Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Economía/ Finanzas  >  Consumidores  >  Artículo actual

Madrid y Barcelona mejoran como ciudades menos caras del mundo

Por   /   27 junio, 2019  /   Sin Comentarios

La edición 2019 del “Estudio sobre el coste de la vida” para expatriados, que ahora cumple 25 ediciones, pone de manifiesto que tanto Madrid como Barcelona han descendido de manera significativa durante el último ejercicio en el ranking mundial de ciudades más caras del mundo, que todos los años realiza la consultora Mercer. En concreto, la capital madrileña es ahora la 82 más cara del mundo, cuando hace un año ocupó el puesto 64, en tanto que la ciudad condal ha bajado al 91, frente al 79 en 2018, entre las 209 urbes que clasifica este informe después de analizar más de 500 ciudades de todo el mundo. En cualquier caso, lo cierto es que ambas ciudades españolas siguen peor que en los ejercicios inmediatamente anteriores, pues Madrid fue 111 en 2017, 105 en 2016 y 115 en 2015; y por su parte, Barcelona se posicionaba como 121 en 2017, 110 en 2016 y 124 en 2015.

La investigación, que mide en las urbes analizadas costes comparativos de más de 200 artículos en cada ciudad, incluyendo alojamiento, transporte, alimentos, ropa, artículos para el hogar, ocio, entretenimiento, etc., muestra que, debido sobre todo a los altos costes de los bienes de consumo de los expatriados y al dinámico mercado de la vivienda, ocho de las diez ciudades más caras del mundo para expatriados son ciudades asiáticas. Y es que Hong Kong figura por tercer año consecutivo como la ciudad más cara del mundo para expatriados. Y también, como ya ocurriera el año pasado, la segunda plaza es para la capital japonesa, Tokio, mientras que a la tercera se encarama Singapur (cuarta en 2018) y a la cuarta llega la coreana Seúl (quinta en la edición anterior). Zurich (primera no asiática), por lo tanto, cae a la quinta posición desde la tercera que ocupó en 2018, quedando el sexto lugar para la china Shanghai (séptima un año antes). A continuación figura Ashgabat, del país centroasiático Turkmenistan, que el año anterior no aparecía hasta el puesto 43; Pekín, que asciende un escalón respecto al ejercicio pasado; Nueva York (la otra no asiática en el “top ten”), que se coloca así cuatro lugares más arriba en esta ocasión; y Pago de consumo, de Pixabayla china Shenzhen como décima. Frente a todas ellas, el ranking se cierra con las ciudades menos caras del mundo para los expatriados: Túnez (puesto 209 y último), Tashkent, de Uzbekistan (208) y la paquistaní Karachi (207).

La presente edición, al margen de la citada Zurich, posiciona a Berna (duodécima del mundo) como la segunda urbe europea más cara, a la que escolta Ginebra (décimo tercera). En cualquier caso, el informe de Mercer también detecta que, además de Madrid y Barcelona, son varias las ciudades tanto de la Europa Occidental como de la del Este que bajan posiciones con relación al listado de 2018 (en buena parte debido al debilitamiento de las monedas europeas con relación al dólar). Y es que Milán, que ahora es 45, desciende doce escalones; París es 47, doce más atrás ahora; Oslo, 61, es decir, catorce por debajo del año pasado; Moscú, 27, diez plazas por debajo de un año antes; San Petersburgo, 75, lo que significa veintiséis puestos más abajo que en 2018; Praga, 97, frente al lugar 83 que obtuvo en la edición anterior; Varsovia, 173, cayendo dieciocho posiciones, lo mismo que la ciudad alemana Stuttgart (126); Berlín, 81, diez plazas por debajo de un año antes, las mismas que Dusseldorf, ahora en el escalón 92. Mientras, las ciudades del Reino Unido sufrieron caídas leves, incluyendo Birmingham (135), Belfast (158) y Londres (23), que bajaron siete, seis y cuatro posiciones, respectivamente.

En lo que atañe a Oriente Medio, Tel Aviv (colocada en el puesto 15) sigue siendo la ciudad más cara para los expatriados, seguida por Dubái (vigésimo primera, pues ha subido cinco plazas), Abu Dabi (33 este año, es decir, siete puestos por encima del año anterior) y Riad (35), que asciende diez.

Y por lo que afecta a África, Yamena (undécima, si bien cae tres puestos) sigue siendo la ciudad más cara, pero también se encuentran en la parte alta de la tabla ciudades como Victoria (14), que sube siete posiciones, y Kinshasa (22), que asciende quince. Por el contrario, Libreville (24) cae siete puestos, en tanto que, al bajar una posición, Túnez (209) se clasifica como la ciudad más barata del mundo y desde luego de la región africana.

En cuanto a América, y debido a la fortaleza del dólar frente a otras monedas, las ciudades de Estados Unidos han subido puestos en la lista. En concreto, Nueva York ha ascendido cuatro lugares, siendo ahora novena, resultando la ciudad con la posición más alta de la zona. A su vez, San Francisco (16) y Los Ángeles (18) han remontado doce y diecisiete puestos, respectivamente, desde el año pasado, mientras que Chicago (37) ha escalado catorce posiciones, las mismas que Washington, que este año está en la plaza 42; Miami (44) se alza dieciséis puestos y Boston (49) nada menos que veintiuno más arriba. Frente a todo ello, Portland (107) y Wiston Salem (161), en Carolina del Norte, son las ciudades más baratas de Estados Unidos, pese a que ambas están ahora veintitrés puestos antes en el ranking de carestía.

En lo que se refiere a las ciudades canadienses, la mayoría de ellas se han mantenido estables en el ranking de ciudades caras, pero Vancouver, que cae tres puestos (queda en el 112), es la más cara de la zona, relegando así al segundo puesto a Toronto (115), ya que esta capital ha perdido seis plazas. Calgary (153) y Ottawa (161) prácticamente se mantuvieron igual, pues ambas remontaron solo una posición, en tanto que Montreal (139) ascendía ocho.

En Sudamérica, la urbe uruguaya de Montevideo es en esta edición, con su puesto 70 (cinco más arriba que en 2018), la ciudad más cara de la zona, seguida inmediatamente por la puertorriqueña San Juan (72), que saltó veintitrés posiciones adelante. Y otras ciudades de América del Sur que escalaron bastantes puestos en la lista de las ciudades más caras para expatriados fueron Ciudad de Panamá (93 tras subir veintiuna posiciones), San José (131, al haber remontada diez lugares) y La Habana (133, pues está ahora veintidós escalones por encima). Por el contrario, las ciudades que cayeron en el ranking, a pesar de los aumentos de precio en bienes y servicios y costes de alojamiento, se encuentran sobre todo en Brasil y Argentina. En concreto, São Paolo (86) ha descendido veintiocho posiciones, a la vez que Río de Janeiro (121) ha caído veintidós puestos y Buenos Aires (133) ha bajado nada menos que cincuenta y siete posiciones. Por el contrario, Managua (200) es la ciudad más barata de Sudamérica, repitiendo la misma plaza que un año antes.

En la zona de Asia-Pacífico, que como se ha dicho al principio acoge a 8 de las 10 ciudades más caras del mundo, Hong Kong es desde luego también la ciudad más costosa del área, un centro financiero al que siguen en encarecimiento en esta región mundial, como hemos señalado, Tokio (2), Singapur (3), Seúl (4), Shanghái (6) y Ashgabat (7). En esta misma región, Bombay (55) es, pese a bajar doce puestos, la ciudad más cara de India, a la que siguen Nueva Delhi (118), que sube quince escalones, y Chennai (154), que asciende diez, siendo, por el contrario, Calcuta (189) y Bangalore (179) las más económicas en la zona. Y por lo que afecta a otras partes de Asia, es preciso reseñar que Bangkok (40) asciende ahora doce puestos, en tanto que Kuala Lumpur sube cuatro, para quedar en el 141, Hanoi (112) se encarama veinticinco puestos y Jakarta (105) también trepa doce. Por su lado, Bishkek (206) y Tashkent (208) siguen siendo las ciudades menos caras de la región para los expatriados.

Por último, en lo que toca a las ciudades australianas, en general han seguido experimentando descensos, debido fundamentalmente a la depreciación de la moneda local frente al dólar estadounidense. No obstante, y pese a caer veintiún escalones, pues ahora está en el 50 del ranking general, Sídney sigue siendo la ciudad más cara de la región. Le sigue Melbourne, que cae otros veintiún lugares, hasta ocupar la posición 79, a la vez que Perth, que baja veintiséis plazas, se sitúa en el 87.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *