Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Señales para detectar si un equipo de trabajo será eficaz

Por   /   28 mayo, 2020  /   Sin Comentarios

Por Carme Castro, Socia fundadora y directora de Kainova, firma especializada en la gestión y el desarrollo de personas en las organizaciones.

 

¿Tu equipo de trabajo es verdaderamente un equipo? Esta es una de las principales preguntas que la dirección de cualquier empresa u organización debería hacerse cuando quiere medir la fortaleza de su empresa o proyecto. Y más si se tiene en cuenta que esta es una de las competencias indispensables de cualquier profesional. Tiempo de trabajoen equipo, de PixabayDe ahí que, en muchas ofertas de empleo “saber trabajar en equipo” constituye uno de los primeros requisitos que se exigen a los candidatos.

Lo cierto es que trabajar en equipo de forma eficiente requiere de un conjunto de habilidades que se pueden resumir en: saber escuchar activamente, que no es lo mismo que oír; flexibilidad para cambiar de opinión; tolerancia para aceptar otras propuestas, especialmente cuando son diferentes a las propias; velar por el objetivo común, algo más importante que “tener razón”; y creer que el resultado es de la colaboración del equipo, olvidando el protagonismo.

No obstante, y aunque en general todos somos conscientes de la necesidad de trabajar en equipo, a menudo esto no se consigue, poniendo en dificultad la viabilidad de un proyecto, o incluso del mismo negocio.

En cualquier caso, al respecto hay una serie de señales que permiten detectar si nuestro equipo lo es o no, si realmente trabaja como una “piña” o no es más que un conjunto de individualidades sin un objetivo común.

En ese sentido, una de las primeras señales podemos encontrarla en el lenguaje: si las personas del equipo hablan en primera persona, si emplean el “yo”, en lugar del “nosotros”, suele ser un claro indicador de falta de visión compartida y de conjunto, de falta en realidad de equipo.

Otro indicador a tener en cuenta es si aportan problemas, en lugar de soluciones. Si los integrantes del equipo no son capaces de resolver un problema entre ellos, podemos estar ante una falta de comunicación entre los miembros del equipo, además de un problema de personalismo. Y también si entre ellos no se ven como un equipo que colabora y donde todos contribuyen, sino que cada cual tiene su responsabilidad.

La inflexibilidad es asimismo otra señal manifiesta de que un equipo no actúa como tal. “Esta tarea no es mía”, “no estoy de acuerdo”, “no tengo que cambiar”,… son algunos de los ejemplos que ayudan a ilustrarlo. Y ello es un indicador de que no se valoran las aportaciones del equipo y no se vela por el objetivo común (aquí, el colaborador solo mira su parcela y no la visión del conjunto).

No compartir las ideas con el equipo es igualmente otra evidente pista de alerta. Algo que sucede cuando se aportan ideas de forma individual para tener protagonismo, frente a una idea compartida y mejorada con las aportaciones de todos los miembros del equipo.

La falta de iniciativa es también un explícito indicador de que nuestro equipo no hace piña. Así, sus miembros se limitan a realizar sus tareas sin más, y no muestran interés por el resto de las tareas del equipo ni por los objetivos comunes.

Por último, hay que estar alerta con las relaciones entre los compañeros y tener en cuenta que, si no se conocen, difícilmente serán empáticos ni colaborarán entre ellos, dificultando el crear una cohesión y un compromiso conjunto hacia el objetivo del equipo.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *