Aunque la felicidad de los trabajadores, el llamado “salario emocional”, está adquiriendo una importancia vital a la hora de captar y fidelizar el talento y es la piedra angular de cualquier política de Recursos Humanos hoy en día, especialmente en las grandes empresas, la realidad es que está disminuyendo el porcentaje de trabajadores españoles que se sienten felices en su trabajo, tal y como pone de manifiesto la “VIII Encuesta Adecco sobre Felicidad en el trabajo”.

La misma, para la que se ha consultado a más de 3.500 ocupados en nuestro país, concreta que un 76,1% de los mismos asegura ahora ser feliz en su trabajo (76,6% en 2017, 81,5% en 2015, 78,0% en 2013 y 81,2% en 2011), de manera que se coloca como la más baja de todo el historial de este informe, en tanto que un 23,9% incide en que no es feliz (23,4% en 2017, 18,5% en 2015, 22,0% en 2013 y 18,8% en 2011). Trabajadoras felices, de PixabayEs decir, hay ahora menos que nunca que se sienten felices y más que se ven infelices.

En esa dinámica, y dentro de una práctica igualdad en función del sexo, la investigación revela también que, a mayor formación, también es mayor el porcentaje de españoles que se sienten felices en su trabajo, frente a los encuestados con niveles educativos inferiores. El igualmente, también se detecta que los más jóvenes y los empleados que están en los últimos años de su carrera profesional son los que dicen sentirse más satisfechos con su trabajo, mientras que los situados entre los 35 y 54 años lo son bastante menos.

En lo que respecta al reparto geográfico por nuestro territorio, los castellano-manchegos aparecen como los trabajadores más felices, pues nada menos que el 86,2% de ellos (10 puntos por encima de la media nacional) apuntan que lo son. Después figuran los navarros (85,2%), aragoneses (83,9%), murcianos (82,3%), catalanes (79,4%), extremeños (78,3%) y asturianos (77,3%). Por el contrario, los menores porcentajes de trabajadores felices se encuentran en La Rioja (apenas el 58,3% dice conseguirlo), Castilla y León (67,6%) y Galicia (71,9%), aunque también se sitúan por debajo de la media nacional la Comunidad Valenciana (73,7%), Baleares (74,0%), Andalucía (74,1%), País Vasco (75,0%), Comunidad de Madrid (75,5%), Canarias (75,5%) y Cantabria (76,0%).

Por otro lado, el estudio también detecta que no todos los trabajos ofrecen la misma felicidad a sus trabajadores. De hecho, un 20,4% de los españoles señalan que las personas que desempeñan profesiones con las que se sienten realizados son desde luego más felices, mientras que un 10,7% cree que los empleos dedicadas a ayudar a otras personas (médicos, enfermeros, bomberos, etc.) reportan más felicidad a quienes los ejercen y un 3,9% piensa que basta con que el trabajo sea vocacional para hacerte feliz. También otro 2,2% estima que las profesiones creativas tienen más probabilidades de ser felices y lo mismo cree otro 1,8% de las artísticas y un 1,5% de las relacionadas con niños.

Y en parecida línea, un 34,2% valora que sería más feliz abriendo su propio negocio, pues eso le permitiría organizar mejor su tiempo y se dedicaría a algo que le gustase, aunque también es verdad un 44,4% apunta que emprender o ser autónomo no les reportaría más felicidad debido a las demasiadas obligaciones y responsabilidades que ello acarrea (el restante 21,4% no tiene una respuesta clara al respecto).

Lo cierto es que, en la búsqueda de la felicidad en su empleo, los españoles han variado ligeramente sus necesidades, hasta el punto de que este año, por primera vez desde que se realiza esta encuesta, lo más importante es disfrutar de un buen horario que permita conciliar la vida personal y la profesional. Es una cuestión a la que los consultados dan una puntuación de 8,22 puntos sobre 10, aunque también es cierto que casi a la par (8,21 puntos) aparece el buen ambiente de trabajo. Algo más lejos, como tercer factor determinante, está el contar con un buen jefe (7,98 puntos). Por el contrario, y a pesar de que sigue siendo relevante, pierde preeminencia una cuestión tan decisiva como es el salario, consiguiendo 7,94 puntos. Y algo menos valorados están factores como la realización personal (7,87) y el poder desarrollar las habilidades personales y competencias (7,81). Menos decisivas parecen la adecuación de la formación adquirida al puesto de trabajo (7,66), la cercanía al lugar de trabajo (7,54) y el reconocimiento de colegas y superiores a la labor realizada (7,38), dejando el décimo puesto en necesidades para ser feliz los beneficios sociales, que obtienen 7,23 puntos.

En cualquier caso, por otra parte, la verdad es que más de dos tercios de los preguntados (67,1%) opinan que los trabajadores con mayores salarios no son más felices solo por ello. Incluso un 62,4% de los consultados afirma que estarían dispuestos a sacrificar salario en beneficio de felicidad laboral. Y tampoco un cargo o responsabilidad más altos parecen ser garantía de mayor satisfacción profesional, al menos así lo manifiesta el 79,6% de los españoles consultados. Mientras, hasta un 86,7%de los sondeados estiman que una mayor racionalización de los horarios o la posibilidad de teletrabajar en ocasiones sí aumentarían su felicidad en el trabajo.

No obstante, lo cierto es que hasta el 21,3% de los empleados españoles adelantan que la felicidad laboral tiene que ver básicamente con la motivación que sepan transmitir los jefes a sus empleados, en tanto que otro 15,0% piensa que la misma depende directamente de la empresa como organización, ya que es ella quién debe velar por sus trabajadores, mientras que otro 11,2% cree en cambio que depende únicamente de la actitud del propio trabajador (el resto de consultados opina que lo importante es una combinación de todas las opciones).

En esa dinámica, y de cara a lograr que los trabajadores sean felices, el jefe ideal debe ser sobre todo, según el 23,2% de todos los preguntados, un buen líder que sepa escuchar a sus equipos y tener en cuenta sus opiniones, aunque otro 20,3% destaca la necesidad de que tenga empatía con los trabajadores y sepa ponerse en su lugar. Asimismo, un 17,4% prioriza como fundamental que un líder que sepa organizar sus equipos y gestionar sus tareas y conflictos (es decir, que debe ser un buen gestor) y otro 13,4% que tenga un buen trato con sus trabajadores y una relación basada en el respeto mutuo. Además, también se apuntan cualidades como saber motivar al equipo (valorada por un 9,5% de los entrevistados), el ser carismático (7,6%) o valorar y reconocer el trabajo de los subordinados (3,5%).

La cuestión es que la felicidad en el trabajo no es tema baladí y nada menos que un 57,5% de los empleados entiende que tampoco es una moda pasajera, al margen de que la práctica totalidad de los españoles (98,6%) piensan que los trabajadores que son más felices son también más productivos. A pesar de ello, también buena parte de ellos creen que en pocos años las compañías pondrán el foco en otros valores y se olvidarán de la felicidad de sus empleados.

Pero también es verdad que más de un 90% dicen que tendrían en cuenta a la hora de optar a un puesto de trabajo u otro el hecho de que esa empresa incluya políticas de felicidad profesional entre su paquete de beneficios. Así, un 52,2% asegura que eso sería un aspecto fundamental para optar a ir a una compañía u otra, en tanto que un 39,9% dice que ellos tendrían en cuenta esa cuestión, si bien no sería decisivo (apenas un 7,9% apunta que no daría importancia a la disponibilidad o no de esas medidas). En esa línea, un 77,9% de los empleados están convencidos de que las empresas que apuestan por la felicidad laboral atraen y retienen mejor el talento que las que no lo hacen.

No obstante, lo cierto es que únicamente un 15,2% de los sondeados estiman que las compañías sí están incluyendo en realidad de manera seria medidas relacionadas con la felicidad laboral en sus políticas de Recursos Humanos, mientras que otro 35,5% piensa que sí lo están haciendo, aunque muy tímidamente, y prácticamente la mitad de todos los consultados conviene que las empresas aún no están llevando a cabo suficientes políticas de felicidad laboral en su organización.

Y en ese sentido, entre las medidas más decisivas para influir en la felicidad laboral, nada menos que el 79,9% de los trabajadores señala a las de bienestar y salud, aunque un 70,6% también se refiere a las retributivas. Un 37,6% reconoce asimismo a las de prevención de riesgos laborales, un 26,9% menciona las políticas medioambientales e incluso un 20,7% incluye a las que contemplan voluntariado corporativo.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *