Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Reducción de costes y mejora de resultados en movilidad

Por   /   19 marzo, 2018  /   Sin Comentarios

Por Employee Mobility Solutions (EMS), Multinacional proveedora de servicios de movilidad internacional para empresas y profesionales.

 

Con el inicio del año, las empresas reajustan sus planes de gastos para mejorar resultados en el ejercicio. Y en ese sentido, cada vez más, las organizaciones buscan ahorrar costes en los procesos de traslado de sus empleados al extranjero: tanto con la readaptación de estrategias de ubicación de destinos e identificación de posibles beneficios económicos y sociales, como con medidas innovadoras para reducir costes sin comprometer el nivel ni la calidad del servicio, ni tampoco la experiencia de movilidad del empleado. De hecho, son muchas las empresas están redefiniendo sus estrategias de negocio dedicando una mayor atención a ciertas áreas de movilidad global para mejorar su rendimiento.

En ese sentido, hay que tener en cuenta que la política de expatriación de las organizaciones debe considerar distintas variables o palancas para ajustar los costes del proceso en cada caso, en lugar de generalizarse o implantarse de forma homogénea la misma estrategia en todas las circunstancias, Ejecutivos en extranjero, de Pixabayque pueden ser muy diversas. Algunos traslados requieren menor desembolso que otros dependiendo de diferentes factores.

Así, se pueden aplicar paquetes salariales y de incentivos adaptados a las peculiaridades de cada destino, de acuerdo a las previsibles dificultades de adaptación del trabajador a un entorno concreto. Y también serían modulables las bonificaciones en función de la categoría laboral del empleado desplazado o del tiempo de estancia en el exterior. Por otra parte, el entorno fiscal de la asignación y las condiciones de alojamiento influyen asimismo en el presupuesto dedicado a la movilidad internacional.

Más en concreto, algunas de las variables clave para el ahorro de gastos que conviene revisar en la planificación de movilidad actual serían:

  • 1. El lugar de destino
    Algunas empresas categorizan sus paquetes salariales en función de cada país. Muchas compañías se están expandiendo a mercados en desarrollo en donde la adaptación del empleado es compleja por temas de idioma, cultura e infraestructuras generales y en donde el trabajador requiere mayor apoyo. En relación a ello, una opción de ahorro de costes sería reducir progresivamente los beneficios por reubicación del empleado trasladado cuando el destino apenas difiera en cuanto a forma de vida e infraestructuras del lugar del que procede el expatriado. Se podrían ir reduciendo anualmente los incentivos del 100 %, al 75 %, y al 50 % en el tercer año.
  • 2. Categoría del trabajador desplazado
    Los incentivos a la movilidad también habrían de adaptarse al nivel laboral del empleado (junior, intermedio, senior…).
  • 3. Flexibilidad y distintos tipos de incentivos
    Se pueden plantear distintos paquetes retributivos: paquetes de incentivos limitados, que incluyan por ejemplo asistencia para requerimientos obligatorios y servicios fiscales además de costes extraordinarios, dirigidos especialmente a expatriados de forma permanente; pago de un montante económico único (normalmente, un trimestre de sueldo), además de otros servicios y acceso a herramientas informativas que faciliten la adaptación del empleado en el lugar de destino, como consejos sobre alojamiento, educación, etc.; incentivos reducidos para destinos similares (cuando un empleado es trasladado a un país con características similares al de origen, por ejemplo de España a Portugal, o del Reino Unido a Irlanda, se puede plantear una reducción de las bonificaciones generales para la movilización, dado que se entiende que los posibles problemas iniciales de adaptación serán menores).
  • 4. Servicios fiscales
    Resulta fundamental dotarse de asesores expertos en fiscalidad para determinar previamente la carga de impuestos derivada del proceso de movilidad, y también se pueden plantear estancias menores de las habituales, inferiores al año, para reducir la presión tributaria.
  • 5. Vivienda
    El alojamiento temporal puede llegar a ser uno de los mayores costes de la expatriación. Por ello se recomienda la elaboración de guías informativas para todos los expatriados en donde se incluyan sus responsabilidades y obligaciones con respecto al cuidado de la vivienda entre otras exigencias durante su estancia. Y si varios empleados son enviados paulatinamente a un mismo destino, una opción a tener en cuenta por parte de sus organizaciones para intentar reducir costes sería la de renovar los contratos de arrendamiento con un mismo propietario, que podría reducir en parte el precio del alquiler y por tanto los costes de la empresa.

Finalmente, conviene apuntar que, aunque ciertos reajustes en las estrategias empresariales de movilidad internacional permiten rebajar los costes del proceso, es muy importante que el empleado no se vea perjudicado con ello en su adaptación al nuevo destino, algo prioritario para el desenlace con éxito de los nuevos proyectos en los que embarque a su empresa.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *