Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

El número de extranjeros en España cae en medio millón durante la crisis

Por   /   10 febrero, 2016  /   Sin Comentarios

Frente a los 5.288.782 que residían en España en 2008, actualmente la población extranjera que vive en nuestro país se limita a 4.729.644 personas (10% del total de residentes), ya que 539.118 ciudadanos de otras naciones han dejado la nuestra durante los siete años que se asocian con la reciente crisis económica, según revela un reciente estudio de la consultora AIS Group basado en el último Padrón del Instituto Nacional de Estadística.

Extranjeros en España, de PixabayEn el descenso de extranjeros durante el citado período, el colectivo que más se ha reducido es el de inmigrantes de origen americano (681.414 personas de este continente han dejado de estar empadronadas en España, lo que representa un recorte del 38,2%, al pasar los mismos de 1.784.890 a 1.103.478 entre 2008 y 2015). No obstante, también se contabilizan al respecto 120.667 europeos menos, lo que supone un -5,2% de los que había cuando comenzó la crisis.

Lo cierto es que, entre los 4,73 millones de extranjeros residentes actualmente en España (2.409.627 hombres y 2.320.017 mujeres), 2.193.758 (el 46%) proceden de Europa, en tanto que 1.103.476 (23%) se corresponde con personas originarias del continente americano, los provenientes de países africanos suman algo más de un millón (1.043.237), lo que representa un crecimiento del 14,7% con relación a siete años antes, si bien es el colectivo de los asiáticos, aunque solo suma 385.655 residentes en nuestro país (8% del total), el que más ha crecido entre 2008 y 2015 a nivel porcentual (+50%); un crecimiento muy similar al de los llegados de Oceanía, que apenas son 3.518, un 48,3% más ahora que en 2008.

No obstante, particularizando por países, los ciudadanos más numerosos en España son los rumanos y marroquíes (752.268 y 750.883 personas, respectivamente), colocándose a continuación, aunque a bastante distancia, los británicos (283.243) y luego los chinos (191.638), italianos (179.363), ecuatorianos (176.397), colombianos (151.258), búlgaros (142.328), alemanes (130.911) y bolivianos (126.375). Además, aunque ya entre 100.000 y 68.000 personas, hay fuerte presencia asimismo de franceses, portugueses, ucranios, pakistaníes, dominicanos, argentinos, brasileños, peruanos, paraguayos y rusos.

En esa dinámica, los varones continúan siendo mayoría, salvo en el caso de los europeos y los americanos, ya que mientras en 2008 el número de hombres europeos superaba en 138.729 al de mujeres, en 2015 el total de mujeres del Viejo Continente supera al de varones en 18.062. Por su parte, en cuanto a los ciudadanos de origen americano, las mujeres en este periodo siempre han sido más numerosas que los hombres, aunque son precisamente las americanas las únicas cuyo número de residentes en España ha disminuido entre 2008 y 2015: ahora hay 340.537 mujeres menos de países de ese continente que antes de la crisis (35% menos). En cambio, el número de mujeres procedentes del resto de continentes ha aumentado en este periodo, y si bien, en términos absolutos, las que presentan un mayor crecimiento son las africanas, en términos porcentuales, la tasa más alta es para las asiáticas, que en estos años han aumentado su presencia en España en un 71,4%, globalizando ya 166.781.

El reparto a lo largo y ancho en nuestro país de los extranjeros residentes muestra que Cataluña es actualmente la comunidad autónoma con mayor concentración de población inmigrante (1.028.0069), seguida por las regiones de Madrid (811.128), Valencia (700.211), Andalucía (636.205) y, ya bastante más lejos, Canarias (253.107), Murcia (208.355), Islas Baleares (192.518), Castilla-La Mancha (178.088), Aragón (140.183), País Vasco (137.816) y Castilla y León (135.136). Y por debajo de los 100.000 extranjeros recogidos están comunidades autónomas como Galicia (90.641), Navarra (55.893), Asturias (41.340), La Rioja (36.816), Extremadura (34.337), Cantabria (31.708), Melilla (12.944) y Ceuta (5.149).

De esta manera, la Comunidad de Madrid es la que más ciudadanos extranjeros ha perdido respecto a 2008 (unos 200.000), con la Comunidad Valenciana como segunda en pérdidas de empadronados de otras nacionalidades (alrededor de 150.000). Entre tanto, las zonas donde más ha crecido la población extranjera en estos años han sido Castilla La Mancha y País Vasco (entre 20.000 y 25.000, un +15% en cada caso). Sin embargo, a nivel porcentual, Castilla y León es la comunidad que ha registrado una tasa más elevada de disminución de la presencia de población de otros países (-34%) y a continuación Madrid (-19%) y Valencia (-17%).

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *