Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Fuerte reducción del endeudamiento de las empresas españolas durante la crisis

Por   /   19 mayo, 2016  /   Sin Comentarios

A pesar de las dificultades que ello conllevó, y coincidiendo con el período de crisis, lo cierto es que las compañías españolas consiguieron reducir su endeudamiento en más de un 30% durante los últimos siete años, ya que el mismo pasó de los 1.018.000 millones de euros en 2008 a los 676.000 millones de marzo de 2015 (últimos datos contrastados). Es decir, 352.000 millones de euros menos.

En cualquier caso, según pone de manifiesto el estudio “Evolución del Crédito a Empresas por Sectores de Actividad”, realizado por la consultora estratégica y financiera AIS Group, durante 2015 se elevó el endeudamiento Recorte de deuda, de Pixabayde las firmas españolas en 2.000 millones de euros respecto a un año antes, pues en marzo de 2014 se había limitado a 674.000 millones de euros (-5,2%).

De esta manera, el informe constata que las empresas siguen presentando tasas de caída más pronunciadas que el resto del sistema financiero y del crédito a las familias, que registraron una variación del saldo de crédito de -4,5% y 4,4%, respectivamente. Y al analizar el peso del endeudamiento de las empresas en el total de créditos del sistema, se observa que se ha reducido considerablemente su participación, estando incluso por debajo del crédito a familias: antes de la crisis, el crédito a empresas representaba cerca de un 54% del total, pasando a significar solo un 49% en marzo de 2015, mientras ganaba peso en su lugar el crédito a familias, una tendencia que se lleva apreciando en realidad desde mediados de 2014.

Pero volviendo al mundo empresarial, y considerando los grandes sectores de actividad, lo cierto es que las tasas de variación continúan siendo negativas en todos ellos, aunque las caídas más destacables se siguen produciendo en el sector de la construcción, que muestra aún tasas de caída de dos dígitos (18%), en tanto que el resto de sectores, a pesar de situarse en tasas negativas, comienzan a mostrar una disminución en la velocidad de caída. Así, el de la industria manufacturera registra una bajada del -3,3%, mientras que el agropecuario presenta una tasa de descenso levemente inferior al -1%. Por su lado, el sector servicios, pese a haber sido, junto con el de la construcción, uno de los sectores más afectados por las actividades inmobiliarias, comienza a manifestar tasas de caída más moderadas (-4,3%).

Eso sí, si se compara el actual saldo de créditos de los principales sectores de actividad con respecto a los saldos previos a la crisis (en concreto, marzo de 2015 respecto a marzo de 2007), las caídas son más espectaculares. En ese sentido, el sector de la construcción contrajo su crédito un 65,1%, mientras que el sector agropecuario lo hacía en un 24,9%, el de Industria en un 9,7%, siendo las empresas del sector servicios las que menos redujeron la financiación (-6,2%), e incluso, si se elimina el subsector de actividades inmobiliarias, el crédito al sector servicios se habría visto incrementado en un 31% respecto a 2007 (sobre todo por el tirón del subsector turismo, con un rol importante como para amortiguar los efectos contractivos de otros sectores por la crisis).

No obstante, es preciso reseñar que servicios (71% ahora y 68%en 2007) es con mucho el que acapara la mayor parte de los créditos a empresas, aunque la verdad es que la distribución del crédito por sectores es muy similar actualmente a la que se producía meses antes de la crisis. Quizás la única excepción la constituye el fuerte descenso en el sector construcción, que pasa de representar el 15% del total de créditos en 2007 a apenas el 8% en marzo de 2015. Por su parte, industria cuenta con una cartera de créditos que supone ahora el 18% (14% en 2007), mientras que agricultura no ha variado y sigue con el 3% del total.

El estudio “Evolución del Crédito a Empresas por Sectores de Actividad” también examina la morosidad en los créditos a empresas, detectando al respecto que, a marzo de 2015, la misma se situaba en el 17,6%, lo que significa 2 puntos menos que un año antes, en tanto que, en términos de volumen de créditos dudosos, los mismos alcanzan los 119.000 mil millones de euros, lo que significa unos 100.000 millones de euros más que en los niveles previos a la crisis, si bien desde septiembre de 2013 el volumen se está recortando a buen ritmo y lo hace en los cuatro grandes sectores generales.

En esa dinámica, la mayor tasa de morosidad la registra el sector de la construcción (32%), seguido bastante de lejos por el de servicios (17%); aunque el subsector de servicios que más morosidad presenta es el de actividades inmobiliarias, con una tasa de 34,7%. Mientras, tanto el sector de industria como el agropecuario superan por poco en ambos casos el 10% de tasa de morosidad.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *