Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Tras el salario, la conciliación segundo factor decisivo al elegir empresa

Por   /   22 mayo, 2018  /   Sin Comentarios

Una vez más, y van cinco años consecutivos, el principal factor considerado por los empleados de España (y también de todo el mundo) a la hora de elegir una compañía en la que trabajar sigue siendo el salario, ya que así es señalado entre los cinco preferentes por el 63% (63% también en 2017 y en 2016 y 62% en 2015) de las más de 7.000 personas consultadas en España entre las 175.000 sondeadas en 26 países por el noveno “Randstad Employer Branding Research 2018”.

La edición de este año constata además la consolidación en segunda posición de las preferencias (a la que ascendió en 2017) de la conciliación o equilibrio entre el trabajo y la vida personal, al ser referida así por un 55% de los empleados de nuestro país Prioridades de trabajo, de Pixabay(el mismo porcentaje que hace un año, pero 10 puntos porcentuales más que lo logrado en 2016, cuando había sido el quinto factor en preferencias).

El informe, elaborado por la firma de servicios profesionales Randstad, muestra que, a continuación, aparecen cuatro factores más que ascienden en consideración respecto al ejercicio pasado. Así, vuelve a repetir tercera plaza un ambiente de trabajo agradable, pero ahora apoyado ya por un 50% de los empleados sondeados, a la vez que vuelve a ser cuarta la seguridad a largo plazo en el trabajo, si bien en este 2018 es valorada ahora por el 48% de los españoles entre los cinco principales, cuando un año antes la había apuntado un 45%, pasando al quinto escalón la flexibilidad (41%, un punto más que un año antes) y al sexto las oportunidades de carrera (39%, tres puntos más que un año antes), por lo que el tratarse de un trabajo estimulante desciende de la quinta a la séptima posición, ya que un factor valorado ahora únicamente por un 36% de los consultados, cuando en 2017 fue apoyado por un 43%.

Tras los ya referidos, un 26% de los entrevistados en nuestro país sitúa también entre los factores más determinantes la buena localización (23% en 2017); un 25%, que ofrezca buena formación; y un 23% (20% el año pasado), que disponga de buena situación financiera y esté saneada. En menor medida se valora el que la empresa se preocupe por lo social y el medio ambiente(19%, que supone dos puntos más ahora), que tenga buena reputación (17%, frente a 14% de la anterior edición), que priorice la gestión de la diversidad e inclusión (14%, tres puntos por encima de 2017), que sea una organización con las últimas tecnologías (14%, dos puntos más que un ejercicio atrás), que ofrezca productos o servicios de calidad (13%, uno más), o que disponga de una gestión fuerte (11%, cuestión que ahora tiene 2 puntos porcentuales más de apoyo que el año anterior).

En cualquier caso, la investigación pone de manifiesto que el salario es claramente el factor más importante en todos los grupos de segmentación, sean por edad o por formación, aunque es cierto igualmente que se detectan también algunas diferencias significativas en determinados colectivos. Así, por ejemplo, los trabajadores con estudios universitarios otorgan mayor importancia a determinados factores “soft”, como ocurre con la flexibilidad laboral, ya que el 43% de ellos afirma que es uno de los cinco atributos más importantes, mientras que para aquellos que disponen de formación básica o secundaria esta cifra desciende hasta el 38%. Y en parecida línea, asimismo es preciso destacar la disparidad acerca de la importancia de la progresión laboral, pues mientras que el 40% de los profesionales con mayor nivel formativo otorgan importancia a las oportunidades de progresión laboral, esto resulta dos puntos menor entre aquellos que han cursado educación secundaria y hasta once por debajo entre quienes disponen solo de educación básica.

No obstante, el estudio también alerta sobre un cierto desajuste entre las demandas de los profesionales y cómo responden las empresas a estas cuestiones. En concreto, los atributos más buscados por los ocupados (salario, conciliación y buen ambiente de trabajo) se encuentran en realidad en las últimas posiciones de los factores que se atribuyen a las empresas, concretamente, en los escalones 8º, 10º y 7º, respectivamente. Y es que los atributos que se asocian a las compañías asentadas en nuestro país y que las mismas ofrecen principalmente son sobre todo, por este orden, salud financiera, uso de las últimas tecnologías y buena reputación empresarial. Eso sí, tanto en cuarta como en quinta posición coinciden ambas partes en seguridad laboral y en progresión de carrera.

Finalmente, en cuanto al sector de actividad más atractiva para los profesionales, el estudio destaca, por encima del resto y, sucesivamente, el electrónico y tecnológico, el aeronáutico, el transporte y el farmacéutico. Entre tanto, algunos de los sectores más conocidos por los profesionales registran un atractivo bajo. Es el caso de retail, banca, telecomunicaciones y, sobre todo, seguros.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *