Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

La presión y el volumen y ritmo de trabajo, motivos del estrés de los empleados

Por   /   1 junio, 2018  /   Sin Comentarios

Dentro de una dinámica en que el 50% de la población activa ocupada en nuestro país afirma sentir estrés en su puesto de trabajo (un 57% de ellos valora como “alto” su nivel de estrés y otro 13% lo considera “muy alto”), el gran volumen y ritmo de trabajo y la presión aparecen como los dos principales culpables de dicho estrés a juicio tanto de las propias empresas como de los trabajadores.

Según detalla el “Informe Anual 2017 Infojobs-ESADE sobre el Estado del Mercado Laboral”, para el que se ha encuestado de manera online durante febrero de 2018 a 3.039 personas activas, además de a 1.062 responsables de recursos humanos en empresas, las nuevas formas de organización, los cortos plazos de entrega, las reestructuraciones que afectan a algunas organizaciones Estrés laboral, de Pixabayy a los propios puestos de trabajo o las relaciones profesionales tienen un impacto directo en las condiciones laborales de los empleados, que pueden afectar directamente a su salud, siendo el estrés laboral una de las principales consecuencias.

En concreto, el 57% de las personas que afirman estar estresadas declaran que el volumen y ritmo de trabajo es la causa más frecuente de estrés laboral, algo que corrobora igualmente un 49% de las propias compañías. No muy lejos, en segundo lugar como motivo más influyente figura la presión, pues así es denunciado por un 44% de los trabajadores estresados y por un 48% de los responsables de la gestión de empleados.

No obstante, hay además otros muchos motivos relevantes que también son culpables de ese estrés. Así, para los trabajadores, lo son: el nivel alto de responsabilidad (problema apuntado por un 28% de los mismos, aunque no aludido para nada por las empresas); las responsabilidades o roles poco claros (afirmado por un 27% de los empleados con estrés y que es algo suscrito también por un 17% de las mismas empresas); la falta de incentivo con la ocupación que se desempeña (causa de estrés para un 23% de los trabajadores y cuestión que también subraya nada menos que un 33% de las organizaciones); la falta de recursos o herramientas (mencionada por un 23% de los empleados involucrados en estrés y por un 12% de los representantes empresariales); la incertidumbre (singularizada por el 21% de los trabajadores y por el 22% de las compañías); un mal ambiente de trabajo (marcado por el 17% de los empleados, pero nada menos que por el 44% de los especialistas en recursos humanos); el superior inmediato (indicado por un 16% de los estresados y por apenas un 7% entre las empresas); la preocupación por el despido, que quita el sueño a un 13% de los integrantes de las plantillas y que es decisivo en el estrés también para un 9% de los responsables de las organizaciones; el depender de equipos que están fuera del alcance del trabajador (culpable para un 12% de éstos y que confirman como importante un 8% de las compañías); o las condiciones ambientales del lugar de trabajo, algo que alude un 10% de los empleados con estrés, pero solo un 3% de los representantes de las empresas en esta encuesta. En cualquier caso, es preciso apuntar que las compañías registran también como uno de los motivos claros del estrés en el trabajo el sufrir “mobbing” o acoso laboral, algo no contemplado como importante en las respuestas de los propios trabajadores pero sí por hasta en un 22% de las empresas.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *