Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Errores capitales a la hora de crear una app

Por   /   29 octubre, 2014  /   Sin Comentarios

Por Sergi Hernanz, Director Técnico y Socio Fundador de  InQBarna, Firma española desarrolladora de apps para todo tipo de dispositivos móviles.

 

Hecho. He subido una app. La he desarrollado con todo el cariño y dedicación; pero, ¿por qué no se la baja nadie? Esta es una de las situaciones más comunes con las que se encuentran muchos creadores de aplicaciones móviles.

Futuro de apps, de Free DownloadLa verdad es que con la mera voluntad solo no basta, y es necesario evitar una serie de errores comunes con el fin de conseguir el éxito de la app.

Error capital 1. No es igual que una página web: el dedo es el arma.

Aunque parezca algo obvio, es uno de los errores más frecuentes: pensar que la app funciona igual que un “site”. Del mismo modo, si se tiene una web y se desarrolla la aplicación, hacerlo a imagen y semejanza del portal es un fallo. Hay que tener en cuenta que el usuario no está ante una gran pantalla, sino que está delante de un móvil, con su dedo como única arma; así que haz el favor de ponérselo fácil o, de lo contrario, huirá despavorido.

Error capital 2. Registrarse antes de saber qué ofrece.

Forzar a que el usuario se registre antes de saber qué ofrece tu aplicación es otro de los errores básicos. Obviamente, uno de los principales objetivos es conseguir cuantos más registros mejor, pero obligar a que se registren antes de mostrar los puntos fuertes de la app es la mejor manera de espantarlos. Por este motivo, la regla de oro es «Prohibido Obligar», y menos sin que el usuario sepa qué es lo que ofrece la aplicación. Es primordial desarrollar desde el punto de vista de lo que hace el usuario, y no de lo que nosotros queremos que haga ese usuario.

Error capital 3. Formularios: rellena, rellena.

Mucho cuidado con obligar a los usuarios a rellenar pergaminos llenos de preguntas. Cansa; y mucho. Y terminas por abandonar la aplicación. La mayoría de los errores cometidos, tal y como se ha destacado anteriormente, suelen venir de no ponerse en el lugar del usuario a la hora de diseñar la app. Pero los usuarios no hacen lo que nosotros creemos o queremos que hagan; ellos hacen lo que están acostumbrados a hacer. Siempre. Y buscan algo sencillo y funcional.

Error capital 4. Dejar el marketing y la comunicación a la “divina providencia”.

Otro fallo muy común es ocupar todo el presupuesto en el desarrollo de la app y dejar que la comunicación y el marketing vengan solos. Se dice que el reparto debe ser 50-50, pero si no puedes, optimiza al máximo en uno de los ámbitos, para poder competir de tú a tú en un mercado tan global como el de las tiendas de aplicaciones.

Imagen cortesía de nokhoog_buchach / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *